Batalla de Guadalete

Batalla de Guadalete
Conquista musulmana de la península ibérica
El rey Don Rodrigo arengando a sus tropas en la batalla de Guadalete (Museo del Prado).jpg
El rey Don Rodrigo arengando a sus tropas en la batalla de Guadalete, de Bernardo Blanco. 1871. ( Museo del Prado, Madrid).
Fecha Algún día entre el 19 y el 26 de julio de 711 (fecha tradicional)
Lugar Discutido ( Cádiz)
Coordenadas 36°36′00″N 6°13′00″O / 36.6, 36°36′00″N 6°13′00″O / -6.21667
Resultado Decisiva victoria del Califato Omeya
Beligerantes
Reino visigodo Umayyad Flag.svg Califato Omeya
Comandantes
Rodrigo   Ṭāriq ibn Ziyād
Fuerzas en combate
Estimación medieval: 40 000-100 000[1]
Estimación de Lewis: 33 000[2]

Estimación de Collins: –2500[3]
Estimación medieval: 187 000[5]
Estimación de Lewis: 10 000-15 000[6]
(posiblemente 12 000)[7]
Estimación de Collins: –1900[3]
Bajas
Desconocidas Desconocidas
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Guadalete (en árabe clásico: معركة وادي لكة) es el nombre con el que se conoce una batalla que, según la historiografía tradicionalmente admitida, basada en crónicas árabes de los siglos X y XI, tuvo lugar en la península ibérica entre el 19 y el 26 de julio de 711 cerca del río Guadalete ( Bética) y cuyas consecuencias fueron decisivas para el futuro de la península. En ella el rey godo Rodrigo fue derrotado y probablemente perdió la vida a manos de las fuerzas del Califato Omeya comandadas por Táriq ibn Ziyad. La derrota fue tan completa que supuso el final del estado visigodo en la península ibérica.

Algunos estudiosos contemporáneos negaron la ubicación tradicional de la batalla y sostuvieron que tuvo lugar entre Medina-Sidonia y la laguna de La Janda, lo que hizo que en tiempos más recientes se haya conocido también como batalla de la laguna de La Janda o del río Barbate. Sin embargo, Sánchez Albornoz, que reconstruyó los hechos a partir de los archivos cristianos y las crónicas árabes, aportó nuevos datos y testimonios que respaldaban que Wadi Lakka era efectivamente el río Guadalete, y que sería cerca de la despoblada ciudad hispanorromana de Lacca (acaso el Castrum Caesaris Salutariensis[9]

Antecedentes

De acuerdo con las fuentes disponibles,[11]

Aunque esto puede no ser más que una adaptación a la realidad de un poema medieval posterior que esgrimía la violación de la hija de Don Julián por parte de Rodrigo, lo cual habría incitado la traición de éste. En todo caso, está claro que las fuerzas omeyas fueron llamadas por los hijos de Witiza.

Las antiguas crónicas sobrevaloran el número de efectivos de ambos bandos que participaron en la batalla, llegando a contar 100 000 soldados en el lado visigodo.[12] Es muy probable que el general omeya Táriq desembarcase en Tarifa unos 7000 soldados de a pie bereberes, tomando Carteia y posteriormente Algeciras, donde rechazó el ataque de Bancho o Sancho, sobrino de Rodrigo que había salido a su encuentro.

Poco después recibía 5000 refuerzos enviados por el califato.[13]

Mientras todo esto acontecía, el rey visigodo se encontraba en el norte de la península ibérica combatiendo a los vascones en Pamplona. La noticia le tarda en llegar dos o tres semanas. La crisis que padecía el reino visigodo en aquellos fatídicos momentos, con continuas confabulaciones y guerras fratricidas entre la nobleza para hacerse con el trono, limitaron considerablemente el margen de maniobra de Rodrigo a la hora de reclutar un ejército con que hacer frente a la invasión, viéndose obligado a aceptar la interesada ayuda de los witizanos, cuya traición desconocía. Tal como fuere pudo organizar precipitadamente en Córdoba un ejército de 40 000 hombres y partir al encuentro de Táriq.[14]

Estimaciones modernas dicen que sólo 2000 musulmanes y 2500 visigodos participaron en la batalla.[12]

Other Languages