Batalla de Normandía

Batalla de Normandía
Segunda Guerra Mundial
Into the Jaws of Death 23-0455M edit.jpg
En las fauces de la Muerte, fotografía de Robert F. Sargent que muestra a las tropas estadounidenses desembarcando en la playa Omaha el 6 de junio de 1944.
Fecha 6 de junio- 30 de agosto de 1944
Lugar Normandía, Francia
Coordenadas 49°20′00″N 0°34′00″O / 49.333333, 49°20′00″N 0°34′00″O / -0.566667
Resultado Decisiva victoria aliada
Consecuencias Descomposición de la Francia ocupada y la Francia de Vichy y creación de un gobierno provisional
Beligerantes
Aliados occidentales Potencias del Eje
Comandantes
Bandera de Alemania Gerd von Rundstedt
( Comando del Ejército Oeste)
Bandera de Alemania Erwin Rommel
( Grupo de Ejércitos B)
Fuerzas en combate
1 452 000 (25 de julio)[5]
2 052 299 (finales de agosto)[6]
380 000 (23 de julio)[7]
+ 1 000 000 (toda Francia)[8]
2200[9]
Bajas
De 225 606 a 226 386
4101 aviones[10]
~4000 tanques[11]
De 400 000[8]
2127 aviones[13]
~2200 tanques y cañones de asalto[9]

Víctimas civiles:
11 000-19 000 muertos en el bombardeo previo[14]
13 632-19 890 muertos durante la invasión[15]
Total: 25 000-39 000 muertos
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Normandía, llamada en clave Operación Overlord, fue la operación militar efectuada por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial que culminó con la liberación de los territorios de Europa occidental ocupados por la Alemania nazi. La operación dio comienzo el 6 de junio de 1944, más conocido como el Día D, con el desembarco de Normandía; el conjunto de las operaciones navales recibió el nombre clave de Operación Neptuno. Un asalto aerotransportado llevado a cabo por mil doscientas aeronaves precedió al desembarco anfibio, que involucró a cinco mil barcos. El día 6 de junio, ciento sesenta mil soldados cruzaron el canal de la Mancha de Inglaterra a Francia y hacia finales de agosto las tropas aliadas en suelo francés eran más de tres millones.

La decisión de emprender una invasión a través del canal de la Mancha en 1944 se tomó en la Conferencia Trident de Washington D. C., en mayo de 1943. El general estadounidense Dwight D. Eisenhower fue nombrado comandante del Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada (SHAEF) y el general británico Bernard Montgomery comandante del 21.er Grupo de Ejércitos, que aglutinaba todas las fuerzas terrestres que tomarían parte en la invasión. El lugar elegido fue la costa de la región francesa de Normandía, donde se seleccionaron cinco playas a las que se dieron nombres en clave: Utah y Omaha, que serían atacadas por los estadounidenses, Sword y Gold, objetivo de los británicos, y la playa Juno, lugar de desembarco de los canadienses. Los puertos franceses estaban fuertemente defendidos, lo que motivó la creación de dos muelles artificiales, denominados Mulberry, y para superar las dificultades que se esperaban en las playas se emplearon carros de combate especialmente modificados. En los meses previos a la operación, los Aliados llevaron a cabo una elaborada maniobra de distracción militar, la Operación Bodyguard, usando desinformación tanto electrónica como visual. Con ello consiguieron evitar que los alemanes supieran la fecha y localización de los desembarcos. Adolf Hitler había encargado al reputado mariscal de campo Erwin Rommel la supervisión y mejora de una cadena de fortificaciones costeras conocida como el Muro Atlántico, en previsión del ataque enemigo.

Los aliados no fueron capaces de alcanzar los objetivos planeados para el primer día, pero sí aseguraron una precaria cabeza de playa que expandieron con tenacidad en los días siguientes, con la captura del puerto de Cherburgo el 26 de junio y de la ciudad de Caen el 21 de julio. Los alemanes intentaron un fallido contraataque el 8 de agosto que dejó a 50 000 soldados del 7.º Ejército de la Wehrmacht atrapados en la denominada bolsa de Falaise. El 15 de agosto los Aliados lanzaron una invasión del sur de Francia, la Operación Dragoon, y el 25 de agosto se produjo la Liberación de París. Las fuerzas alemanas se retiraron por el valle del río Sena el 30 de agosto, lo que marcó el final de la Operación Overlord.

