Batalla de Sarıkamış

Batalla de Sarikamis
Primera Guerra Mundial
World War I Caucasus Campaign -memory.loc.gov.png
Caballería kurda del Ejército Otomano en el Cáucaso a comienzos de 1915, según una fotografía publicada por el New York Times.
Fecha 29 de diciembre de 19144 de enero de 1915
Lugar Sarikamis (actualmente en Turquía)
Coordenadas 40°20′17″N 42°34′23″E / 40.3381, 40°20′17″N 42°34′23″E / 42.573
Resultado Victoria decisiva rusa
Beligerantes
Flag of Russia.svg Imperio ruso Flag of Turkey.svg Imperio otomano
Comandantes
Illarion Vorontsov-Dashkov
Nikolái Yudénich
İsmail Enver
Fuerzas en combate
100 000 soldados 90 000 soldados
Bajas
35 000 77 000
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Sarikamis (a veces escrito Sarikamish, Sarıkamış en turco) fue la primera y mayor batalla de la Campaña del Cáucaso de la Primera Guerra Mundial, en la que las tropas del Imperio ruso cosecharon una apabullante victoria sobre las tropas del Imperio otomano. Debido al gran número de soldados otomanos que perdieron la vida (en su mayoría congelados durante la retirada, pues la batalla tuvo lugar en pleno invierno), los turcos se refieren a este suceso como Sarıkamış Faciası, el "Desastre de Sarıkamış".

Antecedentes

En el momento de producirse la batalla, las luchas entre los imperios turco y ruso se remontaban casi 300 años atrás. A partir del siglo XVIII los rusos habían expulsado lentamente a los turcos de Ucrania y Crimea y durante el siglo XIX habían proseguido su avance hacia el Cáucaso y los Balcanes, donde habían recabado el apoyo de otras potencias para instalar una serie de nuevas monarquías independientes que los zares pensaban poner bajo su tutela. La última de las guerras entre Constantinopla y San Petersburgo había tenido lugar en 1878 y se había saldado, entre otras cosas, con la anexión rusa de la fortaleza de Kars y el puerto de Batum, al sureste del mar Negro. Los rusos no ocultaban ya sus deseos de poseer algún día la ciudad de Constantinopla (objetivo que consideraban legítimo, pues se tenían por los únicos herederos de Bizancio) y conseguir una salida directa al mar Mediterráneo.

Mientras tanto, el gobierno imperial otomano entró en una grave crisis que se agudizó entre 1912 y 1913 con la pérdida de las últimas posesiones africanas y balcánicas del Imperio. En ese momento se produjo un golpe de Estado que delegó el poder real en un triunvirato de pachás ( İsmail Enver, Ahmed Djemal y Mehmed Talat), con el sultán Mehmed V reducido a una figura simbólica. Los tres pachás (entre los que tenía el liderazgo indiscutido İsmail Enver) trataron de establecer una alianza militar y política con el Imperio alemán, la única potencia europea que en ese momento parecía tener la capacidad y voluntad necesarias para mantener a raya a los rusos y evitar que éstos se abalanzaran sobre lo que quedaba del Imperio Otomano en un futuro próximo.

Así, no es de extrañar que cuando se desencadenó la Primera Guerra Mundial en 1914, los turcos se posicionasen de inmediato junto a los alemanes y declarasen la guerra a los rusos, siempre con la recuperación de Kars y Batum como meta inmediata. El propio İsmail Enver decidió tomar el mando del ejército del Cáucaso y atacar la fortaleza de Kars en pleno invierno, a pesar de las objeciones de su consejero alemán, Otto Liman von Sanders.

Other Languages