Batalla de Moscú

Batalla de Moscú
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
RIAN archive 429 Fresh forces going to the front.jpg
Tropas de refuerzo se dirigen al frente de Moscú en diciembre de 1941.
Fecha 2 de octubre de 1941 - 7 de enero de 1942 (97 días)
Lugar Óblast de Moscú y alrededores, URSS
Coordenadas 55°45′00″N 37°38′00″E / 55.75, 55°45′00″N 37°38′00″E / 37.63333333
Resultado Victoria decisiva soviética
Beligerantes
Bandera de Alemania nazi  Alemania nazi Bandera de la Unión Soviética  Unión Soviética
Comandantes
Bandera de Alemania nazi Adolf Hitler
Bandera de Alemania nazi Fedor von Bock
Bandera de Alemania nazi Heinz Guderian
Bandera de Alemania nazi Albert Kesselring
Bandera de la Unión Soviética Iósif Stalin
Bandera de la Unión Soviética Georgi Zhúkov
Bandera de la Unión Soviética Aleksandr Vasilevsky
Fuerzas en combate
Grupo de Ejércitos Centro
• 1 929 406 soldados
• 1700 tanques
• 14 000 cañones
Luftwaffe
• 549–599 aviones
Ejército Rojo
• 2 136 405 soldados
• 1230 tanques
• 7600 cañones
Aviación soviética
• 936–1376 aviones
Bajas
250 000–400 000 650 000–1 280 000
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Moscú ( ruso: Битва под Москвой, tr: Bitva pod Moskvói; en alemán: Schlacht um Moskau) es el nombre dado por los historiadores soviéticos a dos periodos de lucha estratégicamente significativos en un corredor de 600 km del Frente Oriental durante la Segunda Guerra Mundial. Estos episodios tuvieron lugar entre el 2 de octubre de 1941 y el 7 de enero de 1942. El esfuerzo defensivo soviético había frustrado la estrategia de Hitler de tomar la ciudad de Moscú, capital de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y su ciudad más grande, y que era considerada el primer objetivo militar y político de la fuerzas del eje para la invasión de la Unión Soviética.

La estrategia ofensiva alemana denominada Operación Tifón consistía en el empleo de dos ejércitos en un movimiento de pinza. Un ejército, formado por los 3.er y 4.º Ejércitos Panzer atacaría al norte de Moscú contra el frente de Kalinin, cortando simultáneamente la vía Moscú - Leningrado. El otro ejército se dirigiría al sur del óblast de Moscú hacia el frente occidental soviético, al sur de Tula con el 2.º Ejército Panzer, mientras que el 4.º Ejército avanzaba directamente hacia Moscú desde el oeste. Una operación adicional con el nombre en clave Operación Wotan se había incluido en la fase final de la ofensiva alemana.

Inicialmente, las fuerzas soviéticas realizaron una estrategia defensiva del óblast de Moscú mediante la construcción de tres cinturones de defensa, desplegando reservas recién reclutadas y también trayendo tropas de Siberia y del distrito militar del lejano oriente. Consecuentemente y a medida que lograban detener la ofensiva alemana, comenzaron a ejecutarse contraofensivas estratégicas soviéticas y operaciones ofensivas de menor escala para forzar a los ejércitos germanos a posicionarse en los alrededores de las ciudades de Oriol, Vyazma y Vítebsk, estando cerca de rodear tres ejércitos alemanes en el proceso.

Antecedentes

Invasión alemana de la Unión Soviética

El 22 de junio de 1941 Alemania y sus aliados del Eje atacaron al ejército soviético que ocupaba Polonia, tomando al liderazgo político soviético por sorpresa ya que este desoyó las numerosas advertencias que recibió del ataque alemán y por tanto la Wehrmacht alcanzó varias de las ciudades principales de la URSS como Minsk, Járkov, Kiev y en cuestión de un par de meses, el Ejército Alemán ya estaba en Smolensk, la puerta de acceso a Moscú. El Grupo de Ejércitos Sur se dirigía a conquistar Ucrania y el Grupo de Ejércitos Centro se dirigía hacia Moscú. Las defensas soviéticas eran desastrosas y las bajas catastróficas. A comienzos de agosto de 1941 los alemanes capturaron la ciudad de Smolensk, un importante puesto de defensa en el camino hacia Moscú, pero los enfrentamientos en el área de Smolensk bloquearon el avance alemán hasta mediados de septiembre, haciendo inviable el Blitzkrieg. Al reanudar el avance, el cuerpo Panzer de Heinz Guderian alcanzó las afueras del área moscovita, donde Hitler le ordenó que virase hacia el sur para apoyar el ataque de Gerd von Rundstedt sobre la ciudad de Kiev.