Preparativos para el Día D

En junio de 1940 finalizó la batalla de Francia, considerada por el dictador alemán Adolf Hitler como «la victoria más famosa de la Historia».[23]

Los comandantes del Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada, de izquierda a derecha: sentados, el mariscal del aire Arthur Tedder, el general Dwight D. Eisenhower y el general Bernard Montgomery; de pie, el teniente general Omar N. Bradley, el almirante Bertram Ramsay, el mariscal del aire Trafford Leigh-Mallory y el teniente general Walter Bedell Smith.

La decisión de emprender una invasión a través del canal de la Mancha se tomó en mayo de 1943 durante la Conferencia Trident, que tuvo lugar en Washington D. C.[30]

Calais es el punto de la Europa continental más cercano a Gran Bretaña y la ubicación desde la que los alemanes lanzaban sus cohetes V1 hacia Inglaterra. De hecho, el alto mando alemán ordenó fortificar a conciencia la zona, que consideraba el lugar de desembarco más probable.[34]

El Estado Mayor del COSSAC planeó empezar la invasión el 1 de mayo de 1944.[39]

Plan de invasión de los Aliados

Rutas de asalto a las costas de Normandía el Día D, 6 de junio de 1944.

Overlord («Jefe supremo», en inglés) fue la denominación asignada a la operación de gran magnitud planeada en el continente.[42]

La costa de Normandía se dividió en diecisiete sectores que recibieron nombres en clave usando un alfabeto por palabras: desde Able, al oeste de la playa Omaha, hasta Roger, en el flanco este de la playa Sword. Cuando el plan de invasión pasó a incluir la península de Cotentin y la playa Utah, se añadieron otros ocho sectores. Estas secciones de costa se dividieron a su vez en playas identificadas por los colores verde, rojo y blanco.[43]

Antes del desembarco en las playas de Normandía, varias divisiones de paracaidistas serían lanzadas al norte de Carentan, en el flanco occidental, y cerca de Caen, en el flanco oriental de la zona de actuación, para asegurar los puentes sobre el río Orne. El objetivo inicial era tomar Caen, Carentan, Isigny y Bayeux. Los estadounidenses, a los que se había asignado las playas Utah y Omaha, tenían como misión aislar la península de Cotentin y capturar las instalaciones portuarias de Cherburgo. Los británicos, en las playas Sword y Gold, y los canadienses, en la playa Juno, debían intentar la captura de Caen, establecer aeródromos en sus cercanías y crear un frente de batalla en Caumont-l'Éventé, al sureste de Caen, para proteger el flanco estadounidense. La toma de Caen y sus alrededores otorgaría a británicos y canadienses una zona estable desde la que lanzar su ofensiva contra Falaise. Durante las tres primeras semanas, crearían una zona segura e intentarían controlar todo el territorio conquistado al norte de la línea Avranches-Falaise, para permitir a los ejércitos aliados virar a la izquierda y avanzar hacia el río Sena.[47]

La flota de invasión, mandada por el almirante sir Bertram Ramsay, se dividió en la Fuerza Naval Occidental y la Oriental. La primera, bajo el mando del almirante Alan G. Kirk, apoyaría los sectores estadounidenses y la segunda, dirigida por sir Philip Vian, a los anglocanadienses.[52]

Reconocimientos

Mapa del plan aéreo para la invasión Aliada de Normandía.

La Fuerza Aérea Expedicionaria Aliada realizó tres mil doscientos vuelos de reconocimiento fotográfico desde abril de 1944 hasta el comienzo de la invasión. Se tomaron fotografías de la costa a muy baja altitud para cartografiar el terreno, los obstáculos en las playas y las estructuras defensivas como búnkeres y nidos de ametralladoras. Para evitar dar pistas a los alemanes sobre el lugar del desembarco, los vuelos se prolongaron por toda la costa atlántica europea. También se tomaron imágenes aéreas tierra adentro, de puentes, ubicaciones de unidades militares y edificios, en muchos casos desde distintos ángulos para obtener toda la información posible.[54]

