Batalla de Cepeda (1859)

Batalla de Cepeda
Guerra entre la Confederación Argentina y el Estado de Buenos Aires
Fecha 23 de octubre de 1859
Lugar Cañada del arroyo Cepeda (afluente bonaerense del Arroyo del Medio), a 25 km al norte de la villa de Pergamino, en el norte de la provincia de Buenos Aires, Argentina Bandera de Argentina
Coordenadas 33°22′53″S 60°34′59″O / -33.38138889, 33°22′53″S 60°34′59″O / -60.58305556
Resultado Victoria de la Confederación Argentina
Beligerantes
Flag of the Argentine Confederation.svg Ejército de la Confederación Argentina Bandera Estado de Buenos Aires.jpg Ejército del Estado de Buenos Aires
Comandantes
Justo José de Urquiza Bartolomé Mitre
Fuerzas en combate
Total: 14.000[3]

10.000 jinetes[5]
3.000[4] infantes
1.000 artilleros y auxiliares[5]
32 piezas de artillería[6]
Total: 7.000[1]
(probablemente 9.000)[7]
4.000 jinetes[6]
4.700 infantes[6]
300 artilleros[6]
26 piezas de artillería[6]
Bajas
300 muertos 100 muertos
2.000 prisioneros[2]
20 cañones capturados[2]
[ editar datos en Wikidata]

La Batalla de Cepeda del 23 de octubre de 1859, ocurrió durante las guerras civiles argentinas y fue la segunda de las dos llevadas a cabo en la cañada del bonaerense arroyo Cepeda (afluente del Arroyo del Medio que divide las provincias de Buenos Aires y Santa Fe), a 45 km al suroeste de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos (norte de la provincia de Buenos Aires).

Se enfrentaron fuerzas del Estado de Buenos Aires, separada del resto del país, y de la Confederación Argentina, genéricamente identificada con el partido federal.

La otra batalla de Cepeda (del 1 de febrero de 1820) había iniciado la época de la disgregación argentina y de la preeminencia de los caudillos.

El ejército porteño fue derrotado y tras varias negociaciones, se llegó a una transacción a través del Pacto de San José de Flores, que reincorporaba la provincia de Buenos Aires a la República Argentina.

Causas

La batalla de Caseros, en 1852, había clausurado la época de las autonomías provinciales en la Argentina, pero no los enfrentamientos entre la provincia de Buenos Aires y la reorganizada Confederación Argentina. El grupo dirigente de Buenos Aires, formado por antiguos unitarios y rosistas, se negó a organizar el país a través de una Constitución federal en pie de igualdad con las demás provincias. De modo que se separaron del resto del país, estableciendo lo que se conoce como Estado de Buenos Aires. Este no participó en la sanción de la Constitución Argentina de 1853, ni la aceptó, ni tampoco se consideró incorporado a la Confederación Argentina.

Durante la presidencia de Justo José de Urquiza ―el vencedor de Caseros― el país quedó dividido en dos. Hubo varios intentos de invasión sobre la provincia rebelde, pero Urquiza mantuvo una política de conciliación, intentando convencer a los porteños de negociar su incorporación. Pero los sucesivos gobiernos porteños se negaron por completo. Tampoco resultó el intento de apoyar a un candidato a gobernador que estuviera dispuesto a negociar, porque el apoyo de los intereses económicos al grupo gobernante y la violencia en las elecciones aseguraron la victoria del más encarnizado de los representantes del recién conformado "Partido de la Libertad" — Valentín Alsina— que asumió el gobierno provincial en mayo de 1857.

La Confederación, además, tenía serios problemas económicos que no lograba resolver; el comercio exterior seguía pasando casi exclusivamente por la aduana de Buenos Aires, que era ―por mucho― la mayor fuente de ingresos fiscales del país. De modo que no podía sostener esa situación por mucho tiempo más. El enfrentamiento era tanto por posiciones ideológicas, pero sobre todo por el predominio político y económico, y el derecho a imponer su política económica a la otra parte.

Nazario Benavídez (San Juan, 1805-1858) fue un militar y caudillo argentino, aliado de Juan Manuel de Rosas y Justo José de Urquiza, participó de las luchas entre unitarios y federales. Su asesinato fue uno de los desencadenantes de la batalla de Cepeda (1859).

Other Languages