Batalla de Jargeau

Batalla de Jargeau
Guerra de los Cien Años
Battle of Jargeau Martial d'Auvergne (1508).jpg
Fecha 11 y 12 de junio de 1429
Lugar Jargeau, Francia
Coordenadas 47°52′00″N 2°07′20″E / 47.866666666667, 47°52′00″N 2°07′20″E / 2.1222222222222
Resultado Victoria francesa
Beligerantes
Royal Arms of England (1399-1603).svg Inglaterra Flag of France (XII-XIII).svg Francia
Comandantes
Duque de Suffolk Juana de Arco,
Juan de Alençon,
Gilles de Rais
Fuerzas en combate
700 hombres 1200 hombres
Bajas
300 a 400 muertos Desconocidas
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Jargeau es la primera batalla ofensiva comandada por Juana de Arco, y tuvo lugar los días 11 y 12 de junio de 1429, en el marco de la guerra de los Cien Años. Poco después de liberar Orleans, las tropas francesas recapturaron la ribera del Loira, primera vez en mucho tiempo en que los franceses tomaban la iniciativa. Para lograrlo, debieron enfrentarse a los ingleses junto a la ciudad de Jargeau.

Antecedentes

La batalla de Jargeau se suscitó en los últimos años de la prolongada guerra de los Cien Años. Ya para 1428, la alianza angloborgoñona había capturado la práctica totalidad de Francia al norte del Loira. Se habían suscitado numerosos sitios y batallas para recuperarlos, como el caso de Orleans por Juana de Arco. Esta última ciudad había estado sitiada desde octubre. Una vez que los ingleses aseguraron la región, solo les restaba invadir el sur de Francia para tener un control completo sobre todo el país.

En marzo de 1429, santa Juana de Arco llegó a Chinon a encontrarse con el delfín (y futuro Carlos VII de Francia). Luego de una audiencia inquisitorial, Juana se puso al mando de un gran ejército que los franceses necesitaban para levantar el largo y penoso sitio de Orleans, lo que lograron el 9 de mayo.

El puente de Orleans había sido volado poco antes de que se levantara el sitio; de este modo, los franceses se habían quedado sin modo ninguno de cruzar el Loira. Al revés que en otros episodios de la guerra, los franceses recurrieron a rápidas incursiones y batallas (Jargeau, Meung-sur-Loire y Beaugency) que les permitieron salir victoriosos y preparar el terreno para sus posteriores operaciones ofensivas en Reims y París.

Hecho casi excepcional en el largo y sinuoso conflicto, la campaña del Loira dejó en muy malas condiciones a los ingleses: lo mejor de sus fuerzas y comandos fueron muertos, heridos o capturados. Adicionalmente y como ventaja crítica, los ataques franceses diezmaron a las temibles y letales concentraciones de arqueros ingleses.

Other Languages