En respuesta a una petición de envío de fotografías vacacionales y postales de Europa anunciada en la BBC, los militares aliados recibieron diez millones de imágenes, algunas de las cuales resultaron muy útiles para obtener información del terreno. La información recolectada por la Resistencia francesa ayudó a obtener detalles sobre los movimientos de tropas y sobre las técnicas de construcción empleadas por los alemanes en sus búnkeres y otras instalaciones defensivas.[55]

Los alemanes usaban la máquina Enigma y otros dispositivos de cifrado para codificar muchos mensajes de radio, cuyos códigos cambiaban con frecuencia. Un equipo de descodificadores aliados instalados en Bletchley Park, Inglaterra, era responsable de descifrar cada nuevo código alemán tan pronto como fuera posible para así ofrecer información actualizada sobre los planes nazis. La información así obtenida se denominaba «inteligencia Ultra», pues solo se podía revelar a los comandantes supremos. El código Enigma usado por el mariscal de campo Gerd von Rundstedt, comandante supremo del Comando del Ejército Oeste alemán y, por tanto, militar al cargo de todo el frente occidental, fue descifrado a finales de marzo de 1944. Los códigos cambiaron justo después del desembarco del 6 de junio, pero el día 17 del mismo mes los Aliados fueron capaces de interpretar una vez más las señales interceptadas.[56]

Tecnología

Vista aérea de un puerto artificial Mulberry construido por los Aliados frente a Arromanches, Normandía (septiembre de 1944).

Basándose en las lecciones aprendidas en la desastrosa batalla de Dieppe, los Aliados desarrollaron nuevas tecnologías que aseguraran el éxito de la Operación Overlord. Para complementar el bombardeo costero previo al desembarco y los asaltos aéreos, algunas de las lanchas de desembarco se equiparon con artillería y cañones antitanque con los que ofrecer fuego de apoyo cercano.[60]

Para afrontar las especiales condiciones de la campaña de Normandía, se desarrollaron una serie de carros de combate llamados Hobart's Funnies, bajo la supervisión del general Percy Hobart. Eran tanques M4 Sherman y Churchill a los que se habían añadido antiminas, lanzallamas o útiles especiales que permitiesen tender puentes o rampas que ayudaran a salvar los acantilados.[65]

Maniobras de distracción

En los meses previos a la invasión, los Aliados pusieron en marcha la Operación Bodyguard, una estrategia de distracción global diseñada para engañar a los alemanes sobre la fecha y localización del desembarco.[42]

Los alemanes ignoraban la situación de su extensa red de espías distribuidos por el Reino Unido, que habían sido capturados o convertidos en agentes dobles al servicio de los Aliados. Entre ellos se encontraba Joan Pujol, un español contrario al régimen de Hitler conocido con el sobrenombre de «Garbo», que estuvo los dos años anteriores a la Operación Overlord desarrollando una falsa red de informantes que fingían estar al servicio de los alemanes. En los meses previos a la invasión, Pujol envió cientos de mensajes a sus superiores en Madrid, especialmente preparados por el servicio de inteligencia británico, para convencer al alto mando alemán de que el ataque tendría lugar en Calais durante el mes de julio.[71]

Gran parte de las estaciones de radar alemanas afincadas en la costa francesa fueron destruidas para preparar el desembarco.[73]

Simulacros y seguridad

Ejercicios de entrenamiento para el Día D con munición real.

Los ejercicios de entrenamiento para la Operación Overlord comenzaron casi un año antes de la invasión, en julio de 1943.[79]

La sorpresa táctica se consideró un elemento necesario en la planificación del desembarco.[83]

Previsión meteorológica

Paracaidistas británicos de la 6.ª División Aerotransportada recibiendo instrucciones para la invasión (4-5 de junio de 1944).

