Batalla de Platea

Batalla de Platea
Segunda Guerra Médica
Plain of Plataea, from Mount Cithaeron engraving by William Miller after H W Williams.jpg
Llanura de Platea desde el Monte Citerón (1829). Grabado de H. W. Williams encargado por William Miller.
Fecha 27 de agosto de 479 a. C.
Lugar Platea, Grecia
Coordenadas 38°14′24″N 23°19′05″E / 38.24, 38°14′24″N 23°19′05″E / 23.318
Resultado Victoria decisiva griega
Beligerantes
Liga Panhelénica Standard of Cyrus the Great (Achaemenid Empire).svg  Imperio aqueménida
Comandantes
Pausanias Mardonio
Fuerzas en combate
Estimación de Heródoto:
110 000 hombres[1] Estimación moderna:
40 000[2]
Estimación de Heródoto:
300 000 hombres
Estimaciones modernas:
50 000-120 000[5]
Bajas
+10 000 ( Éforo y Diodoro)
1360 ( Plutarco)
159 (Heródoto)
257 000 ( Heródoto)
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Platea (en griego moderno Μάχη των Πλαταιών/Machē tōn Plataiōn,[6] en persa جنگ پلاته) fue la última batalla terrestre de la Segunda Guerra Médica. Se libró en el 479 a. C. cerca de la ciudad griega de Platea, en Beocia, y en ella se enfrentaron una alianza ( simaquía) de ciudades-estado de la antigua Grecia, la liga panhelénica compuesta por Esparta, Atenas, Corinto y Megara, contra el Imperio persa de Jerjes I.

El año anterior, la fuerza de invasión persa, liderada por su rey en persona, había logrado victorias en las batallas de las Termópilas y Artemisio, y conquistado Tesalia, Beocia y el Ática. Sin embargo, en la posterior batalla de Salamina, la armada aliada griega obtuvo una inesperada victoria e impidió la conquista del Peloponeso. Jerjes se tuvo que retirar con gran parte de su ejército y dejó a su general Mardonio para que acabara con los griegos al año siguiente.

En el verano del 479 a. C. los helenos reunieron un gran ejército y salieron del Peloponeso mientras que los persas, llamados medos por los griegos, se retiraron a Beocia y construyeron un campamento fortificado cerca de Platea. Sin embargo, los helenos rehusaron combatir en los siguientes once días en el terreno favorable para la caballería que rodeaba el asentamiento persa e iniciaron una retirada parcial obligados por la interrupción de sus líneas de suministro, lo que fragmentó su línea de batalla. Los medos interpretaron esto como una retirada total y Mardonio ordenó a sus fuerzas perseguirlos, pero los helenos se detuvieron, plantaron batalla, mataron a Mardonio y derrotaron a la infantería persa.

Una gran parte del ejército aqueménida fue atrapada en su campamento y masacrada. La destrucción de este ejército y la derrota en la batalla de Mícala, que presumiblemente se libró el mismo día, terminó definitivamente con la invasión persa de Grecia. Después de Platea y Mícala los aliados griegos pudieron tomar la iniciativa contra los medos y dar inicio a una nueva fase de las Guerras Médicas. Aunque Platea fue en todos los sentidos una victoria decisiva de los griegos, no parece que se le haya reconocido la misma significación, incluso en su tiempo, que a la victoria ateniense en Maratón o incluso la derrota aliada en las Termópilas.

Contexto histórico

Las ciudades griegas de Atenas y Eretria habían apoyado sin éxito una revuelta en Jonia contra el Imperio persa de Darío I entre el 499 y el 494 a. C. El Imperio persa era todavía relativamente joven y sufría frecuentes levantamientos de los pueblos que había sometido.[13]

El mundo griego durante las Guerras Médicas. Pincha aquí para ver el mapa en mayor tamaño

Darío comenzó a crear un gran ejército con el que pretendía someter a toda Grecia, pero murió antes de que la invasión diera comienzo.[18]

Inicialmente los aliados adoptaron la estrategia de bloquear los accesos terrestres y marítimos al sur de Grecia, al Peloponeso.[23]

Tras la batalla en las Termópilas el ejército persa saqueó e incendió las ciudades de Beocia que no se habían rendido, Platea y Tespias, antes de tomar posesión de la entonces evacuada ciudad de Atenas. Mientras, el ejército aliado preparó la defensa del istmo de Corinto.[26]

Movimientos de los ejércitos persa y griego en los años 480 y 479 a. C.

Después de la derrota de su armada en Salamina, Jerjes se retiró a Asia con el grueso de su ejército. Según Heródoto, lo hizo porque temía que los griegos navegaran al Helesponto y destruyeran los pontones, atrapando así a su ejército en Europa.[26]

Mardonio se movió para romper el punto muerto y trató de ganarse el apoyo de los atenienses y su flota a través de la mediación de Alejandro I de Macedonia, ofreciéndoles paz, autogobierno y expansión territorial.[33]

Other Languages
العربية: معركة بلاتيا
беларуская: Бітва пры Платэях
български: Битка при Платея
brezhoneg: Emgann Plataea
čeština: Bitva u Platají
Esperanto: Batalo de Plateo
Bahasa Indonesia: Pertempuran Plataia
Nederlands: Slag bij Plataeae
norsk bokmål: Slaget ved Plataiai
srpskohrvatski / српскохрватски: Bitka kod Plateje
Simple English: Battle of Plataea
slovenščina: Bitka pri Platajah
српски / srpski: Битка код Платеје
українська: Битва при Платеях