Batalla de Varsovia (1920)

Batalla de Varsovia
la guerra polaco-soviética
Polish-soviet war 1920 Polish defences near Milosna, August.jpg
Fuerzas polacas en una posición defensiva cercana a Miłosna, a poca distancia de Varsovia.
Fecha 13 de agosto - 25 de agosto de 1920
Lugar Cerca de Varsovia, Polonia
Coordenadas 52°18′00″N 20°49′00″E / 52.3, 52°18′00″N 20°49′00″E / 20.8167
Resultado Victoria polaca decisiva
Beligerantes
Bandera de Polonia Polonia Bandera de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia RSFS de Rusia
Comandantes
Józef Piłsudski
Tadeusz Rozwadowski
Władysław Sikorski
Mijaíl Tujachevski
Iósif Stalin
Semión Budionni
Fuerzas en combate
113 000-123 000 104 000-140 000[2]
Bajas
4500 muertos
22 000 heridos
10 000 desaparecidos[1]
15 000-25 000 muertos, heridos, o desaparecidos
65 000-66 000 capturados
30 000-35 000 internados en Prusia Oriental
[ editar datos en Wikidata]

La Batalla de Varsovia (a veces llamada Milagro en el Vístula; en polaco: Cud nad Wisłą)[3] fue el enfrentamiento decisivo de la guerra polaco-soviética, la cual había empezado en 1918 poco después del fin de la Primera Guerra Mundial y concluyó con el Tratado de Riga en 1921.

La Batalla de Varsovia se desarrolló en 1920 desde el 13 de agosto hasta el 25 del mismo mes. Comenzó cuando las fuerzas del Ejército Rojo, comandadas por Mijaíl Tujachevski, se aproximaron a la capital polaca de Varsovia y a las cercanías de la fortaleza de Modlin. Pese a que en un principio las tropas rusas parecían estar ganando la batalla, realmente estaban cayendo en la trampa preparada por el gobierno polaco. El 16 de agosto, fuerzas polacas dirigidas por Józef Piłsudski contraatacaron desde el sur a los puntos débiles del frente soviético, forzando contra todo pronóstico a las fuerzas rusas a retirarse en forma desorganizada hacia el este y detrás del río Niemen.

Antes de la victoria polaca en el Vístula, tanto los bolcheviques como la mayoría de los expertos extranjeros consideraban que Polonia estaba al borde de la derrota. El contundente e inesperado triunfo polaco dañó seriamente a las fuerzas bolcheviques. En los meses siguientes, varios éxitos más aseguraron la independencia y la frontera oriental de Polonia. Esta victoria polaca supuso un gran freno al avance de los gobiernos comunistas en Europa Central.

Preludio de la batalla

Tras la Primera Guerra Mundial, el choque entre la Rusia Soviética y el recién creado Estado de Polonia parecía inevitable.[6] Esta unión tendría suficiente fuerza para detener cualquier impulso imperialista de Rusia y Alemania en Europa Oriental.

Por su parte, Rusia consideraba a Polonia como una de sus provincias y no como un país independiente, por lo que los bolcheviques, que habían vencido en 1919 en la Guerra civil rusa a los rusos blancos,[9] Los bolcheviques insistían en trasladar la revolución al oeste de Europa, lo que debería hacerse con las bayonetas de los soldados soviéticos siguiendo el camino más corto a Berlín y a París: atravesando Varsovia.

Ambos países entraron en conflicto en Ucrania, donde tanto Polonia como Rusia querían imponer un gobierno amigo y que les favoreciese. Después de sufrir algunos reveses contra Polonia en 1919, la contraofensiva bolchevique consiguió vencer a las tropas de la Ofensiva de Kiev polaca en 1920.[10] Tras expulsar a las tropas polacas de Ucrania, la República Soviética de Rusia procedió a invadir Polonia. La estrategia soviética consistía en un masivo ataque a la capital, Varsovia. Su captura hubiera tenido un enorme efecto propagandístico para los soviéticos, quienes pensaban que así doblegarían la moral polaca y, además, produciría una serie de revoluciones comunistas por toda Europa que dejarían libre el camino para que el Ejército Rojo se uniera a la Revolución Alemana.

Situación del frente polaco-bolchevique en junio de 1920.

Polonia estaba prácticamente sola en la guerra. Francia y el Reino Unido no ayudaron más que con unos pocos hombres;[4]

El 1.er Ejército de Caballería soviético, bajo el mando de Semión Budionni, irrumpió a través de las líneas polacas en junio de 1920. Esto llevó a la caída de todos los frentes polacos en el este. El 4 de julio de 1920, el frente occidental de Mijaíl Tujachevski comenzó el asalto desde el río Berézina en Bielorrusia, obligando a las fuerzas polacas a retirarse. El 19 de julio, el Ejército Rojo tomó la ciudad de Grodno; el 28, alcanzó Białystok; y tres días después fue capturada la fortaleza de Brześć.[15]

Other Languages