Batalla de Pago Largo

Batalla de Pago Largo
Guerras civiles argentinas
Fecha 31 de marzo de 1839
Lugar Cerca de Curuzú Cuatiá, provincia de Corrientes, Argentina
Resultado Victoria decisiva de los federales
Fin del primer ejército correntino contra Rosas
Beligerantes
Flag of Argentina (1840).svg Confederación Argentina
Black 30x30.png Flag of Entre Rios 1833-1853 with arms.gif Entre Ríos
Contingentes de:
Black 30x30.png Bandera de la Provincia de Santa Fe.svg Santa Fe
Black 30x30.png Flag of Argentina (1840).svg Buenos Aires
Bandera argentina unitaria de guerra.png Unitarios
Black 30x30.png Bandera de la Provincia de Corrientes.svg Corrientes
Comandantes
Pascual Echagüe Genaro Berón de Astrada
Fuerzas en combate
500 infantes, 4.300-4.500 jinetes, 80 artilleros y 2 cañones[1] 500 infantes, 4.500-5.000 jinetes, 60 artilleros y 3 cañones[1]
Bajas
55 muertos y 95 heridos[1] 1.984 muertos y 450 prisioneros[1]
[ editar datos en Wikidata]

La Batalla de Pago Largo fue un enfrentamiento armado ocurrido el 31 de marzo de 1839 entre las tropas del gobernador de Entre Ríos, brigadier Pascual Echagüe, leal al gobernador de Buenos Aires al frente de las relaciones exteriores de Argentina, brigadier Juan Manuel de Rosas, y las del gobernador de Corrientes coronel Genaro Berón de Astrada.

Antecedentes

Berón de Astrada, enfrentado con Rosas por la negativa porteña a permitir la libre navegación de los ríos, medida que perjudicaba el comercio y el desarrollo de la provincia de Corrientes, había llegado a un trato con el presidente uruguayo, brigadier Fructuoso Rivera para declarar la guerra personalmente a Rosas. El mediador del encuentro había sido el unitario Salvador María del Carril. Echagüe, que — al igual que el depuesto gobernador santafesino Domingo Cullen — había prestado en un primer momento apoyo a los conjurados, comunicó el pacto a Rosas y fue destacado por éste para hacer frente al alzamiento correntino. El tratado incluía entre sus cláusulas que Rivera aportaría con 2.000 hombres propios y Berón de Astrada 4.000 correntinos, de estos últimos 1.000 quedarían protegiendo la provincia y el resto marcharía con Rivera en contra de Rosas.[1]

Tras tener noticia de la declaración de guerra, efectuada el 28 de febrero precedente, y luego de haber concentrado sus efectivos a orillas del arroyo Calá, Echagüe avanzó sobre territorio correntino con casi 6.000 hombres (360 infantes y 5.500 jinetes), incluyendo contingentes de milicianos de Santa Fe y Corrientes,[3] y dos cañones, con intención de impedir que las tropas correntinas y las uruguayas llegasen a formar un frente común.

Berón de Astrada había concentrado sus fuerzas en el arroyo Mocoretá. Contaba unos 5.000 hombres aproximadamente (450 soldados de a pie y 4.500 jinetes) y tres piezas de artillería. Sus tropas eran en su mayoría inexpertas, entre 2.500 y 3.000 eran milicianos y sólo 500 veteranos,[4] con el agravante para los correntinos que muchos de ellos se consideraban federales, se encontraban contrariados al verse mandados por jefes y oficiales unitarios, entre ellos el coronel Manuel Olazábal, nombrado jefe de Estado Mayor del ejército.

Other Languages