Batalla de Sparrsätra

Detalle de la tumba de Holmger Knutsson en la iglesia de Skokloster, hoy en el Museo Sueco de Antigüedades Nacionales.
Suecia en el siglo XII, antes de la incorporación de Österland.      Gautas      Suiones      Gotlandeses

La batalla de Sparrsätra (en sueco: Slaget vid Sparrsätra) fue un enfrentamiento militar ocurrido en el año 1247 entre las tropas del rey sueco Erico XI Eriksson, dirigidas por el propio monarca, y las rebeldes, acaudilladas por el pretendiente Holmger Knutsson, en el contexto de la rebelión de los Folkung. El encuentro, que tuvo lugar cerca de Enköping, se saldó con una victoria real.

Aunque la batalla no acabó con la insurrección, muchos estudiosos consideran que la batalla marcó el fin del viejo orden, al perder los suiones de Uppland su condición semiaristocrática y empezar a pagar impuestos.

Antecedentes

Los suiones de Uppland[2]

Los gautas de Västergötland por su parte habían empezado a pagar tributos a la Iglesia en el siglo XII, en una decisión tomada por ellos mismos, mientras que a los suiones no se les pidió opinión.[3]

Las fuentes principales que nos informan de lo que se decidía en la batalla son los Anales de Sigtuna, que relatan que en Sparrsätra en 1247, la comunidad rural de Uppland perdió su libertad y fue dotada con cargas fiscales, que incluían impuestos sobre la producción de cereal y sobre el derecho a poseer un barco:

Communitas rusticorum Uplandiae Sparsaetrum amisit libertatem suam et impositae sunt eis spannmale et skipuista et konera plura.[4]

El arqueólogo Mats G. Larsson observa que no es de extrañar que estos cambios tan fundamentales en la estructura social generaran una resistencia tan feroz. Tomar parte en las expediciones reales era considerada por el pueblo de Uppland una tradición natural y gloriosa desde los tiempos del paganismo. Por el contrario, pagar impuestos al rey correspondía a los pueblos derrotados.[5]

Puede haber otras razones que provocaran la batalla de 1247. La posición de jarl de Suecia había pasado del viejo Ulf Fase a su primo más joven y dinámico Birger Jarl. Por otra parte, Holmger Knutsson había alcanzado la mayoría de edad y era pretendiente al trono al ser hijo del rey anterior a Erico XI, Canuto II Holmgersson. Cuando Ulf Fase murió y Birger asumió su título, podría haber sido en el tiempo en que se acabó con Holmger y sus aliados upplandeses.[6]