Batalla de Teruel

Batalla de Teruel
Frente de Aragón - Guerra Civil Española
Fecha 15 de diciembre de 1937 - 22 de febrero de 1938
Lugar Teruel y alrededores, ( España)
Coordenadas 40°21′N 1°06′O / 40.35, 40°21′N 1°06′O / -1.1
Resultado Victoria sublevada
Cambios territoriales La Bolsa del Alfambra es capturada por las Fuerzas sublevadas
Beligerantes
Flag of Spain (1931 - 1939).svg República Española
Flag of the International Brigades.svg B. Internacionales
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Bando sublevado
Bandera de Alemania Alemania nazi
Comandantes
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Vicente Rojo Lluch
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Hernández Saravia
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Leopoldo Menéndez
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Juan Ibarrola Orueta
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Enrique Fernández de Heredia y Gaztañaga
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Enrique Líster
Flag of Spain (1931 - 1939).svg Valentín González
Flag of the International Brigades.svg General Walter
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Rey d'Harcourt   Rendición

Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Francisco Franco
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Fidel Dávila
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Juan Yagüe
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Antonio Aranda
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg José Enrique Varela
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg José Monasterio
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Carlos Haya  
Fuerzas en combate
Ejército de Levante
• 77.000-100.000 soldados[a]
• 100 tanques
• 400 piezas de artillerías
Fuerzas Aéreas de la República Española
• 120 cazas[1]
• 80 bombarderos
• 100 aviones de ataque y reconocimiento
Guarnición de Teruel
• 4.000 soldados y voluntarios
Ejército del Norte
• 100.000 hombres
• 500 piezas de artillería
Aviación Nacional y
Legión Cóndor
• 140 cazas[1]
• 100 bombarderos
• 110 aviones de reconocimiento y otro tipo
Bajas
• 20.000 muertos
• 14.000 prisioneros
• 35% de los tanques y aviones destruidos.
• 17.000 muertos
• 33.000 heridos
• +3000 prisioneros
• Varios aviones derribados.[1]
[ editar datos en Wikidata]

Se denomina batalla de Teruel al conjunto de operaciones militares que, durante la Guerra Civil Española, tuvieron lugar entre el 15 de diciembre de 1937 y el 22 de febrero de 1938 en la ciudad de Teruel y sus alrededores. El Ejército Popular de la República acumuló un gran número de hombres y equipo en torno a la capital turolense y la cercó del resto del territorio sublevado, aunque la conquista de la ciudad se demoró durante dos semanas más debido a la resistencia ofrecida por la guarnición y las duras condiciones climáticas. Los últimos bastiones franquistas se rindieron a comienzos de enero de 1938 y las tropas republicanas pasaron a la defensiva frente a la cada vez más intensa contraofensiva de los ejércitos franquistas. Las tropas gubernamentales, no obstante, lograron mantener sus posiciones y los franquistas se vieron incapaces de reconquistar la ciudad recientemente perdida.

En el mes de febrero los franquistas desbordaron los flancos republicanos e infligieron a estos una dura derrota en la zona del Alfambra, enfrentamiento que supuso un grave quebranto para el Ejército Popular. Después de esto, el camino estaba abierto y el 22 de febrero la ciudad de Teruel volvía a manos de Franco. Aunque las operaciones constituyeron un grave desgaste para ambos ejércitos, éstas lo fueron especialmente para los republicanos.

Antecedentes

Las operaciones militares de los sublevados durante el año 1937 habían conseguido hacerse con el control del norte de España y varias divisiones se preparaban para un ataque definitivo sobre Madrid. Después de la conquista de Asturias la idea de Franco era atacar la Guadalajara y luego dirigirse a Madrid, básicamente una repetición del plan italiano que había fracasado en marzo. A principios de diciembre de 1937 el Alto Mando franquista planeaba la ofensiva contra el Frente del Centro y llevaba a cabo una gran acumulación de medios en la provincia de Soria. No obstante el proyecto nunca llegó a materializarse porque la inteligencia republicana llegó a descubrir las intenciones del generalísimo. El Estado Mayor Central republicano se adelantó a los franquistas y lanzó su propia ofensiva al decidir conquistar la ciudad de Teruel, a la que se creía una pequeña ciudad que estaba débilmente defendida. Lo cierto es que consideraban que ante un asalto como el que Franco tenía en mente, las tropas republicanas del Ejército del Centro no lograrían resistir.

Que se eligiera Teruel no era casual, pues en lo que iba de guerra ya había sufrido numerosos ataques y la ciudad se hallaba parcialmente rodeada por las tropas republicanas. Al igual que Belchite, Huesca y Zaragoza, la capital turolense había fascinado a los republicanos desde el principio de la guerra. La patente debilidad de las tropas sublevadas en el Frente de Aragón lo había convertido en un objetivo apetecible al Ejército Popular de la República con el objetivo de aliviar la situación en el Frente Norte.

Other Languages