Batalla de Miriocéfalo

Batalla de Miriocéfalo
Guerras entre el Imperio Bizantino y los turcos selyúcidas del Sultanato de Rüm
Crusades surprised by turks.jpg
Grabado de Gustave Doré representando la emboscada turca en Miriocéfalo
Fecha 17 de septiembre de 1176
Lugar Myriokephalon, cerca de Ankara, Turquía
Coordenadas 37°47′00″N 31°33′00″E / 37.7833, 37°47′00″N 31°33′00″E / 31.55
Resultado Victoria selyúcida
Beligerantes
Imperio bizantino
Coa Hungary Country History Bela III (1172-1196).svg Reino de Hungría
Armoiries Bohémond VI d'Antioche.svg Principado de Antioquía
Sultanato de Rüm
( Selyúcidas)
Comandantes
Manuel I Comneno
Juan Cantacuzeno
Andrónico Vatatzés†
Armoiries Bohémond VI d'Antioche.svg Balduino†
Coa Hungary Country History Bela III (1172-1196).svg Paladín Ompud
Coa Hungary Country History Bela III (1172-1196).svg Leusták ( voivoda de Transilvania)
Kilij Arslan II
Fuerzas en combate
25.000[2] ~20.000[3]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Miriocéfalo o de Myriokephalon, también conocida como Myriocephalum, tuvo lugar entre el Imperio bizantino y los turcos selyúcidas en Frigia, el 17 de septiembre de 1176.

Tras la derrota imperial en la batalla de Manzikert ( 19 de agosto de 1071), y después de un complejo proceso que ocupó alrededor de un siglo, el área central de Anatolia había cambiado en todos los aspectos. Los cultivos tradicionales casi habían desaparecido, en gran medida por la destrucción de la mayor parte de los antiguos sistemas de regadío; la población sedentaria había sido desplazada por los invasores turcos, organizados en tribus o clanes y dedicados al pastoreo. La red viaria estaba en decadencia. Habían aparecido pequeños núcleos políticos asentados en comarcas aisladas. Algunos habían alcanzado un considerable poder, y eran abiertamente hostiles al imperio de Constantinopla. Entre ellos se destacaba el homogéneo y sólido Sultanato de Rüm.

Manuel I Comneno mantuvo la paz con el sultán selyúcida de Rüm, Kilij Arslan II, durante la década de 1170. Pero fue una paz frágil, pues los selyúcidas querían expandirse hacia el oeste por Asia Menor y los bizantinos hacia el este, para recuperar el territorio perdido. Manuel pudo recuperar Cilicia e imponer su soberanía sobre el principado cruzado de Antioquía, y a ello le ayudó el hecho de que el emir de Alepo, Nur al-Din, muriese en 1174; pues su sucesor Saladino estuvo más interesado en Egipto y en debilitar a los turcos. Parecía, pues, factible que el Imperio capturara la ciudad de Iconio y recuperara sus territorios perdidos o, al menos, acabara con la amenaza selyúcida y sus constantes depredaciones.

Kilij Arslan II, sabedor de su precaria posición, intentó evitar el enfrentamiento y encontrar un compromiso. Manuel I Comneno no aceptó ninguna componenda y, seguro de sus posibilidades, optó por la guerra. En 1175 se rompió la tregua, cuando Kilij Arslan renunció a devolver el territorio conquistado a los danisméndidas ( Sivas y Malatya), el enemigo común de ambos.

La marcha

Manuel reunió un ejército supuestamente tan grande que se extendía a lo largo de diez millas, y se dirigió hacia su frontera con los selyúcidas. Arslan quiso negociar, pero Manuel, convencido de su superioridad, rechazó cualquier acuerdo. Envió parte de sus fuerzas con Andrónico Vatatzés hacia Amasia, mientras que el grueso de sus tropas se dirigían a la capital selyúcida Iconio. Ambas rutas atravesaban una zona muy boscosa, donde los turcos podían preparar emboscadas; el ejército que se dirigía a Amasia fue destruido en una de esas emboscadas, y los turcos le enviaron a Manuel la cabeza de Andrónico.

Los turcos también destruyeron las cosechas y envenenaron las aguas. Aslan mandó constantes ataques sobre el ejército bizantino para forzarle a dirigirse al valle del Meandro y tomar un difícil paso entre montañas, el Tzyvritzé, ante el cual permanecían las ruinas de la vieja fortaleza de Myriokephalon ( Griego: miríada de cabezas), en las alturas actualmente conocidas como Asar Kalesi. Este paso, de unos 25 kilómetros de longitud, se inicia con un estrecho desfiladero al que siguen secciones muy sinuosas, irregulares y boscosas, que alternan anchuras y estrecheces, a veces limitadas por vertiginosos precipicios. La zona central es una amplia llanura elevada de casi 6 kilómetros de anchura. Después, una segunda sección estrecha similar a la primera continúa antes de abrirse a la región periférica de Iconio, ciudad que apenas dista 50 kilómetros del final del paso.

Los generales más expertos de Manuel le previnieron del peligro de llevar su pesado ejército a través del difícil desfiladero teniendo al enemigo enfrente; pero los príncipes más jóvenes confiaban en sus proezas y estaban ávidos de gloria. Convencieron a Manuel, que conocía bien el terreno, de que siguiera avanzando, en lugar de retroceder y flanquear a través de la ruta que pasaba por la ciudad de Philomelion, (actual Aksehir).

Other Languages