Balcones de Lima

Fachada de la Casa de Osambela situada en el jirón Conde de Superunda. Se aprecian sus balcones de estilo Luis XVI ornamentados con guirnaldas.

Los balcones de Lima, que fueran construidos tanto en la época virreinal como durante la República y que existen hasta hoy, principalmente en el centro histórico de Lima (distritos de Lima y Rímac), son parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad capital del Perú.

En el centro histórico de Lima abundan los balcones, los cuales le dan a la ciudad un aspecto muy original. Los balcones, junto a los demás monumentos arquitectónicos de Lima, han sido la razón por la cual la Unesco declaró al casco antiguo de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad.[1]

Reseña histórica

El balcón esquinero, de principios del siglo XVIII, de la Casa del Oidor es el único de fábrica virreinal que queda en la Plaza Mayor de Lima.
Fachada del Palacio de Torre Tagle, con pórticos y arcos de piedra tallada y artísticos balcones moriscos de madera tallada.

El historiador Antonio San Cristóbal, basándose en los conciertos de obra (registro efectuado en la fecha en que se realizaba la edificación), distingue dos períodos en la construcción de los balcones.

  • Primer período: en las fachadas de las casas limeñas del siglo XVI y principios del siglo XVII se alzaron los balcones llanos abiertos y las galerías abiertas y alargadas por toda la fachada de la calle.
  • Segundo período: a principios del siglo XVII empezaron a aparecer los balcones cerrados de cajón imponiéndose su predominio desde la década de 1620 en adelante y desplazando gradualmente a los balcones abiertos llanos.
Other Languages