Baleares (crucero)

Baleares
Crucero Baleares (1936).jpg
El crucero pesado Baleares
Banderas
Zona sublevada
Historial
Astillero SECN Ferrol
Clase Clase Canarias
Tipo Crucero pesado
Iniciado 15 de agosto de 1928
Botado 20 de abril de 1932[1]
Asignado 28 de diciembre de 1936
Baja 6 de marzo de 1938
Destino Hundido en la Batalla del Cabo de Palos
Características generales
Desplazamiento • 10 000 t estándar
• 13 283 t a.p.c.
Eslora 193,90 m
Manga 19,52 m
Puntal 12,57 m
Calado 6,51 m
Blindaje • Cinturón blindado: 50 mm - 110 mm
• Cubierta: 25 - 110 mm
• Torres: 25 mm
Armamento • 8 cañones SECN de 203 mm en 4 torres
• 8 cañones de 120 mm, 4 por banda
• 12 tubos lanzatorpedos de 533 mm, 6 por banda
Propulsión • 8 calderas Yarrow
• 4 turbinas Parsons
• 4 hélices
Potencia 90 000 cv
Velocidad 33  nudos
Autonomía • 8000 millas a 15 nudos
• 4000 millas a 25 nudos
• 1235 millas a 33 nudos
Tripulación 800 hombres
Equipamiento aeronaves previstas 2 catapultas no instaladas
[ editar datos en Wikidata]

El Baleares fue un crucero pesado de la Marina Española que formó parte de la Armada franquista durante la Guerra Civil Española. Era gemelo del Canarias, con el que conformaba la Clase Canarias. Los buques de esta clase eran en realidad una versión mejorada de la británica clase County. Resultó hundido durante la Batalla del Cabo de Palos, en marzo de 1938, tras ser torpedeado por destructores de la Armada republicana.

Construcción y características

Ordenada su construcción durante la dictadura del general Miguel Primo de Rivera, el Baleares fue puesto en grada el 15 de agosto de 1928 y su botadura tuvo lugar el 20 de abril de 1932. El navío fue construido por la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN), que era una empresa subsidiaria de matriz británica Vickers-Armstrong. Es por esto que la SECN basara su diseño en los cruceros de la Clase County de la Royal Navy. La proclamación de la Segunda República en 1931 y las posteriores revisiones del programa de construcción de Primo de Rivera provocaron un considerable retraso en la construcción del buque. En julio de 1936, el Baleares todavía se hallaba amarrado en el puerto e incompleto.

Además de los planes originales, también estuvo prevista la instalación de dos catapultas equipadas con aviones Hawker Osprey, que serían modificados como hidroaviones. Sin embargo, el proyecto no llegó a prosperar.