Batalla de Munda

Batalla de Munda
Segunda Guerra Civil de la República de Roma
Caesar campaigns from Rome to Munda-fr.svg
Campaña de César hasta Munda.
Fecha 17 de marzo de 45 a. C.[n 1]
Lugar Ubicación discutida dentro de la Bética (en la actual España)
Coordenadas 37°21′00″N 5°13′00″O / 37.35, 37°21′00″N 5°13′00″O / -5.2166666666667
Resultado Victoria cesariana decisiva
Consecuencias César pacifica la Hispania Citerior, sobrevive una resistencia menor en la Ulterior al mando de Sexto Pompeyo.[1]
Beligerantes
Cesarianos
Reino de Mauritania
Pompeyanos
Celtíberos[2]
Figuras políticas
Cayo Julio César
Cayo Octavio Turino
Marco Vipsanio Agripa
Bogud de Mauritania
Quinto Fabio Máximo
Quinto Pedio
Tito Atio Labieno 
Cneo Pompeyo el Joven
Sexto Pompeyo
Publio Accio Varo 
Fuerzas en combate
Total: ~40 000[4]
8 legiones romanas[5]
8000 jinetes[5]
Total: ~70 000[7]
13 legiones romanas[3]
6000 jinetes[1]
6000 auxiliares[1]
Bajas
1000 muertos y 5000 heridos[3] 30 000[9]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Munda ( 17 de marzo de 45 a. C.) fue una victoria de los ejércitos de Julio César sobre los pompeyanos al mando de Tito Labieno y los hijos del difunto Pompeyo el Grande, Cneo y Sexto, en las llanuras cercanas a la antigua colonia romana inmune de Munda,[n 2] así como la última batalla de la Segunda Guerra Civil Romana.

Se trató de la más peligrosa y difícil de las batallas de César, según Apiano «se dice que César manifestó que siempre había luchado por la victoria, pero que en esta ocasión también había tenido que luchar por su vida».[5] El dictador presentó batalla en un terreno desfavorable en grado sumo, al tener que atravesar un torrente y subir a la elevada colina donde se había fortificado Pompeyo el Joven. Sin embargo, la ferocidad con la que combatió la Legio X Equestris (futura Gemina) evitó que los cesarianos fueran rodeados y permitió que desplegaran su caballería. Tito Labieno trasladó entonces sus tropas para interceptarlos, pero el movimiento fue interpretado por el resto de los pompeyanos como el inicio de la retirada, lo que precipitó el desastre.

Después de esta sangrienta victoria y la muerte de los líderes de la factio pompeyana, Tito Labieno, Publio Accio Varo y Cneo Pompeyo, César pudo regresar a Roma y ser investido con la dictadura perpetua.

Su posterior asesinato, menos de un año después de la batalla, inició el proceso que pondría en marcha la Tercera Guerra Civil y llevaría a su sobrino-nieto Cayo Julio César Octaviano a convertirse en el princeps, el primer emperador romano.

Antecedentes

Ubicación

Tradicionalmente los historiadores españoles y extranjeros habían venido ubicando esta ciudad y el escenario de la batalla, el Campus Mundensis de las crónicas antiguas[13] no tuvo más discusión.

A ellas vinieron a sumarse dos nuevas propuestas de ubicación, en el "Cerro de La Atalaya" (1973)[15] ambas en el término de la moderna Osuna, a cinco kilómetros de distancia una de otra. También hay otro escenario que ha sido defendido como el sitio en el que se dio lugar esta batalla, en la loma en la que se encuentra el castillo de Alhonoz o Aljonoz, antigua fortaleza árabe situada en el término municipal de Herrera, entre las localidades de Herrera y Écija teniendo a sus pies el río Genil.

Todas ellas son localidades de la Bætica ( Hispania), pero lo cierto es que no hay aún elementos convincentes para decidirse por alguna en concreto, pues todas tienen algo a favor y algo en contra, y ninguna cuenta con inscripciones geográficas probatorias. Incluso la ciudad podría estar en cualquier otro lugar bético en el ámbito de los cursos fluviales y las otras ciudades citadas por las fuentes en relación con la batalla, por lo que el problema de la ubicación de Munda permanece abierto.[16]

Preludio

La Hispania romana había quedado sometida al poder cesariano tras su victoria en Ilerda ( 2 de agosto de 49 a. C.).[1]

Mientras tanto, César estaba ocupado sometiendo a sus enemigos internos y externos en el Mediterráneo Oriental. Cneo Pompeyo Magno era vencido en Farsalia,[5]

Después de Tapso, conducidos por Tito Labieno, buscaron refugio en la Hispania Ulterior[33]

Los lugartenientes de César en la península, Quinto Fabio Máximo y Quinto Pedio, se vieron rápidamente sobrepasados, pidiéndole ayuda a su comandante mientras ellos se atrincheraban en Obvulco u Obulco ( Porcuna),[34]

Clave para el éxito de Cneo Pompeyo Menor fue el apoyo de las tribus locales. A lo largo de toda la guerra civil, tribus de Hispania habían combatido del lado de su padre. Posiblemente contó con la alianza de varios centros poblados, pero como no todos lo hicieron también debió encontrar resistencia.[35]

Llevó consigo ocho legiones y 8000 soldados de caballería,[5] incluyendo legiones veteranas de demostrada capacidad desde la Guerra de las Galias: Legio V Alaudæ, la VI Ferrata y la Legio X Equestris, y otras más modernas como la III Gallica y la XIII –luego Gemina–. A pesar de ello, también hubo de recurrir al reclutamiento local.

El ejército pompeyano había ocupado Corduba, por lo que César se movió para bloquearla. Cneo estaba en la ciudad y debió pedir a su hermano Sexto traer tropas, empezaron las escaramuzas y César rápidamente aseguró sus suministros tomando Ategua el 19 de febrero.[42]

Other Languages
aragonés: Batalla de Munda
български: Битка при Мунда
עברית: קרב מונדה
한국어: 문다 전투
Nederlands: Slag bij Munda
português: Batalha de Munda
srpskohrvatski / српскохрватски: Bitka kod Munde
українська: Битва при Мунді