Los planificadores de la invasión exigieron unas condiciones climáticas ideales para llevarla a cabo, de modo que solo unos pocos días de cada mes cumplían con los requisitos indispensables para pasar a la acción. Se necesitaba plenilunio, que mejoraría la visibilidad de los pilotos y provocaría mareas altas. Los Aliados querían programar el desembarco para poco antes del amanecer, a medio camino entre la bajamar y la pleamar, en plena fase de ascenso de las aguas. Así, podrían ver mejor los obstáculos plantados por los alemanes y reducirían el tiempo de exposición de las tropas al enemigo. También se establecieron unos criterios específicos para la velocidad del viento, visibilidad y nubosidad.[85]

Por la tarde del 4 de junio, el equipo meteorológico de los Aliados, encabezado por el capitán James Stagg de la Royal Air Force, predijo que el tiempo mejoraría lo suficiente como para que se pudiera iniciar la invasión el día 6. Se reunió con Eisenhower y otros comandantes en su cuartel general en Southwick House para discutir la situación.[89]

Si Eisenhower hubiera pospuesto la invasión, las siguientes fechas con la correcta combinación de mareas hubiesen sido entre el 18 y el 20 de junio, pero esos días no tendrían luna llena. De haber sido así, los Aliados se habrían encontrado con una gran tormenta que duró cuatro días, del 19 al 22 de junio, y que habría imposibilitado el desembarco.[85]

Preparativos y defensas alemanas

Erwin Rommel supervisando las defensas costeras del Muro atlántico en abril de 1944.

La Wehrmacht tenía desplegadas cincuenta divisiones en Francia y los Países Bajos, y otras dieciocho en Dinamarca y Noruega. En Alemania se estaban reuniendo otras quince divisiones, pero no había ninguna reserva estratégica.[95]

Muro atlántico

Alarmado por los ataques de los Aliados en Dieppe y Saint-Nazaire en 1942, Hitler había ordenado la construcción de fortificaciones a lo largo de toda la costa Atlántica, desde España a Noruega, como protección ante una hipotética invasión. Planeó crear 15 000 cuarteles defendidos por 300 000 hombres, pero debido a los recortes —sobre todo en hormigón y mano de obra—, la mayoría de estos puntos fortificados nunca se construyeron.[37]

Un informe enviado por Von Rundstedt a Hitler en octubre de 1943 en referencia a la debilidad de las defensas en Francia, supuso el nombramiento de Erwin Rommel como supervisor de la construcción de más fortificaciones a lo largo del previsible frente de batalla, que se extendía desde los Países Bajos hasta Cherburgo.[37]

Obstáculos en una playa del Paso de Calais (18 de abril de 1944).

Rommel sospechaba de Normandía como probable lugar de desembarco, por lo que ordenó construir numerosas estructuras defensivas por toda su costa. Además de búnkeres y nidos de ametralladoras de hormigón armado, mandó colocar en las playas estacas de madera, erizos checos, minas y enormes obstáculos antitanque, para dificultar y retrasar la aproximación a la costa de las lanchas de desembarco y entorpecer el movimiento de los carros de combate.[37]

Reservas móviles

Erwin Rommel creía que la mejor oportunidad de frustrar la invasión enemiga era detenerla en las playas, y por eso pidió que las reservas móviles, especialmente los carros de combate, se reunieran lo más cerca de la costa que fuera posible. Sin embargo, los generales Gerd von Rundstedt y Leo Geyr von Schweppenburg —comandante del 5.º Ejército Panzer—, así como otros altos cargos de la Wehrmacht, pensaban que no podrían detener la invasión anfibia. Geyr abogó por una doctrina convencional: mantener a las formaciones panzer concentradas en una posición central alrededor de París y Ruan, y solo desplegarlas cuando ya se hubiera identificado la principal cabeza de playa de los Aliados. Geyr también señaló que, en la campaña de Italia, las unidades ubicadas cerca de la costa habían resultado dañadas por bombardeos navales. La opinión de Rommel era que, debido a la abrumadora superioridad aérea del enemigo, no serían posibles los movimientos de carros de combate a gran escala una vez comenzada la invasión. Hitler tomó la decisión final, que fue dejar tres divisiones bajo el mando de Geyr y darle a Rommel el control operacional de tres divisiones panzer como reserva. El Führer tomó el control personal de cuatro divisiones estratégicas a las que no se podría recurrir sin órdenes directas suyas.[103]

Other Languages
dansk: D-dag
Esperanto: Operaco Overlord
Lëtzebuergesch: Operatioun Overlord
Nederlands: Operatie Overlord
norsk nynorsk: Operasjon Overlord
norsk bokmål: Operasjon Overlord
srpskohrvatski / српскохрватски: Operacija Overlord
Simple English: Operation Overlord
slovenčina: Operácia Overlord
slovenščina: Operacija Overlord
татарча/tatarça: Overlord operatsiäse