Barniz (cerámica)

Barniz es la sustancia líquida y trasparente, de composición resinosa,[1]​ Más en concreto, en alfarería y cerámica, se llama barniz a la suspensión coloidal que se aplica, generalmente en estado crudo, en la superficie de las piezas en elaboración, y que una vez cocidas les dará un brillo característico y les servirá de impermeabilizante.

En la producción cerámica es importante diferenciar el antiguo barniz no vítreo,[nota 2]​ característico de la fábrica clásica griega, la terra sigillata romana y otras cerámicas itálicas, del barniz vítreo común a las distintas técnicas empleadas en las piezas vidriadas propiamente dichas.

Esferas de terracota con barniz y con óxido; obra de Lucio Fontana en 1957, en el Museo Internacional de Cerámica de Faenza.

Barniz antiguo clásico (no vítreo)

Diferentes especialistas coinciden en que el barniz antiguo, usado en las cerámicas griegas e itálicas de figuras negras, figuras rojas y obra con barniz negro, así como en la terra sigillata romana, se conseguía a partir de arcillas desfloculadas,[2]

Other Languages