Bandera de Navarra

Bandera de Navarra

Bandera de Navarra

Datos generales
Territorio Comunidad Foral
Uso FIAV 110000.svg FIAV normal.svg
Proporción 2:3
Adopción 15 de julio de 1910
Colores       Rojo
[ editar datos en Wikidata]

La bandera de Navarra es uno de los símbolos de la Comunidad Foral de Navarra, una de las 17 comunidades autónomas de España. La bandera es de paño rojo con el escudo de Navarra en el centro, formado por cadenas de oro dispuestas en cruz, aspa y orla, una esmeralda verde al centro y timbrado con la corona real. Su diseño fue elevado a rango legal por la Ley Orgánica de Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra el 10 de agosto de 1982.

Antecedentes

Está abierta la discusión sobre si puede considerarse que existió la bandera de Navarra antes de 1910. Hay autores que afirman su existencia ya en la Edad Media, otros que creen documentar su uso ya en el siglo XVI, mientras que otros indican que no hubo propiamente una bandera de Navarra antes del siglo XX, y que quienes señalan antecedentes anteriores, en realidad, la confunden con el pendón real.

El Fuero General de Navarra, del siglo XIII, dispuso que el rey tuviera sello, moneda, “et alferiz, et seyna caudal”, esto es, una seña o pendón que portara su alférez. Ese pendón llevaba las armas del rey, las cadenas de oro sobre fondo rojo, como era costumbre en la época, unas veces ocupando todo el paño (pendón heráldico), otras veces como escudo colocado en el centro.

Luis Correa narra el intento de recuperación de Pamplona en 1512 por parte del rey Juan de Albret y dice que “puso en la delantera trescientos hombres de armas a pie con una bandera colorada, con ciertas bandas de oro en ella, a la cual todos aguardaban y juraron de no la desamparar”.[1]​ Hay quienes consideran que se trataba de la bandera de Navarra, pero puede referirse al pendón real, seguramente, en diseño heráldico.

Luis Javier Fortún considera que está acreditado el uso histórico de la bandera de Navarra desde mediados del siglo XVI.[3]​ Esta acta relata cómo los soldados navarros portaban una bandera que es descrita como sigue: la qual es colorada, sembrada en ella cadenas y una corona doradas. Dicha bandera precedió la entrada de los soldados en Pamplona tras su victoria en la expedición sobre San Juan de Luz y era la misma que se había utilizado dos años antes en la proclamación de Felipe II en Pamplona como rey.

Sin embargo, Miguel Izu considera que la bandera descrita por Fortún no era una bandera de Navarra, símbolo de una comunidad política, sino un pendón real.[4]​ Explica que los pendones medievales eran un símbolo individual, de una persona o institución, solían ser de ejemplar único y se portaban en un asta en comitiva o desfile, y que el pendón real acompañaba al rey y solo él estaba autorizado a utilizar. En cambio, las banderas actuales, sobre todo las banderas nacionales, que no surgen hasta el siglo XVIII, identifican a una comunidad política, cualquiera puede usarlas, es un símbolo colectivo y lo más importante no es quien las porte sino su diseño, sus colores, no constituyen ejemplar único sino un modelo abstracto que puede reproducirse ilimitadamente. Por ello, considera que hasta 1910 no cabe hablar estrictamente de bandera de Navarra.

En sesión de la Diputación Foral de Navarra de 22 de enero de 1910, además del diseño oficial del escudo, “se acordó también subsanar la falta de existencia de la bandera de Navarra, disponiendo que se confeccione una que esta Diputación usará en las solemnidades y ocasiones en que lo juzgue oportuno”. Sobre el dictamen encargado a los historiadores Arturo Campión, Julio Altadill y Hermilio de Oloriz, la Diputación acordó el 15 de julio confeccionar una bandera roja, con el escudo de las cadenas y la corona en el centro, que se izaría por primera vez el día siguiente, 16 de julio, aniversario de la batalla de las Navas de Tolosa.