Batalla de Los Gelves

Batalla de Los Gelves
los enfrentamientos en el Mediterráneo entre turcos y cristianos
Gulf and Island of Djerba by Piri Reis.jpg
Mapa de Yerba por Piri Reis.
Fecha 914 de mayo de 1560
Lugar Cerca de la isla de Yerba
Coordenadas 33°47′00″N 10°53′00″E / 33.7833, 33°47′00″N 10°53′00″E / 10.8833
Resultado Victoria decisiva otomana
Beligerantes
Liga cristiana:

Flag of Cross of Burgundy.svg Monarquía Hispánica
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg República de Venecia
Flag of the Papal States (pre 1808).svg Estados Pontificios
Flag of Genoa.svg República de Génova

Savoie flag.svg Ducado de Saboya
Fictitious Ottoman flag 4.svg Imperio otomano
Comandantes
Juan Andrea Doria Pialí Bajá
Fuerzas en combate
54 galeras y otras 66 naves 86 galeras y galeotas
Bajas
30 galeras, cerca de 9000 muertos y 5000 prisioneros Ligeras: algunas galeras, cerca de 1000 muertos
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Los Gelves tuvo lugar en mayo de 1560 y enfrentó en las inmediaciones de la isla de Yerba (transcripción en español de un término árabe que significa 'ruina', si bien su denominación tradicional en español desde el siglo XIII es Los Gelves),[2]

Antecedentes

Ya en 1284 la Corona de Aragón desembarca en Gelves, donde se realizan labores de fortificación con la construcción de una torre y un puente.

Desastre de los Gelves

Dentro de la segunda regencia de Fernando el Católico, la monarquía española se apodera de Orán, Bugía, Trípoli y Argel. Después de estos éxitos militares, en 1510, el ejército aragonés comandado por Pedro Navarro se refuerza y al mismo se une un contingente de fuerzas castellanas de 7000 hombres, procedente de Málaga al mando de García de Toledo, primogénito de Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez, Duque de Alba y padre del que sería el Gran Duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel. El día 29 de agosto de 1510, se ordenó el desembarco y avance de quince mil hombres.[6]

¡Oh patria lagrimosa, y cómo vuelves
los ojos a los Gelves, sospirando!
[...]
El arena quemaba, el sol ardía,
la gente se caía medio muerta [...]

Garcilaso de la Vega, Égloga II, vv. 1226-1227 y 1232-1233.

Otro de los poemas, en que podemos ver las repercisiones de dicha batalla es "Entre los caballos sueltos", versos 41-44 de la obra de Luís de Góngora y Argote. También en el clásico de la Literatura Española "La Vida de Lazarillo de Tormes y sus fortunas y adversidades" (Autor anónimo) editado durante 1554 conjuntamente en Burgos, Alcalá y Amberes la madre del personaje refiere a la batalla para colocar a su hijo (el futuro lazarillo) con un ciego "...diciéndole que yo era hijo de buen hombre, el cual por ensalzar la fe, había muerto en la de Los Gelves..."[7] .

Toma de los Gelves

Don Hugo de Moncada, con título de Capitán General, se hizo cargo de la formación de una nueva armada en 1519, la cual, tras hibernar en Italia, partió desde Sicilia en abril de 1520, consiguiendo la capitulación de la plaza el 25 de mayo.

Expansión otomana en el Mediterráneo

A causa de la derrota ante la flota de Jeireddín Barbarroja en la batalla de Préveza en 1538 y la desastrosa expedición de la Jornada de Argel en 1541, las potencias cristianas en el Mediterráneo, España y Venecia, contemplaban con disgusto cómo los otomanos les iban comiendo terreno. En 1549, Dragut se había instalado en la isla de los Gelves, y en 1551 Andrea Doria dirigió una armada contra él, huyendo el corsario de la bahía tras abrir un canal. Dragut volvió a instarse en Djerba tiempo después, y el norte de África continuó dando refugio a piratas y corsarios turcos y berberiscos que realizaban ataques en el mar y en las costas de Italia y España. De hecho, Pialí había devastado en 1558 Menorca y junto con el corsario Dragut atacaba frecuentemente las costas del Levante español, por lo que se consideró necesario expulsarlos de la zona.

Ante el cariz que estaban tomando los acontecimientos, Felipe II apeló al papa Paulo IV y sus aliados católicos para organizar una expedición que recuperase Trípoli de las manos del corsario Dragut, quien había tomado la ciudad a los Hospitalarios en agosto de 1551, concediéndole el sultán Solimán el Magnífico el título de Bey o gobernador de la ciudad.

Other Languages