Batalla de Berlín

Batalla de Berlín
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
Bundesarchiv Bild 183-R77767, Berlin, Rotarmisten Unter den Linden.jpg
Soldados soviéticos izan la bandera de la Unión Soviética en un balcón del hotel Adlon, junto a la Puerta de Brandeburgo.
Fecha 16 de abril - 2 de mayo de 1945
Lugar Bandera de Alemania nazi Berlín, Alemania nazi
Coordenadas 52°31′00″N 13°23′00″E / 52.51666667, 52°31′00″N 13°23′00″E / 13.38333333
Resultado Decisiva victoria soviética
Consecuencias
Beligerantes
Bandera de Alemania nazi Alemania nazi Flag of the Soviet Union (1923-1955).svg Unión Soviética
Comandantes
Bandera de Alemania nazi Adolf Hitler
Grupo de Ejércitos Vístula
Bandera de Alemania nazi Gotthard Heinrici
Bandera de Alemania nazi Kurt Tippelskirch   Rendición
Grupo de Ejércitos Centro
Bandera de Alemania nazi Ferdinand Schörner
Defensa de Berlín
Bandera de Alemania nazi Helmuth Reymann
Bandera de Alemania nazi Helmuth Weidling   Rendición
1.er Frente Bielorruso
Bandera de la Unión Soviética Gueorgui Zhúkov
Bandera de la Unión Soviética Vasili Chuikov
2.º Frente Bielorruso
Bandera de la Unión Soviética K. Rokossovski
1.er Frente Ucraniano
Bandera de la Unión Soviética Iván Kónev
Fuerzas en combate
766 750 soldados[2]
Ejército Rojo
  • 2 500 000 soldados en 196 divisiones
  • 6.250 tanques y cañones autopropulsados[6]
  • 41 600 piezas de artillería y Katiushas[8]
  • 7.500 aviones[6]
  • Para el asalto a Berlín:
  • ~1 000 000 soldados[5]
  • Ejército Polaco
  • 155 900 - 200 000 soldados[6]
Bajas
Perdidas exactas desconocidas
  • Estimaciones:
  • 92 000–100 000 muertos
  • 220 000 heridos[10]
  • 480 000 prisioneros de guerra[11]
  • 22 000 civiles de Berlín[12]
Según investigaciones posteriores:
  • 81 116 muertos o desaparecidos[13]
  • 280 251 heridos
  • 1997 tanques
  • 2108 piezas de artillería
  • 917 aviones[13]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de Berlín fue la última gran batalla en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Comenzó el 20 de abril de 1945 tras el inicio de una gran ofensiva de la Unión Soviética sobre la ciudad, capital del Tercer Reich, y finalizó el 2 de mayo de 1945, cuando los defensores alemanes rindieron la ciudad al Ejército Rojo.

El 12 de enero de 1945, el Ejército Rojo entró en territorio alemán durante la ofensiva del Vístula-Óder y avanzó hacia el oeste a una gran velocidad, de hasta cuarenta kilómetros al día, internándose en Prusia Oriental, la Baja y Alta Silesia y Pomerania Oriental, hasta detenerse temporalmente a sesenta kilómetros al este de Berlín, en una línea defensiva alemana junto al río Oder. Cuando se reanudó la ofensiva, dos frentes soviéticos —grupos de ejércitos— atacaron Berlín desde posiciones al este y sur, mientras que un tercero atacó las posiciones alemanas al norte de la ciudad.

Los primeros preparativos para defender las afueras de Berlín comenzaron el 20 de marzo, cuando el recién nombrado comandante del Grupo de Ejércitos Vístula, el general Gotthard Heinrici, anticipó correctamente que el grueso de las tropas soviéticas atravesaría el río Oder. Antes del inicio de la batalla de Berlín, los soviéticos consiguieron rodear la ciudad gracias a sus victorias en las batallas de las Colinas de Seelow y Halbe. El 20 de abril de 1945, el Primer Frente Bielorruso dirigido por el Mariscal de la Unión Soviética Georgy Zhukov comenzó a bombardear el centro de Berlín, mientras que el Primer Frente Ucraniano dirigido por el Mariscal Ivan Konev, empujó al sur a los restos del Grupo de Ejércitos Centro. Los defensores alemanes estuvieron dirigidos principalmente por Helmuth Weidling, y consistieron en agotadas, mal equipadas y desorganizadas divisiones de la Wehrmacht y las Waffen-SS, a los que se sumaban muchos voluntarios extranjeros de las SS y voluntarios mal entrenados de las Juventudes Hitlerianas y el Volkssturm. Durante los días que duró la batalla, los soviéticos avanzaron rápidamente a través de las calles de Berlín hasta llegar al centro de la ciudad, donde los combates se libraron cuerpo a cuerpo y casa por casa.

