Batalla de Falkirk

Batalla de Falkirk
Primera Guerra de Independencia escocesa
Fecha 22 de julio de 1298
Lugar Falkirk ( Escocia)
Coordenadas 56°00′04″N 3°47′02″O / 56.001, 56°00′04″N 3°47′02″O / -3.784
Resultado Victoria inglesa
Beligerantes
Royal Arms of the Kingdom of Scotland.svg Reino de Escocia Royal Arms of England (1198-1340).svg Reino de Inglaterra
Comandantes
William Wallace Eduardo I de Inglaterra
Fuerzas en combate
500 caballeros y jinetes, 1.500 arqueros y 8.000 lanceros[3] 2.250 caballeros y jinetes, 400 ballesteros, 5.500 arqueros y 7.000 lanceros[4]
Bajas
3.000 muertos[5] 2.000 muertos[6]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Falkirk, que tuvo lugar el 22 de julio de 1298, fue uno de los mayores enfrentamientos dentro de la primera guerra de la Independencia de Escocia. El ejército inglés, comandado por el rey Eduardo I, derrotó a las fuerzas escocesas al mando de William Wallace. Sin embargo, Eduardo no pudo subyugar completamente a Escocia porque su ejército había sido debilitado por las tácticas de tierra quemada utilizadas por Wallace, previas a la batalla.

Antecedentes

Eduardo I estaba en campaña contra los franceses en lucha por la región de Flandes cuando ya había sufrido una derrota en la Batalla de Stirling Bridge en el norte de Escocia. Después de pactar una tregua con el rey francés Felipe IV, volvió a Inglaterra en marzo de 1298 e inmediatamente comenzó a organizar un gran ejército para la segunda invasión de Escocia. En los preliminares de la campaña Eduardo trasladó el centro del gobierno inglés a la ciudad de York, donde residiría durante los siguientes seis años. El consejo de guerra para preparar los últimos detalles para la invasión se hizo en esta ciudad en abril. Todos los magnates escoceses fueron convocados por el rey inglés, pero, cuando ninguno de ellos apareció, fueron condenados como traidores. Entonces Eduardo ordenó que su ejército se reuniera en Roxburgh el día 25 de junio. Las fuerzas que se juntaron fueron impresionantes: 3.000 caballeros, 4.000 soldados de caballería ligera, 12.500 de infantería, incluyendo muchos galeses armados con potentes y certeros arcos de largo alcance, y 500 mercenarios gascones.[10]

A comienzos de julio la marcha de los ingleses hacia el norte comenzó. Aunque las cosas no iban bien. William Wallace, ahora Guardián de Escocia, había ordenado que se utilizara la táctica de tierra quemada, negando los víveres a los invasores. Los escoceses cedieron terreno, alcanzando los ingleses unos parajes donde jamás habían estado nunca. Los víveres por mar pedidos por Eduardo se retrasaron por el mal estado de las aguas; y cuando los ingleses localizaron el centro de Escocia, estaban hambrientos. La infantería galesa en particular andaba mal de moral y se amotinó. Eduardo se enfrentó a la perspectiva de una vergonzosa retirada, que sería una de las características de las campañas de su hijo en el reinado siguiente. Mientras William Wallace se había establecido inteligentemente en el bosque de Callendar, cerca de Falkirk, a solo trece millas de distancia, para perseguir a la retirada de los ingleses.

Primera fase de la batalla. Carga de la caballería inglesa, rechazada.
Other Languages