Batalla de Chiclana

Batalla de la Chiclana
Guerra de la Independencia Española, dentro de las Guerras Napoleónicas
Vista de Cádiz y sus contornos hacia 1813.jpg
Mapa de Cádiz y alrededores en 1813
Fecha5 de marzo de 1811
Lugarcerca de Cádiz, España
Coordenadas36°22′19″N 6°10′35″O / 36°22′19″N 6°10′35″O / -6.1765
ResultadoVictoria aliada
Beligerantes
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Reino de España
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Flag of Portugal (1750).svg Portugal
Bandera de Francia. Primer Imperio francés
Comandantes
Manuel La Peña
sir Thomas Graham
Mariscal Victor
Fuerzas en combate
5200 británicos
c. 10 000 españoles
10 160 franceses
Bajas
1240 británicos
300-400 españoles
c. 2380 muertos o heridos

La batalla de Chiclana —conocida como batalla de la Barrosa por los ingleses, y batalla del Cerro del Puerco por los franceses[3]

La reducción en el número de las tropas que asediaban la ciudad dio la ocasión a la guarnición anglo-española de levantar el asedio. A tal fin embarcó una gran fuerza aliada se desde Cádiz a Tarifa y de allí hacia el norte para atacar las líneas francesas por la retaguardia pero los franceses, bajo el mando del mariscal Victor, conocieron las maniobras de los aliados y prepararon una trampa. Una división francesa bloqueó la ruta hacia Cádiz mientras las otras dos divisiones del mariscal Victor cayeron contra la división británica bajo el mando de sir Thomas Graham. Tras una cruenta batalla en dos frentes la división británica venció a las fuerzas francesas atacantes. Sin embargo, la falta de apoyo del contingente español evitó una victoria absoluta y los franceses se reagruparon y volvieron a ocupar sus posiciones en el asedio por lo que los aliados no consiguieron su objetivo e incluso Victor la consideró una victoria francesa dado que el asedio de Cádiz continuó hasta el 24 de agosto de 1812.[4]

Escenario

Desde enero de 1810 Cádiz, el mayor puerto aliado de España y sede del gobierno español, había estado bajo el asedio del I Cuerpo de ejército del mariscal Soult que estaban bajo el mando del mariscal Victor.[6]

La junta, expuesta a la violencia popular, fue obligada a dimitir, y se estableció una regencia de cinco personas para gobernar en su lugar.[7]​ Este consejo de regencia, reconociendo que España sólo podría salvarse con la ayuda de sus aliados británicos, pidió refuerzos a Wellington, y a mediados de febrero de 1810 cinco batallones anglo-portugueses desembarcaron en Cádiz, elevando el número de tropas defensoras hasta 17 000 hombres, lo que hacía inexpugnable la ciudad. Aunque el asedio tenía inmovilizada a esta cantidad de soldados, Wellington lo aceptó como parte de su estrategia, ya que en el bando francés había una cantidad similar de tropas en la misma situación. En enero de 1811 el mariscal Soult ordenó a Victor enviar casi la tercera parte de sus fuerzas en apoyo del asalto a Badajoz, dejando sólo 15 000 hombres sitiando Cádiz. Con esta cantidad de soldados Victor tenía pocas posibilidades de progresar en su ataque contra la ciudad, pero no podía retirarse, ya que en caso de levantar el asedio, la guarnición de Cádiz sería capaz de tomar toda Andalucía.

Other Languages