El 30 de abril, Adolf Hitler, Führer de Alemania, se suicidó, al igual que muchos de sus altos cargos y seguidores incondicionales. A pesar de que la URSS quería tomar Berlín el día 1 de mayo, para hacerla coincidir con el Día de los Trabajadores, finalmente los defensores rindieron la ciudad el 2 de mayo de 1945. Sin embargo, los combates callejeros continuaron en el noroeste, oeste y sudoeste de la ciudad hasta la rendición incondicional de la Alemania nazi, ocurrida una semana después, el 8 de mayo —9 de mayo en la Unión Soviética—. Numerosas unidades alemanas marcharon hacia el oeste para entregarse a los Aliados occidentales en lugar de ser capturados por los soviéticos.

Trasfondo histórico

Hasta el inicio de 1945 el Frente Oriental se había mantenido relativamente estable desde agosto de 1944 cuando, tras la Operación Bagration, Rumania y Bulgaria habían sido forzadas a rendirse y declarar la guerra a Alemania, y además los alemanes habían perdido Budapest y la mayor parte de Hungría. De esta manera la llanura polaca quedó abierta al Ejército Rojo.

En la Conferencia de Yalta se establecieron las esferas de influencia de los futuros vencedores. Entre múltiples propuestas, los soviéticos invocaron consideraciones estratégicas, relativas a la situación en Polonia, y a la inminente batalla de Berlín para obtener una demarcación de las fuerzas angloestadounidenses lo más alejada posible de la capital. Los británicos nunca habían ocultado a Stalin su deseo de llegar a Berlín en primer lugar, pero este contaba con una razón de peso para que fuese el Ejército Rojo el encargado de ocupar Berlín: la necesidad de hacerse con las reservas alemanas de uranio, a fin de que su proyecto nuclear alcanzase la celeridad que pretendían.

Los comandantes soviéticos, después de su inacción durante el Alzamiento de Varsovia, avanzaron finalmente sobre la capital polaca en enero de 1945. La reducida guarnición alemana no tenía ninguna posibilidad y el 16 de enero cayó la ciudad. En un amplio frente, cuatro ejércitos soviéticos comenzaron una ofensiva a través del río Narew. El 23 de enero Prusia Oriental quedó prácticamente aislada del resto del Reich. El 24 de enero Chuikov recibió la orden de tomar Posen mientras que el 27 del mismo mes unidades del 60.º Ejército soviético alcanzaban el campo de concentración de Auschwitz. El rápido avance soviético ocasionó riadas de refugiados que se dirigían al centro del Reich, y el frente quedó estabilizado a finales de enero a unos 60 kilómetros al este de Berlín, a lo largo del río Óder, con diversas cabezas de puente

Aunque la producción armamentística alemana se mantenía e incluso se había incrementado notablemente a finales de 1944, existían problemas de abastecimiento de materias primas, de combustible y munición, a lo que se sumó además, la pérdida de Silesia, lo que llevó al propio ministro de armamentos Albert Speer a reconocer que «la guerra estaba perdida». Pese a ello las tropas alemanas destacadas en el frente oriental luchaban con fiereza y determinación: «Estamos perdidos -reconocía en enero de 1945 un sargento alemán- pero lucharemos hasta que caiga el último de nuestros hombres», los soldados eran conscientes de lo sucedido en los territorios ocupados y sabían que los soviéticos estaban dispuestos a cobrarse venganza.

Other Languages
العربية: معركة برلين
български: Битка за Берлин
bosanski: Bitka za Berlin
čeština: Bitva o Berlín
hrvatski: Bitka za Berlin
Bahasa Indonesia: Pertempuran Berlin
къарачай-малкъар: Берлин операция
latviešu: Berlīnes kauja
Bahasa Melayu: Pertempuran Berlin
Nederlands: Slag om Berlijn
norsk bokmål: Slaget om Berlin
português: Batalha de Berlim
srpskohrvatski / српскохрватски: Bitka za Berlin
Simple English: Battle of Berlin
slovenčina: Bitka o Berlín
српски / srpski: Битка за Берлин
татарча/tatarça: Берлин өчен сугыш
українська: Битва за Берлін
oʻzbekcha/ўзбекча: Berlin operatsiyasi
中文: 柏林戰役