Batalla de Göllheim

Batalla de Göllheim
luchas por el dominio del Sacro Imperio Romano Germánico
Tod Adolf von Nassau.jpg
Muerte de Adolfo por Simon Meister, 1829.
Fecha 2 de julio de 1298
Lugar Göllheim, cerca de Worms
Coordenadas 49°35′33″N 8°02′39″E / 49°35′33″N 8°02′39″E / 8.0443
Resultado Victoria de los Habsburgo
Beligerantes
Austria coat of arms simple.svg Ducado de Austria
Blason Boheme.svg Reino de Bohemia
Arms of Nassau.svg Condado de Nassau
Arms of the Palatinate (Bavaria-Palatinate).svg Electorado del Palatinado
Comandantes
Counts of Habsburg Arms.svg Alberto I de Habsburgo Nassau Arms.svg Adolfo de Nassau  
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Göllheim se libró el 2 de julio de 1298 entre Alberto I de Habsburgo y Adolfo de Nassau-Weilburg.

Tras la muerte de Rodolfo I en Espira el 5 de julio de 1291, su hijo Alberto I parecía ser el sucesor seguro al trono de Alemania. Sin embargo, la apariencia grotesca de Alberto I (que incluía el tener una cuenca ocular vacía, de ahí su nombre, "Alberto el Tuerto") y sus malos modales le costaron el trono. Cuando la Dieta se reunió junto a Francfort al año siguiente, decidieron no elegir a Alberto, sino a un primo de los electores, Adolfo de Nassau-Weilburg. No obstante, la paciencia de Alberto le permitió reconocer a Adolfo, mientras conjuraba contra él. Cinco años más tarde Adolfo fue depuesto por los Electores, pero Alberto se anticipó a esta decisión matando a Adolfo en un cara a cara en el campo de batalla de Göllheim.

Una vez hubo comenzado el combate, Alberto cabalgó a través de la multitud de combatientes hasta que encontró a Adolfo. Anteriormente Adolfo había perdido su yelmo, así que recibió a Alberto descubierto. Se dice que intercambiaron duras palabras hasta que Alberto hirió a su adversario en el mentón. Adolfo fue descabalgado a la fuerza, tras lo cual sería masacrado por su oponente. Se cree que Alberto mató a Adolfo con una daga y se volvió a incorporar completamente empapado de la sangre de Adolfo.

Tras el sangriento combate, Alberto I de Habsburgo fue finalmente elegido rey de Alemania. Sus electores tenían buenas razones para asustarse de él. Se le compara a veces con el rey bíblico Roboam, que a menudo decía a su pueblo, "¡Mi padre te castigó con la fusta, pero yo te castigaré con escorpiones!"

Bibliografía

Other Languages