Batalla de Ocaña

Batalla de Ocaña
Guerra de la Independencia Española, dentro de las Guerras Napoleónicas
300px
Plano de la Batalla de Ocaña
Fecha19 de noviembre de 1809
LugarOcaña, España
Coordenadas39°57′N 3°30′O / 39°57′N 3°30′O / -3.5
ResultadoVictoria francesa
Beligerantes
Flag of France.svg Primer Imperio francésFlag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Reino de España
Comandantes
Flag of France.svg José I de España
Flag of France.svg Jean de Dieu Soult
Flag of France.svg Horace Sébastiani
Flag of France.svg Édouard Mortier
Flag of France.svg Édouard Milhaud
Flag of France.svg François Werlé
Flag of France.svg Jean-Baptiste Girard
Flag of France.svg Charles Victor Woirgard
Flag of France.svg Jean-Joseph Dessolles
Flag of France.svg Honoré Théodore Maxime Gazan de la Peyrière
Flag of France.svg Louis Emmanuel Rey
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Juan Carlos de Aréizaga
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Luis Lacy y Gautier
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Gaspar de Vigodet
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Pedro Agustín Girón
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg José Pascual de Zayas y Chacón
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Manuel Alberto Freire de Andrade y Armijo
Fuerzas en combate
Napier: 24.000 infantes, 5.000 jinetes y 50 cañones[2]Napier: 45.000 infantes, 7.000 jinetes y 60 cañones[3]
Bajas
De Aldama: 2.000 muertos y heridos[4]De Aldama: 1.800 muertos, 2.700 heridos, 17.000 prisioneros y 40 cañones capturados[4]

La batalla de Ocaña fue un enfrentamiento militar de la Guerra de la Independencia Española. Tuvo lugar el 19 de noviembre de 1809 junto al municipio toledano de Ocaña. Enfrentó a un ejército francés de unos 40.000 infantes, 6.000 caballos y numerosa artillería al mando del Mariscal Soult con otro español de unos 51.869 hombres, de los cuales 5.766 eran de caballería, con 55 piezas de artillería al mando del general Aréizaga.

Preparación

Después de la batalla de Talavera, Francisco de Eguía sucedió al general Cuesta en el mando del Ejército de Extremadura. Cumpliendo las órdenes de la Junta Central, Eguía pasó a reunirse con el Ejército de La Mancha, que derrotado en la batalla de Almonacid de Toledo se había instalado en Sierra Morena, sentando a finales de septiembre su Cuartel General en el municipio ciudarrealeño de Daimiel, donde tomó el mando. Situado el ejército inglés de lord Wellington en Portugal, Eguía sólo había dejado en Extremadura unos 12.000 hombres al mando del duque de Alburquerque.

El ejército formado por la Junta Central era el mejor y más fuerte que España había conseguido reunir tras el desastre de Tudela, gracias a los uniformes, las armas y el equipamiento enviados por los aliados británicos. Los efectivos con los que contaba el 3 de octubre eran 51.896 infantes, 5.766 caballos, 35 piezas de artillería y algunas compañías de zapadores.

En cuanto al ejército francés, ya concentrado de nuevo después de su victoria de Almonacid de Toledo, efectuó un movimiento ofensivo en dirección a Daimiel, por Villarrubia de los Ojos con el I Cuerpo al mando del mariscal Víctor, y por Villarta de San Juan a Manzanares con el IV Cuerpo del mariscal Sebastiani, lo que obligó de nuevo al Ejército de La Mancha a volver a su refugio de Sierra Morena. Este hecho disgustó en extremo a la Junta Central, que acariciaba la idea de arrojar al enemigo de Madrid, y el general Eguía fue destituido debido a su irresolución y conducta en extremo prudente, sucediéndole en el cargo el general Juan Carlos de Aréizaga, quien se había dado a conocer recientemente en la batalla de Alcañiz y se encontraba en Lérida, comisionado por el general Blake para preparar la resistencia de la ciudad a los ataques de los franceses de Aragón. Fue nombrado Jefe del ejército del Centro el 22 de octubre de 1809, tomando posesión al día siguiente.

Other Languages