Batalla de Carras

Batalla de Carras
Parther reich.jpg
Imperio parto. Carras queda ubicada entre las cabeceras de los ríos Tigris y Éufrates.
Fecha9 de junio de 53 a. C.[1]
LugarProximidades de Carras, actual Turquía
Coordenadas36°52′00″N 39°02′00″E / 36°52′00″N 39°02′00″E / 39.033333
ResultadoVictoria decisiva del Imperio parto
Fin del primer triunvirato
Beligerantes
República de RomaImperio parto
Comandantes
Marco Licinio Craso  
Publio Licinio Craso  
Cayo Casio Longino
Surena
Fuerzas en combate
Total: 40 000-50 000[3]Total: 10 000
1000 catafractos, 9000 jinetes arqueros y 1000 camellos cargados de flechas y suministros[4]
Bajas
20 000 soldados muertos y 10 000 capturados (según Mestrio Plutarco)[5]Desconocidas (mínimas en comparación a las romanas)
[editar datos en Wikidata]

La batalla de Carras (también conocida como batalla de Carrhae) fue un importante enfrentamiento militar que tuvo lugar el 9 de julio del 53 a. C. en la ciudad de Carras (en latín Carrhae, actualmente la ciudad de Harrán, en Turquía, y antiguamente en el territorio de la Gran Armenia) entre el ejército romano al mando del general Marco Licinio Craso, gobernador de Siria por aquel entonces, y el ejército parto al mando del spahbod Surena. Fue una de las derrotas más severas que sufrió la República romana.

Craso era un miembro del Primer Triunvirato y el hombre más rico de Roma, deseoso de la gloria militar y riquezas que prometía una campaña exitosa contra Persia, y decidió invadirla sin consentimiento oficial del Senado romano con 39 000 hombres.[6]​ Tras rechazar una oferta de auxilio del rey de Armenia Artavasdes II marchó directamente por la Mesopotamia. Cerca del pequeño pueblo de Carras se enfrentó a un ejército parto al mando de Surena, quien a pesar de su amplia inferioridad numérica rodeó a la fuerza romana y la destruyó casi completamente. Cuando tres días después Craso concurrió al campamento parto, fue apresado y Surena lo obligó a tragar oro fundido (en alusión a su avaricia). Su muerte significó el final del Primer Triunvirato y la futura guerra civil entre Cayo Julio César y Cneo Pompeyo Magno.

Antecedentes

La guerra con Partia fue resultado de los acuerdos que buscaban ser mutuamente beneficiosos para el triunvirato formado por Craso, Pompeyo y César. En marzo y abril del 56 a. C. se celebraron en Rávena y Luca, en la provincia cesariana de la Galia Cisalpina, reuniones para reafirmar la alianza lograda cuatro años antes. Se acordó que reunirían sus partidarios y recursos para lograr la prolongación de la comandancia de César en las Galias y la elección conjunta de Pompeyo y Craso en el consulado.[8]

El rico Craso era un hombre de sesenta años y con impedimentos auditivos cuando se embarcó en su campaña militar.[14]

Cicerón aporta, sin embargo, otra razón: las ambiciones del joven y talentoso Publio Craso, quien ya había luchado en la guerra de las Galias. Esperaba ser premiado a su regreso con condecoraciones y rangos para iniciar su propia carrera política. Para el historiador romano, la batalla no solo fue un desastre militar para Roma o un final desafortunado para Marco Licinio, sino un final demasiado prematuro para el prometedor Publio.

Algunos romanos se opusieron a la guerra, Cicerón la llamó nulla causa (sin justificación), ya que los partos tenían un acuerdo de paz con Roma.[15]​ El tribuno de la plebe Gayo Ateyo Capitón se opuso enérgicamente, llegando a llevar a cabo una execración pública contra el ex cónsul por partir.

A pesar de las protestas y presagios horribles, Craso dejó Roma el 14 de noviembre de 54 a. C.[16]​ Publio Craso llevó consigo a sus jinetes, que se mantuvieron fieles a él hasta el fin.

Preparativos de la campaña

Craso llegó a Siria a finales del 55 a. C. y usó de inmediato sus riquezas para levantar un gran ejército. Reunió siete legiones (treinta y cinco mil legionarios), cuatro mil auxiliares y cuatro mil jinetes, incluyendo los mil galos.[19]​ y marchó directamente a Mesopotamia.

Al comienzo, la campaña se desarrolló felizmente para Craso: logró cruzar el Éufrates, penetrar en Mesopotamia y conquistar varias ciudades sin encontrar resistencia.[17]

En respuesta, el rey Orodes II de Partia dividió su ejército y envió la mayoría de sus tropas a castigar a Artavasdes II, mientras dejaba solo a diez mil hombres al mando de Surena guarneciendo Mesopotamia, pues el monarca esperaba que la fuerza inferior de su general sería incapaz de detener a Craso y le dio la misión de solo retardarlo.

Craso recibió la ayuda del cacique árabe Ariamnes, quien ya había apoyado a Pompeyo en sus campañas orientales,[21]

Other Languages
azərbaycanca: Karr döyüşü
تۆرکجه: حران دویوشو
български: Битка при Кара
čeština: Bitva u Karrh
فارسی: نبرد حران
עברית: קרב חרן
Bahasa Indonesia: Pertempuran Carrhae
한국어: 카레 전투
Nederlands: Slag bij Carrhae
português: Batalha de Carras
srpskohrvatski / српскохрватски: Bitka kod Kare
slovenčina: Bitka pri Carrhae
српски / srpski: Битка код Каре
Türkmençe: Karry söweşi
українська: Битва при Каррах
Tiếng Việt: Trận Carrhae
中文: 卡莱战役