Batalla de Rancagua

Batalla de Rancagua
Guerra de Independencia de Chile
Batalla-Rancagua.jpg
Batalla de Rancagua, óleo del pintor italiano Giulio Nanetti.
Fecha 1- 2 de octubre de 1814
Lugar Plaza de armas en Rancagua
Resultado Decisiva victoria realista.
Inicio de la Reconquista española.
Beligerantes
Flag of Chile (1812-1814).svg Patriotas chilenos Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español[1]
Comandantes
Bernardo O'Higgins Mariano Osorio
Fuerzas en combate
Flag of Chile (1812-1814).svg Ejército patriota
Total: ~4.000[3]
En batalla:
1.084[7]
6 cañones
Coronela.png Ejército realista
Total: ~5.000[3]
En batalla:
2.200 efectivos[8]
18 cañones
Bajas
402 muertos
292 heridos
888 prisioneros[9]
111 muertos
113 heridos
[ editar datos en Wikidata]

Se conoce como Batalla o Desastre de Rancagua al último de los enfrentamientos de la llamada Patria Vieja, ocurrido los días 1 y 2 de octubre de 1814 en la ciudad de Rancagua, Chile; un poderoso ejército realista de 5.000 soldados destruyó la resistencia patriota, canceló temporalmente la independencia de Chile y significó el fin de la Patria Vieja, dando inicio a la reconquista española.

La caída de Rancagua marca el fracaso de los primeros proyectos por la Independencia de Chile. El general Bernardo O'Higgins, bajo el mando de José Miguel Carrera, en ese entonces presidente de la Junta Provisional de Gobierno, fue sitiado en la plaza de la ciudad por las tropas realistas, al mando del brigadier Mariano Osorio, logrando resistir durante dos días, hasta que con los pocos hombres de su división que sobrevivieron, pudo romper el cerco y huir a las Provincias Unidas del Río de la Plata. Durante el fragor de la batalla, Bernardo O'Higgins arengó nuevamente a las tropas con la frase que había acuñado meses antes en la batalla de El Roble: O vivir con honor o morir con gloria.

Antecedentes generales

A mediados de 1814 el virrey del Perú, Don José Fernando de Abascal, desconociendo el Tratado de Lircay ordena una nueva expedición militar a Chile, con el fin de reconquistar el país para la corona española. Esa expedición -al mando del General Mariano Osorio- llega a Chile a fines de agosto y, en una reedición del plan del general Gabino Gaínza decide atacar rápida y directamente Santiago de Chile a fin de aplastar las ideas independentistas.

Mientras tanto, las fuerzas chilenas se encontraban disminuidas y divididas. Después de la firma del acuerdo en Lircay, muchos regimientos habían sido desbandados y los milicianos habían retornado a sus hogares.

Aún más, debido al golpe militar de José Miguel Carrera y el cuestionado presbítero Julián Uribe en julio de 1814, el ejército se encontraba dividido entre las fuerzas que seguían a la dictadura militar, bajo el mando de Luis Carrera, hermano de José Miguel, y las que buscaban la restauración del gobierno civil, al mando de Bernardo O'Higgins. El país se encontraba al borde de la guerra civil, dado que los ejércitos se enfrentaban cerca de Santiago, y los primeros golpes ya habían tenido lugar ( Combate de las Tres Acequias).

Cuando los chilenos se dieron cuenta del avance de las tropas monarquista del Virreinato del Perú, las fuerzas de Osorio se encontraban ya a la altura de San Fernando. O'Higgins se sometió al mando de Carrera.

Other Languages