Situación previa del frente

El 30 de septiembre de 1941 las divisiones de tanques del II Grupo Panzer comenzaban el ataque hacia Moscú, cogiendo a los soviéticos desprevenidos y avanzando 60 km en un día.[1] El 2 de octubre de 1941, el Grupo de Ejércitos Centro bajo el comando de Fedor von Bock lanzó el ataque principal hacia la capital, la llamada Operación Tifón. El 10 de octubre, el mariscal de campo Gueorgui Zhúkov tomó el mando en sustitución del mariscal Semión Budionni, al cual se consideraba "mentalmente agotado", asumiendo Zhúkov la jefatura del Frente Oriental y de la defensa de Moscú. Como refuerzo, venían desde las regiones orientales importantes reservas de tropas siberianas frescas.

El Segundo Ejército alemán, habiendo franqueado la defensa ejercida por el Quincuagésimo Ejército Soviético, capturó Briansk a finales de septiembre de 1941. A continuación, Oriol también fue tomada el 3 de octubre. Las fuerzas alemanas luego intentaron avanzar a través de la línea defensiva entre las ciudades de Oriol y Tula. La localidad de Vyazma, al oeste de Moscú fue tomada el 13 de octubre. Pero Moscú no cayó.

Las fuerzas soviéticas del Frente Occidental, el Frente de Reserva, el Frente de Briansk y el Frente de Kalinin, que defendían la ciudad, sufrieron considerables bajas, pero se mantuvieron peleando ferozmente. En Vyazma y Briansk, los ejércitos alemanes cercaron a 660.000 soldados soviéticos y los arrollaron.[2] Tal fue la confianza del OKW alemán, que el Cuartel General del Grupo de Ejércitos Centro se trasladó de Róslavl a Spas—Démensk el día 6 de octubre y a Yújnov el día 10 de ese mismo mes, avanzando así cerca de 150 kilómetros en cuatro días y acercándose al suroeste de la capital soviética, llegando a 120 kilómetros de los suburbios de Moscú. En Moscú, el pánico empezaba a cundir entre la población civil, los moscovitas sabían que eran el próximo objetivo y empezaban a tomar iniciativas al respecto.

El 15 de octubre, la totalidad del cuerpo diplomático abandona Moscú. Se llenan los ferrocarriles con las obras de arte, tesoros y especies valoradas y parten en dirección al este pero con destino desconocido. Se instala la ley marcial, se detiene a todo sospechoso en las calles en busca de agentes alemanes encubiertos; los motines, saqueos y borracheras hicieron pensar en el caos de 1812 que culminó en el incendio de Moscú durante la invasión napoleónica. El 16 de octubre en una reunión de urgencia en el Kremlin Stalin, Mólotov, Malenkov, Beria y Aleksandr Scherbakov debatieron planes para minar fábricas, puentes, ferrocarriles e incluso el metro de Moscú, si se daba el caso que el Ejército Rojo se viera obligado al combate urbano, el 19 se declara el estado de sitio y Beria trajo varios regimientos de la NKVD para restablecer el orden por la fuerza. Los "alarmistas" fueron fusilados junto con los saqueadores y los borrachos.

El general Gueorgui Zhúkov, recién llegado de Leningrado, comienza a ejecutar los planes de defensa de la ciudad, multitudes de ancianos, mujeres y niños son enviados a hacer fosos antitanque, aunque otros desbordan las estaciones de ferrocarril de Kazán (Kazanski) y Yaroslav (Yaroslavski). Bombarderos alemanes dejan caer octavillas sobre la ciudad con citas sarcásticas sobre el porvenir de Moscú, para incentivar el derrotismo de los civiles; ante ello las autoridades soviéticas advierten que recoger las octavillas alemanas, aunque sea para fumarlas, por parte de cualquier persona, se considerará un crimen castigado con la pena de muerte. Los jefes de la Wehrmacht germana, que ya vislumbran un rápido derrumbe del Ejército Rojo, encontraron a fines de octubre que la situación no era la esperada; una serie de escaramuzas locales les dio una señal de que el enemigo había redoblado sus esfuerzos para contenerlos y que efectivamente la Stavka soviética proyectaba defender Moscú.

Para fortuna de los soviéticos, el invierno ya hacía acto de presencia, de los lodazales del otoño (inusualmente lluvioso[1] El OKW alemán solicitó perentoriamente el envío de ropas de invierno y vituallas para el efecto, pero tozudeces y descoordinaciones dificultaron el abastecimiento. Ante la insistencia, el dictador alemán Adolf Hitler arguyó que el soldado alemán es superior ante cualquier raza y adversidad por lo que insistencias cesaron por parte de los oficiales del ejército alemán.

La estrategia alemana

Para el 15 de noviembre, mientras arrecian las lluvias heladas, aún no había movimientos importantes, el Alto Mando Alemán ( OKW) dudaba en realizar la operación, surgieron cuestiones y posiciones encontradas que debían ser zanjadas.

