Barrera israelí de Cisjordania

Mapa de Cisjordania, con el trazado de la Barrera israelí en rojo (en julio de 2006).
La alambrada a la altura de Meitar., en la carretera entre Beerseba y Hebrón, en la Judea meridional, sur de Cisjordania.
El muro de hormigón supone alrededor del 10% del trazado total de la barrera.
Barrera tras nuevos asentamientos en construcción.

La Barrera israelí de Cisjordania es una barrera aún no finalizada y construida por el Gobierno de Israel, que se extiende aproximadamente en un 20% a lo largo de la Línea Verde y el 80% restante en territorio cisjordano,[9]

La barrera israelí de Cisjordania es un proyecto muy polémico que ha generado importantes críticas contra el Gobierno israelí por parte de distintos organismos como Naciones Unidas[15]

Generalidades

Vista del muro desde el lado palestino, en Belén.

La construcción de la barrera fue aprobada por el gobierno israelí el 23 de junio de 2002. Consiste en un sistema de vallas y alambradas a lo largo de aproximadamente el 90% de su trazado, y en el 10% restante[16] adopta la forma de un muro de hormigón prefabricado de hasta siete metros de altura, creado con módulos individuales, dispuestos uno al lado del otro e intercalados cada cierto intervalo con torretas para el control militar. Las partes de hormigón fueron erigidas para impedir ataques desde los edificios del lado palestino contra los vehículos que circulan en el lado israelí.

Una vez que el proyecto en su conjunto se haya completado, la parte del hormigón será de un 6%, unos 30 km.[9]

La barrera es un proyecto muy controvertido. Sus partidarios afirman que la barrera es una herramienta necesaria para proteger a los civiles israelíes (árabes y judíos) contra el terrorismo palestino, especialmente de los atentados suicidas. Sobre la cuestión legal, el gobierno de Israel argumenta[22]

Sus detractores, entre los que se encuentran las organizaciones pacifistas y pro-derechos humanos israelíes Peace Now y B'Tselem, y múltiples organizaciones internacionales como Amnistía Internacional, Intermón-Oxfam, Human Rights Watch y UNICEF, afirman que la construcción de la barrera sobre lo que consideran territorio palestino ocupado, junto con otras medidas llevadas a cabo por el Gobierno israelí (como la construcción de nuevos asentamientos y carreteras que atraviesan el territorio cisjordano, o el aumento de los puestos de control en la entrada y salida de las ciudades y aldeas[6]

Other Languages