Batalla de Chapultepec

Batalla de Chapultepec
Intervención estadounidense en México
Battle of Chapultepec.jpg
Batalla de Chapultepec
Fecha 12 de septiembre de 1847 - 13 de septiembre de 1847
Lugar Ciudad de México (antes Distrito Federal), Distrito Federal
Coordenadas 19°25′16″N 99°10′55″O / 19°25′16″N 99°10′55″O / -99.182
Resultado Victoria estadounidense
Beligerantes
Bandera de Estados Unidos  Estados Unidos Bandera de México Segunda República Federal
Comandantes
Bandera de Estados Unidos Winfield Scott
Bandera de Estados Unidos Ulysses S. Grant
Bandera de Estados Unidos James Longstreet
Bandera de México Antonio López de Santa Anna
Bandera de México Nicolás Bravo   (P.D.G.)
Bandera de México Felipe Santiago Xicoténcatl  
Fuerzas en combate
7 180 1 232
832 soldados en el Castillo
400 soldados del batallón de San Blas
alrededor de 50 cadetes
Bajas
833 entre muertos y heridos (130 muertos y 703 heridos)
29 desaparecidos
862 en total
600 muertos (la mayoría del Batallón de San Blas)
El resto capturados o heridos
Gral. Juan Pérez y Crnel. Xicoténcatl muertos, Grles. Bravo, Monterde, Noriega, Dosamantes
capturados
[ editar datos en Wikidata]

La Batalla de Chapultepec fue un conflicto armado que tuvo lugar el día lunes 13 de Septiembre de 1847 en el cerro del mismo nombre, que se ubica en las proximidades de la Ciudad de México. En el combate intervinieron los ejércitos de Estados Unidos y de México. El motivo esgrimido por las tropas estadounidenses fue que México había invadido la zona de Texas, pero vale aclarar que esta región era parte mexicana desde tiempos de la colonia.

Una parte de las tropas estadounidenses atacaron desde el norte mientras que la otra avanzaba hacia la capital de México desde el Puerto de Veracruz. Luego que las defensas orientales del Valle de México fueron rodeadas, los estadounidenses se alzaron con la victoria en Padierna, Churubusco y Molino del Rey. El único bastión que defendía la ciudad era el Cerro de Chapultepec en donde había un Colegio Militar con menos de 50 alumnos y unos pocos sobrevivientes de las anteriores batallas. Este último reducto estaba comandado por el general Nicolás Bravo, uno de los héroes de la independencia. También estaban presentes hombres del Batallón de San Blas bajo las órdenes del teniente coronel Felipe Santiago Xicoténcatl.

El ejército estadounidense bombardea durante todo el 12 de septiembre la línea de defensa. En este ataque el abanderado del batallón cae herido y Xicoténcatl corre a tomar la bandera y resulta herido pero insta a sus hombres a continuar combatiendo pero una nueva bala lo hiere gravemente y cae envuelto en la bandera de su batallón. La posición fue ganada con relativa facilidad, tristemente, por las tropas de Worth, Quitman y Pillow.

Acontecimientos previos

El ejército de los Estados Unidos había invadido a la república mexicana en el episodio conocido como Guerra de 1847, bajo el pretexto de violaciones territoriales en la zona de Texas que pertenecía a México desde la época Colonial. Una parte del ejército estadounidense atacaba por el norte del país y otro contingente estadounidense había desembarcado en el puerto de Veracruz y avanzaba hacia la capital mexicana.

En aquel entonces, en el Cerro del Chapulín (Chapultepec en idioma náhuatl) se encontraban las instalaciones del Colegio Militar comandado por el general José Mariano Monterde con menos de 50 alumnos y un número reducido de defensores sobrevivientes de las anteriores batallas, y auxiliada la defensa por el Batallón de San Blas al mando del coronel Felipe Santiago Xicoténcatl. Al estar situado en un punto prominente en el poniente del Valle de México, era uno de los últimos reductos que restaban en la defensa de la capital; el punto estaba a las órdenes del general Nicolás Bravo, héroe de la Independencia.

Después de que las tropas mexicanas que escaparon de la muerte en la acción del Molino del Rey, colocadas ya bajo el abrigo de los fuegos de Chapultepec, y a los enemigos posesionados del campo de batalla. Esta situación duró poco tiempo. Los estadounidenses recogieron sus heridos y enterraron a sus muertos. En concepto de muchos de los Jefes estadounidenses, la acción de la Batalla del Molino del Rey fue una de las más costosas e inútiles para el plan y objeto de los invasores, pues perdieron, como se ha visto, cerca de ochocientos hombres y sus mejores oficiales, sin haber encontrado esa cantidad inmensa de materiales de guerra, que ellos creían encerrados en los edificios, y que también suponían ser un recurso inagotable para la defensa de la Capital. Los generales Winfield Scott y Worth, después de la batalla tuvieron, una agria desavenencia, que más tarde ocasionó que el primero privaría del mando a Worth, y éste lo acusara al gobierno de los Estados Unidos. No cabe duda que para México la Batalla del Molino del Rey fue una gran desgracia. La muerte del General Antonio de León y Coronel Lucas Balderas, las balas del combate trayeron casi totalmente a uno de los mejores y más valientes cuerpos de la Guardia Nacional: una de las piezas de grueso calibre de Chapultepec se reventó. Después los estadounidenses se retiraron de nuevo a sus cuarteles de Tacubaya, dio tiempo a las fuerzas mexicanas, el reconocimiento del campo, y se volvieron a ocupar momentáneamente las posiciones sin intención alguna de volverlas a fortificar y defender.