Barrio chino de Lima

Arco de ingreso al barrio chino de Lima.

El Barrio chino de Lima es uno de los barrios de la ciudad, que nació como resultado de la importante afluencia de población desde las provincias chinas de Cantón y Sichuán, y otros lugares de China.

Historia

Baldosas a lo largo de la Calle Capón.

Los primeros 75 chinos llegaron al Perú -a la provincia de Cañete y al departamento de Ica- en 1849. Vinieron para trabajar en las haciendas de la costa, donde hacían falta trabajadores debido a la liberación de los esclavos negros. En los 25 años siguientes ingresaron al Perú alrededor de 100 mil chinos, quienes no sólo trabajaban en las haciendas, sino en la construcción de ferrocarriles, en la extracción de guano, y, en menor medida, como servidumbre.

Al terminar la Guerra del Pacífico, la mayoría de los chinos emigraron a las principales ciudades, especialmente Lima, en donde se formó el asentamiento de cantoneses más importante del país.

Los inmigrantes chinos provenían principalmente de la provincia de Cantón y se afincaron principalmente en la ciudad de Lima. Para el año 1854 ya se podía identificar la concentración de inmigrantes chinos en los alrededores de la calle Capón, zona que actualmente conforman el Barrio Chino, en los Barrios Altos, colindante con el centro histórico de Lima.[2] Esta zona se hizo famosa por sus "chifas", que cocinaban comidas típicas de las provincias de Guangdong (Cantón), Sichuán y Pekín, lugares de los que provenían la mayoría de los inmigrantes, quienes preparaban sus riquísimos y exóticos platos, con especias como la pimienta Sichuán y el chempi, entre otros.

Esta parte de la ciudad, de arquitectura colonial y republicana, es una de las más tradicionales de la época, donde solían acudir bohemios, compositores e intelectuales a sus conocidos salones de té, pastelerías y restaurantes de comida china cantonesa acriollada, que hoy forma parte de la gastronomía del Perú. Es aquí donde se desarrolló exponencialmente el criollismo.

Actualmente, en el Barrio chino, funcionan diversas sociedades, siendo la principal la Sociedad de Beneficencia China (Ton Huy Chong Koc) la cual se encarga desde 1882 de brindar diverso apoyo solidario a los miembros de la colonia china peruana. Otras importantes sociedades que aún subsisten y tienen importante labor son Cu Con Chau (fundada en 1868), Pun Yui (1888) y el templo taoísta más conocido y frecuentado por los limeños, perteneciente a la sociedad Tung Sing, que es el más antiguo de Sudamérica (1868), donde se le rinde culto a Kuang Kong, deidad protectora de los negocios, el hogar, y la justicia.[3] Aquí también se lee el antiguo oráculo del I-Ching a la manera tradicional.

Actualmente (con cifras aceptadas por la misma embajada de la República Popular China) se calcula que existen en el Perú aproximadamente 2 500 000 personas que tienen un ancestro chino, siendo de esta forma el 2 % de la población peruana.[4]

Other Languages