Balada romántica

Balada romántica
Orígenes musicalesFusión de Bolero, Pop, Soul, R&B, Tango y Rock; vinculado a la balada estadounidense, la francesa y la italiana.
Orígenes culturalesOccidente
Instrumentos comunesOrquesta sinfónica, sintetizadores, guitarras eléctricas y electroacústicas, bajo, batería, voz, piano, percusión.
PopularidadAlta en países de lengua hispana.
Subgéneros
Balada rock, balada techno, balada salsera, balada chicha, etc.

La balada romántica es un género musical aparecido en la década de 1960 que alcanzó popularidad en algunos países de América Latina y Europa.[2]

En México se escuchaban baladas románticas al inicio de los años 1960, dado la influencia estadounidense; inevitable por la cercanía geográfica con Estados Unidos y la frecuencia con que esta música era escuchada en las estaciones de radio juvenil de esa época (Ver: Los Teen Tops, Los Camisas Negras y artistas relacionados como Enrique Guzmán y César Costa).

Su auge en España estuvo aparejado con el ingreso de ese país en el festival de la canción de Eurovisión del año 1962 con la canción Llámame. En Eurovisión 1966, Raphael representó a España con la canción Yo soy aquél, con la que obtuvo el séptimo lugar.

El Club del Clan, TV argentina de Nueva Ola.

Características

El etnomusicólogo Daniel Party define a la balada romántica como «una canción de amor de tempo lento, interpretada por un cantante solista generalmente acompañado de una orquesta».[3]

Party ha destacado el carácter común "latino" del género, más allá de los países, definiendo a la balada romántica como una «lingua franca», derivada de «una sensibilidad común latinoamericana»[4]

Other Languages
English: Latin ballad