Batalla de Suipacha

Batalla de Suipacha
Guerra de Independencia de la Argentina
Guerra de la Independencia de Bolivia
Suipacha.jpg
La Batalla de Suipacha. Litografía de Nicolás Grondona.
Fecha7 de noviembre de 1810
LugarSuipacha, Bolivia
Coordenadas21°33′56″S 65°36′32″O / 21°33′56″S 65°36′32″O / -65.60888889
ResultadoDecisiva victoria rioplatense
Triunfo temporal de la revolución emancipadora en el Alto Perú.
Beligerantes
Provincias Unidas del Río de la PlataVirreinato del Perú
Comandantes
Antonio González BalcarceJosé de Córdoba y Rojas
Fuerzas en combate
600 hombres y 2 cañones800 hombres y 4 cañones
Bajas
12 heridos y un muerto40 muertos y 150 prisioneros

La batalla de Suipacha fue un enfrentamiento armado librado el 7 de noviembre de 1810, durante la Primera expedición auxiliadora al Alto Perú, que se produjo a 25 km de Tupiza, en la población de Suipacha, a orillas del río Suipacha, entonces intendencia de Potosí —en la actual provincia de Sud Chichas del Departamento de Potosí de Bolivia— y en el que el Ejército Auxiliar del Alto Perú, enviado por la Primera Junta, triunfó por primera vez ante el Ejército Real del Perú, enviado por el Virreinato del Perú.

Antecedentes

Después del desfavorable combate de Cotagaita ocurrido el 27 de octubre de 1810, las fuerzas de vanguardia al mando del mayor general Antonio González Balcarce del Ejército Auxiliar del Alto Perú se vieron obligadas a volver a Tupiza sin ser perseguidas por la vanguardia del Ejército Real del Perú.

El 5 de noviembre las fuerzas realistas comandadas por el coronel José de Córdoba y Rojas, estimadas en 1200 hombres, comenzaron la marcha hacia Tupiza, luego de recibir al general Vicente Nieto con tropas armadas de todos los marinos veteranos, muchos vecinos de la ciudad, los artilleros de Cuzco, fusilería de Oruro y algunos de La Paz,[1]​ entre los cuales estaban los Granaderos Provinciales de La Plata provenientes de Chuquisaca.

Al día siguiente González Balcarce desalojó el pueblo, que fue ocupado rápidamente por el enemigo, y se situó el 6 de noviembre en Nazareno. En este paraje, ubicado sobre el río Suipacha frente a la población de Suipacha, recibió por la noche un refuerzo de 200 hombres provenientes de Jujuy, dos piezas de artillería, municiones y la paga de las tropas.

El coronel José de Córdoba y Rojas había recibido informes falsos sobre la moral combativa de las fuerzas de González Balcarce, convenciéndose de que marchaban descontentos y mal armados y por lo tanto sería relativamente fácil dispersarlos. Tampoco se había enterado de la llegada de refuerzos con municiones y cañones.

Ambas vanguardias tenían fuerzas equivalentes, entre 800 y 1000 soldados. La diferencia en cañones, cuatro para Córdoba y Rojas contra dos de González Balcarce, no era significativa.[2]

Formaban parte del ejército realista de observación los veteranos del Real Borbón y del Cuerpo de Voluntarios del Rey, este al mando del capitán José Fernando de Fontaneda, que habían partido de Buenos Aires en 1809 para reprimir las sublevaciones del Alto Perú y que luego formaron el Batallón Fernando VII.

Other Languages