Batalla de Inglaterra

Batalla de Inglaterra
Frente Occidental de la Segunda Guerra Mundial
Heinkel He 111 during the Battle of Britain.jpg
Heinkel He 111 durante una de las batallas aéreas.
Fecha 10 de julio- 31 de octubre de 1940
Lugar El canal de la Mancha y las islas británicas
Coordenadas 54°N 2°O / 54, 54°N 2°O / -2
Resultado Victoria decisiva británica
Beligerantes
Bandera de Reino Unido Reino Unido
Bandera de Reino Unido Imperio británico
Bandera de Alemania Alemania
Bandera de Italia Reino de Italia
Comandantes
Bandera de Reino Unido Hugh Dowding

Bandera de Reino Unido Keith Park
Bandera de Reino Unido Trafford Leigh-Mallory
Bandera de Reino Unido Quintin Brand

Bandera de Reino Unido Richard Saul
Bandera de Alemania Hermann Göring

Bandera de Alemania Albert Kesselring

Bandera de Alemania Hugo Sperrle
Fuerzas en combate
754 cazas monoplaza
149 cazas biplaza
560 bombarderos
500 guardacostas[1]
2936 pilotos/tripulación[2]
1107 cazas monoplaza
357 cazas biplaza
1380 bombarderos
428 Stukas
569 aviones de reconocimiento
233 guardacostas[1]
Bajas
1023 cazas
376 bombarderos
148 guardacostas[3]
27 540 civiles muertos
32 138 civiles heridos
 544 pilotos/tripulación[2]
873 cazas
1014 bombarderos[3]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Inglaterra —en inglés: Battle of Britain; en alemán: Luftschlacht um England— es el nombre con el que se conoce al conjunto de combates aéreos librados en cielo británico y sobre el canal de la Mancha, entre julio y octubre de 1940, cuando Alemania buscó destruir a la Royal Air Force (RAF) para obtener la superioridad aérea necesaria para una invasión de Gran Bretaña, la Operación León Marino.

Ni Adolf Hitler ni la Wehrmacht creían posible conseguir una invasión anfibia con éxito hasta que la RAF hubiera sido neutralizada. Los objetivos secundarios eran destruir la producción de aeronaves y las infraestructuras terrestres para obligar al gobierno británico a buscar alguna solución negociada. Los alemanes fueron derrotados por los británicos, lo que sirvió a los Aliados para utilizar Gran Bretaña como base para invadir Europa en 1944.

Algunos historiadores han discutido sobre el hecho de que ningún tipo de invasión hubiera sido posible dada la superioridad masiva de la Royal Navy sobre la Kriegsmarine; dicha operación probablemente hubiera sido un desastre. Se argumenta que la Luftwaffe hubiera sido incapaz de evitar la intervención decisiva de los cruceros y destructores de la Royal Navy, incluso con superioridad aérea.

La batalla de Inglaterra fue la primera gran batalla enteramente disputada en el aire. Fue la mayor y más concurrida campaña aérea habida hasta hoy y la primera prueba de las estrategias de bombardeos que emergieron desde la Primera Guerra Mundial y fue también la primera vez durante esta guerra que Alemania era derrotada. Esta derrota supuso que, al invadir Hitler la URSS en 1941, Alemania lucharía en una guerra con dos frentes abiertos a la vez, contradiciendo sus ideas expuestas en Mein Kampf, en las que exponía la desventaja geográfica de Alemania, posicionada entre las potencias democráticas occidentales (como el Reino Unido y Francia) y el gobierno socialista de la URSS, respecto a otras potencias y por lo tanto no debía nunca de luchar una guerra sin cerrar primero un frente antes de abrir otro.

Antecedentes

La cancelada Operación León Marino, que sería la invasión del Reino Unido por la Alemania nazi desde la Francia ocupada.
Bases de operaciones de Alemania ( Luftwaffe) y las bases áreas y radares de Reino Unido.
Estela de condensación de aviones alemanes y británicos durante la batalla de Inglaterra.
Bombarderos alemanes Heinkel He 111 atravesando el canal de la Mancha en 1940.
El Supermarine Spitfire ganó fama en esta campaña aérea.
Un Spitfire atacando un bombardero alemán Do 17.
Londres devastada tras los bombardeos alemanes. Se observa la catedral de St Paul.
Combate aéreo el 25 de septiembre de 1940.
Hawker Hurricane. Ejemplar conservado en una exhibición en 2014.
El centro de la Coventry después del bombardeo de esta ciudad el 14 de noviembre de 1940.

Tras la evacuación del ejército anglo-francés en Dunkerque (26 de mayo de 1940) y la rendición de Francia (22 de junio de 1940), Alemania tenía al continente europeo bajo control. La única potencia que se le resistía era el Reino Unido.

Adolf Hitler proyectó la victoria total en el teatro europeo suponiendo que, tras la rendición de Francia, el Reino Unido no tardaría en sucumbir. Confirmada la neutralidad de Estados Unidos, el Reino Unido se encontraba aislada del continente europeo. La Unión Soviética, por su parte, no estaba dispuesta a hacer frente al poderío alemán.

Esta visión de triunfo llevó a que durante junio de 1940 no se atacara al Reino Unido con la Luftwaffe, en espera de su rendición. La maquinaria de guerra alemana estaba preparada para el asalto final a las islas, pero Hitler quería dar fin a la guerra con teatralidad magnánima y sin que se derramara una gota de sangre, evitando también riesgos a la Kriegsmarine, que ya había combatido duramente (y sufrido varias pérdidas) entre abril y junio de 1940 en la invasión de Noruega.

Sin embargo, los británicos se negaron a rendirse y utilizaron todos los recursos del Imperio británico para continuar la guerra con Alemania, y a partir de 1941 sumaron los recursos de Estados Unidos a su causa. El Reino Unido todavía entonces poseía la marina de guerra más potente del mundo (condición que cedería a EE. UU. tras finalizar la guerra en 1945) y esto ayudó sobremanera a mantener las líneas de suministros al país desde Norteamérica y desde el propio Reino Unido a la Unión Soviética una vez que la URSS entró en la guerra un año después.

Es importante recordar que desde la capitulación de Francia en junio de 1940 hasta la invasión de la URSS por Hitler ( Operación Barbarroja) en junio de 1941, el Reino Unido permaneció solo durante un año entero como única potencia luchando contra la Alemania nazi solo con algo de apoyo de los norteamericanos. Estados Unidos no entraría en la guerra oficialmente hasta diciembre de 1941.

El nombre de la batalla procede de uno de los famosos discursos de Winston Churchill, pronunciado en la Cámara de los Comunes el 18 de junio de 1940, coincidiendo con el 125 aniversario de la batalla de Waterloo:

Lo que el general Weygand llamaba la batalla de Francia ha terminado. Supongo que la batalla de Inglaterra está a punto de empezar

What General Weygand has called the Battle of France is over. I expect that the Battle of Britain is about to begin.


Winston Churchill[5]
Other Languages
беларуская: Бітва за Брытанію
Esperanto: Batalo de Anglio
Bahasa Indonesia: Pertempuran Britania
Bahasa Melayu: Pertempuran Britain
Nederlands: Slag om Engeland
srpskohrvatski / српскохрватски: Bitka za Britaniju
Simple English: Battle of Britain
slovenčina: Bitka o Britániu
slovenščina: Bitka za Britanijo
српски / srpski: Битка за Британију
українська: Битва за Британію