En la localidad de Orsha se hace una reunión de evaluación de la situación general, donde acuden los líderes de la Wehrmacht en el sector moscovita. Algunos generales abogan por atrincherarse y pasar a la defensiva manteniendo las actuales posiciones, otros calculan que a lo sumo aún quedan tres semanas de buen tiempo, pudiendo realizarse la embestida contra la capital soviética y así luego apoyar al ejército del Grupo de Ejércitos Norte, que está muy debilitado. Al plantearse esta estrategia se aquilata que cualquier retraso acarrearía graves dificultades y sufrimientos para la infantería y los vehículos, pudiendo comprometerse la totalidad del frente, que hasta ahora permanecía sólido. El general alemán Erich Hoepner comenta que debido a la carencia de abastecimientos se está creando una creciente debilidad de la moral en la tropa y en su capacidad ofensiva.

Llega una directiva de Hitler que apremia sus generales a tomar Moscú lo antes posible, además se incluye que no se aceptará ninguna capitulación, la ciudad deberá ser bombardeada y los civiles obligados a huir o a morir por hambre, sólo se tomará la ciudad una vez liquidada su población. Se agrega una instrucción especial de destruir con dinamita el Kremlin.

Se toma la decisión de continuar apenas cesen las lluvias, la estrategia es usar el ataque de pinzas rodeando primero la capital por el norte con una ofensiva hacia Kalinin y hacia Klin y por el sur desde Tula hacia el río Oká para embolsarla.

El 4.º Ejército de Von Kluge es el encargado de realizar la operación, y ésta comienza el 20 de noviembre de 1941.

El grupo "Mitte" o Centro envolverá Moscú, El IX y el III Grupo Panzer irán a Rashev y Kalinin, el IV Grupo Panzer de Hoeppner irá por el norte, el 4.º Ejército tomará la posición MozhaisKaluga, el 2.º Ejército después de limpiar la bolsa de Briansk irá al sudeste. Guderian con su II Grupo Panzer irá por Tula y Kolomna.

La estrategia soviética de defensa

Civiles moscovitas cavan una zanja antitanque en las afueras de Moscú

Zhúkov estableció tres líneas de defensa principales, previendo un ataque en forma de pinzas. La primera línea iba desde el poblado de Rzhev hasta Vyazma con una extensión de 200 km hacia el oeste. La segunda línea Kalinin—Mozhaisk—Kaluga defendía el centro de la capital y la tercera línea de defensa era la misma capital que se iba a fortificar en forma de erizo. Miles de obreros, mujeres y niños salieron a las calles a cavar zanjas, montar defensas antitanque y trampas. También se colocaron en el mayor secreto cargas de dinamita en puntos estratégicos de la capital para volarla si era absolutamente necesario.

Los escuadrones siberianos venidos desde oriente aún no llegaban a destino, Stalin programó además un desfile en la Plaza Roja donde desfilarían los batallones y de allí se dirigirían directos al frente. El Gobierno Soviético fue evacuado hacia el este, a la ciudad de Kúibyshev (la actual Samara) aunque el líder soviético, Stalin, permaneció en Moscú para dar un ejemplo de determinación para los soldados y los cada vez más desesperados civiles. Stalin ordenó realizar en la Plaza Roja el tradicional desfile militar del 7 de noviembre conmemorando la Revolución de octubre, a pesar del peligro que representaban los bombardeos alemanes, pero Stalin dijo que se concentraran todas las baterías antiaéreas disponibles en torno a la capital. En Moscú, Stalin decidió que los refuerzos cruzarían por la Plaza Roja, por delante del mausoleo de Lenin y marcharían directamente a enfrentarse al invasor al campo de batalla incluso, algunos tanques T-34 que desfilaron iban sin pintar, saliendo directamente de las fábricas hacia el frente. En las fábricas cercanas se armaban a toda velocidad cientos de tanques T-34 para ser usados en la batalla inminente. Se fortificaron los edificios y se plantaron cientos de nidos de ametralladoras antiaéreas comprometiendo a 24.000 civiles. Por el norte estaba Timoshenko, por el centro estaba Zhúkov y por el sur el general Yeriómenko.

Other Languages
العربية: معركة موسكو
български: Битка при Москва
bosanski: Bitka za Moskvu
فارسی: نبرد مسکو
hrvatski: Bitka za Moskvu
Bahasa Indonesia: Pertempuran Moskwa
lietuvių: Maskvos mūšis
Bahasa Melayu: Pertempuran Moscow
Nederlands: Operatie Taifun
norsk nynorsk: Slaget om Moskva
norsk bokmål: Slaget om Moskva
português: Batalha de Moscovo
srpskohrvatski / српскохрватски: Bitka za Moskvu
Simple English: Battle of Moscow
slovenčina: Bitka o Moskvu
српски / srpski: Битка за Москву
татарча/tatarça: Мәскәү өчен сугыш
українська: Битва за Москву
oʻzbekcha/ўзбекча: Moskva jangi
Tiếng Việt: Trận Moskva (1941)