Baraja

Baraja es un conjunto de naipes o cartas. Estos suelen ser unas estampas rectangulares —la mayoría de las veces— hechas de cartón, que tienen un dibujo por una cara y ciertos objetos en la otra o un número de figuras variable.[2]

Las cartas o naipes suelen tener un dibujo por la parte de atrás, variable de unos mazos a otros

Las investigaciones señalan que los naipes, y por ende la baraja, fueron creados en el siglo XII en China,[4]​ y que llegaron a Europa desde Oriente introducidos en España por los árabes, para luego pasar a Italia durante el reinado de Pedro III de Aragón.

Existen diferentes tipos de barajas, cada región o país posee las suyas propias, algunas más conocidos que otras, como por ejemplo la baraja española, la inglesa, la francesa o de Tarot.

La primera mención que se hace de un juego de naipes es en Barcelona, España, en el 1310 por el Consejo de Ciento, con lo que ya existían anteriormente.

Generalmente, los juegos requieren una baraja completa. Para algunos hay que apartar las cartas que no se utilizan —Durak, Pináculo— y otros precisan que se utilicen dos o tres juegos de barajas —Canasta—.

Etimología

El verbo barajar aparece testimoniado ya en el s. XII con el sentido "reñir, pelearse". Posteriormente se le atribuye el sentido de "mezclar los naipes". Hay tres posibilidades:

a) bien el origen que lo relaciona con "luchar", que es el más antiguo y original;
b) el sentido "mezclar" sería original aunque solo por el azar no esté testimoniado hasta más adelante;
c) la palabra significaría "mezclar", evolucionó hasta el sentido "pelear" y luego habría vuelto a desarrollar un sentido "mezclar" referido a los naipes.

Las tres posibilidades aparecen recogidas por Corominas y Pascual, que prefieren la (a) aunque admiten como posibles (c) y (b).[5]​ Si el origen fuera (b) o (c), el término podría proceder del latín tardío *varalia (de vara) con el sentido "entretejido de varas". Para el origen (a) no hay una etimología convincente. El sustantivo baraja deriva del verbo barajar.

La etimología de naipe es desconocida. La palabra se usa con el mismo sentido que en español, en catalán, y con un sentido relacionado en portugues y antiguamente en italiano. Se ha intentado relacionar de varias maneras con diversos términos árabes, siguiendo la teoría de que los juegos de naipes fueron introducidos en Europa por los árabes , pero ninguno de los intentos es satisfactorio desde el punto de vista filológico.[6]

Other Languages
asturianu: Baraxa
português: Baralho
Winaray: Baraha