Balaur

Balaur, en una calle de Brașov.

En el folclore rumano, un balaur es una criatura similar a un dragón europeo,[2]​ (normalmente tres, otras veces siete, o incluso 21).

Se dice que para crear un balaur se juntan muchas serpientes en un lugar húmedo y solitario, donde todas comienzan a soplar a la vez, hasta que les sale espuma por la boca. Al pasar el tiempo esa espuma se convierte en un diamante,[3]​ que si es tragado por una de las serpientes, ésta comienza a crecer, y si permanece siete años en la oscuridad, sin ser vista, sale convertida en balaur.

Cuando aparece esta figura tradicional en la mayoría de cuentos rumanos, es para representar al Mal, que debe ser derrotado por Făt-Frumos para liberar a la princesa (en otras versiones de la leyenda, vence a un zmeu).

El término balaur parece derivar del PIE *bel-, "fuerte", o *bhel-, "hinchar". Se la considera una palabra de sustrato prerromano.

Referencias

  1. Alwyn David Rees; Brinley Rees (1961). Celtic Heritage: Ancient Tradition in Ireland and Wales. Thames & Hudson. p. 365. 
  2. Alfred Owen Aldridge (1969). Comparative literature: matter and method. University of Illinois Press. p. 124. 
  3. Cora Linn Morrison Daniels; Charles McClellan Stevens (1903). Encyclopaedia of Superstitions, Folklore, and the Occult Sciences of the World: A Comprehensive Library of Human Belief and Practice in the Mysteries of Life. J. H. Yewdale & sons Company. p. 1419. 
Other Languages
български: Балаур
English: Balaur
עברית: באלאור
日本語: バラウール
română: Balaur
русский: Балаур
Simple English: Balaur