Bart al futuro

Bart to the Future
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 11
Episodio 243
Código de producción BABF13
Guionista(s) Dan Greaney
Director Michael Mercantel
Fecha de emisión 19 de marzo de 2000 Flag of the United States.svg  Estados Unidos
Gag de la pizarra "No inflamable no es un reto".
Gag del sofá La sala está ambientada como un club nocturno. El guardia deja entrar a Marge, Lisa, Bart y Maggie, pero no a Homer.
Cronología
Pigmoelion Bart to the Future Days of Wine and D'oh'ses
[ editar datos en Wikidata]

Bart al futuro, titulado Bart to the Future en la versión original, es el decimoséptimo episodio de la undécima temporada de la serie animada Los Simpson, estrenado en Estados Unidos por la cadena FOX el 19 de marzo de 2000.[2]

Sinopsis

La historia comienza cuando Bart va con el resto de la familia a un casino indio. Después de meterse en un altercado, Bart conoce al dueño del casino que también es un brujo adivino y éste le revela como será su vida y la de su familia después de 30 años.

Según la visión, Homer y Marge aún están casados. Maggie no aparece en el episodio aunque sí un bebe de idénticas características sobre el que Marge comenta "...Maggie, es igualita que Maggie la mayor" (lo que da a entender de que Maggie Simpson ya tuvo una hija). Lisa es el orgullo de la familia ya que es la primera presidenta electa de Estados Unidos, siendo sucesora del presidente Donald Trump.[3] pero Bart ya era adulto y es un hombre sin grandes preocupaciones o aspiraciones, que vive junto a Ralph Wiggum con el que tiene un grupo musical sin éxito alguno.

Como primera parte de la visión, Bart no tiene dinero y va a pedirle ayuda a sus padres pero èstos no le ayudan. Debido a su falta de emprender, Bart se lo pide a Flanders y èste accede a cambio de no revelar un secreto suyo (al parecer, Ned no querìa que la gente sepa que sus hijos se habìan vuelto homosexuales). Al ver que lo echaron de su departamento por falta de pagos, Bart decide ir a ver a Lisa para sentirse cómodo.

Por otro lado, como consecuencia del ascenso de Lisa, Homer y su familia se van a vivir a Washington D.C y se trasladan a la Casa Blanca. A su llegada, Homer recorre toda la extensión de la Casa Blanca para encontrar el "Oro de Lincoln", un tesoro que le pertenecía a Abraham Lincoln (que supuestamente estaba enterrado en algún lado de la Casa Blanca) pero Lisa le advierte que eso era una mentira pero aun así, Homer decide buscarlo. En su intento por hallarlo, llega a destruir algunos lugares importantes de la Casa, incluso el despacho de Lisa.

Como es natural en él, Bart se aprovecha de la posición de Lisa para hacer lo que le viene en gana, por ejemplo, enviar el helicóptero presidencial para trasladar a Ralph e interrumpir reuniones de LIsa con su gabinete pero Lisa no estaba para bromas debido a que Estados Unidos pasaba por una dura crisis económica. La ira de Lisa llega cuando Bart interrumpe a Lisa mientras ésta da su mensaje presidencial pero esto llega al límite cuando Bart revela la verdadera intención del mensaje presidencial en vivo por televisión (el mensaje era evitar que el país sepa que los impuestos serían aumentados) por lo que Lisa es mal vista por todos los ciudadanos del país, y todo por culpa de Bart. A raíz del incidente con el mensaje presidencial, Lisa engaña a Bart asignándole un cargo ridículo. Pronto, Bart se daría cuenta que LIsa lo engañó porque sabe que es un parásito y no tiene seriedad ni criterio.

Después de un duro trabajo, Homer encuentra un baúl enterrado en el jardín de la Casa Blanca que según él, es el Oro de Lincoln. Cuando Marge revisó el contenido del baúl, vio que el tesoro de Lincoln era una carta escrita por el mismo Lincoln donde éste alababa el país y el civismo del americano. Esto le encanta a Marge pero Homer estaba furioso y frustrado porque se sintió engañado.

Al notar cómo estaban las cosas, Bart se arma de valor y decide confrontar a su hermana pero luego nota que, LIsa estaba en problemas porque los países de Europa y Asia estaban exigiendo una compensación económica debido a la crisis. Bart se entromete y engaña a los presidentes de las naciones y salva de un inminente conflicto internacional a los Estados Unidos. Lisa le pide perdón; Bart la perdona a condición de que Lisa legalice la marihuana, a lo que ella accede.

Finalizando el episodio, el dueño del casino le recomienda a Bart que cambie su actitud para que no le pase lo que había visto. Bart "promete" hace un esfuerzo. A su salida del casino, Bart se encuentra con Lisa y ésta le comenta que tenían que irse a casa. Bart se va mientras le comenta a Lisa que un indio le ha dicho su futuro. Le presume sus "logros" pero fue cuando Lisa le pregunta sobre el futuro de ella, a lo que Bart responde "Bah... trabajabas en el gobierno", sin revelarle que sería la presidenta de los Estados Unidos, terminando así, el episodio.

Other Languages