Batalla de Caporetto

Batalla de Caporetto
Frente Italiano en la Primera Guerra Mundial
Battle of Caporetto.jpg
Fecha 24 de octubre - 9 de noviembre, 1917
Lugar Caporetto (hoy Kobarid, Eslovenia)
Coordenadas 46°12′52″N 13°38′33″E / 46.214444444444, 46°12′52″N 13°38′33″E / 13.6425
Conflicto Mapa del frente del río Isonzo/ Soča
Resultado Victoria decisiva de los Imperios Centrales
Beligerantes
Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Imperio austrohúngaro
Flag of the German Empire.svg Imperio alemán
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Reino de Italia
Comandantes
Otto von Below Luigi Cadorna
Fuerzas en combate
35 divisiones (350,000 soldados) 41 divisiones (400,000 soldados)
Bajas
70.000 muertos y heridos 40.000 muertos y heridos
275.000 prisioneros
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Caporetto, también conocida como batalla de Kobarid, duodécima batalla del Isonzo o batalla de Karfreit por los Imperios Centrales, tuvo lugar desde el 24 de octubre hasta el 9 de noviembre de 1917. El combate se libró en las cercanías de Kobarid ( Eslovenia) en la frontera austroitaliana, donde se encontraba el Frente Italiano durante la Primera Guerra Mundial.

Antecedentes

El estancamiento de la lucha en el frente ítalo-austriaco estaba simbolizado por los fracasos de las fuerzas italianas en las sucesivas batallas del Isonzo, las cuales habían logrado pequeñas ganancias territoriales para Italia, pero obtenidas a costa de serias pérdidas de tropas y material. Las fuerzas del Imperio Austrohúngaro estaban también agotadas en sus posiciones defensivas, viéndose obligadas a sostener en simultáneo una lucha contra Rusia en el frente oriental y mantener numerosas unidades desplegadas en la región del Trentino para impedir nuevas ofensivas italianas.

A mediados de 1917 Austria-Hungría recibió apoyo militar del Imperio Alemán en su lucha contra los italianos, ayuda expresada en la llegada de divisiones alemanas al teatro de operaciones de los Alpes. Para esa fecha los dos bandos de la contienda habían desarrollado «tácticas de infiltración» para destruir las líneas enemigas mediante el empleo de fuerzas de choque especialmente preparadas (Sturmtrupen en alemán), destinadas a lanzar un primer asalto frontal de gran violencia e infiltrarse de inmediato tras las líneas enemigas para sembrar el caos, tras lo cual avanzaría la infantería de línea para aprovechar la breve ruptura de la defensa enemiga, empleando en esta fase los gases, cañoneo intermitente y ametralladoras. El general alemán Oskar von Hutier había sido un especialista en la planificación y empleo de estas tácticas y fue enviado en ayuda de sus colegas austrohúngaros para lanzar una ofensiva definitiva sobre las líneas italianas.

El combate utilizó nuevas formas de teoría militar elaboradas por los estrategas alemanes y aplicadas por primera vez contra los italianos. Esas elucubraciones preveían concentrar pequeños grupos de soldados que rompieran la línea del frente enemigo en una distancia máxima de uno o dos kilómetros (usualmente las ofensivas se desarrollaban en unos treinta kilómetros) y que penetraran rápidamente en la retaguardia enemiga, y ya en esas posiciones amenazaran las tropas que no se habían movido desde el frente, considerando que en el montañoso teatro de combate (los Alpes) era inviable desplegar grandes masas de tropas en un solo ataque. Para ello, la táctica alemana postulaba no atacar por la línea del río Isonzo, situada en el llano, sino aprovechar las alturas alpinas para caer sobre las líneas italianas.

Other Languages