Batalla de Tsingtao

Batalla de Tsingtao
I Guerra Mundial
Qingdao-city-map-1912-in-german-from-madrolles-guidebook-to-northern-china.jpg
Mapa alemán de Tsingtao, 1912
Fecha 13 de septiembre a 7 de noviembre de 1914
Lugar Puerto de Tsingtao, Bandera de Taiwán China
Coordenadas 36°04′00″N 120°23′00″E / 36.06666667, 36°04′00″N 120°23′00″E / 120.38333333
Resultado Victoria anglojaponesa
Beligerantes
Bandera de Imperio alemán Imperio alemán
Bandera de Imperio austrohúngaro Imperio austrohúngaro
Bandera de Japón Imperio del Japón
Bandera de Reino Unido Reino Unido
Comandantes
Bandera de Imperio alemán Alfred Mayer-Waldeck Bandera de Japón Sadakichi Kato
Bandera de Japón Mitsuomi Kamio
Bandera de Reino Unido Nathaniel W. Barnardiston
Fuerzas en combate
3,650 soldados y marineros y 750 artilleros navales alemanes
100 policías chinos
324 marineros austro-húngaros
23,000 japoneses
1,500 británicos
Bajas
199 muertos
504 heridos
3,600 prisioneros
1 Crucero protegido
1 Buque torpedero
4 Cañoneros
731 muertos
~1,335 heridos
1 crucero ligero
1 destructor
1 torpedero
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Tsingtao consistió en el asalto aliado al puerto alemán de Tsingtao (actual Qingdao, en la península china de Shandong) en el marco de la Primera Guerra Mundial. El enfrentamiento culminó con la derrota alemana a manos de las fuerzas combinadas de Japón y el Reino Unido. Tsingtao fue la mayor batalla de la I Guerra Mundial librada en el frente de Extremo Oriente- Pacífico y la primera de la Historia en que se enfrentaron los ejércitos de Alemania y Japón.

Situación previa

Desde su unificación en 1871, el Imperio alemán había caído en una espiral de militarismo y expansión territorial que pretendía situar al país entre las mayores potencias mundiales del momento, en pie de igualdad con los imperios británico y francés. Esto incluía el establecimiento de colonias en ultramar y la intervención en los asuntos internos de la debilitada China de los Qing. Tras el asesinato de dos de sus misioneros en 1897, los alemanes obligaron a los chinos a cederles la ciudad de Kiaochow, en la provincia de Shandong, durante un periodo de 99 años, una concesión similar a la que los británicos habían conseguido en los nuevos territorios de Hong Kong o los portugueses en Macao tras el final de la Segunda Guerra del Opio. Desde Kiaochow, los alemanes extendieron rápidamente su influencia al resto de Shandong y construyeron un importante puerto militar en Tsingtao, que se convirtió en la principal base de la Kaiserliche Marine en el Pacífico y el lugar desde donde se dirigían las colonias alemanas menores en Oceanía, como las Marianas recién adquiridas a España en 1899.

La presencia alemana en Shandong fue vista por las otras potencias europeas como una amenaza a sus intereses en China, por lo que comenzron a capturar una serie de localidades portuarias chinas como medio para reducir la influencia alemana sobre la región. Así, los británicos conquistaron Weihaiwei, los rusos Lüshunkou (conocida en Occidente como Port Arthur) y los franceses Kwang-Chou-Wan. Los británicos también establecieron cada vez relaciones más estrechas con los japoneses, la potencia emergente en la zona. El 30 de enero de 1902 se firmó la Alianza anglo-japonesa, que establecía la cooperación militar entre ambos países. Ésta se reforzó aún más tras la victoria japonesa en la guerra contra los rusos de 1905, que expulsó a éstos del mar Amarillo y dio la bienvenida a Japón dentro del club de las grandes potencias.

Tras el estallido de la I Guerra Mundial en agosto de 1914, los británicos solicitaron rápidamente el apoyo japonés, en virtud de los tratados de cooperación entre ambos países. El militarismo se encontraba en auge en el país y el Primer Ministro, Okuma Shigenobu, pensó que podría frenar las aspiraciones de los militares sobre el gobierno japonés si mantenía una estrecha relación con los británicos. Por ello, Japón lanzó el 15 de agosto un ultimátum a Alemania exigiéndole la evacuación inmediata de las aguas sino-japonesas y la entrega de Tsingtao al gobierno japonés. El 23 de agosto expiró el plazo y Japón declaró la guerra a Alemania.

La declaración de guerra llegó en un momento en que Tsingtao no estaba especialmente protegido, pues la escuadra de Maximilian von Spee había dejado el puerto para asegurar las Islas Marianas frente a una posible invasión británica y desde allí (con la excepción del SMS Emden, que había partido hacia el océano Índico), se había dirigido a las costas de Sudamérica, donde destruyó la obsoleta flota de Christopher Cradock en el sur de Chile antes de ser ella misma destruida en un intento por capturar las Islas Malvinas.

Other Languages