Bajo sin trastes

Bajo sin trastes

El bajo sin trastes, o bajo "fretless" (fretless bass en inglés) es un bajo eléctrico o acústico construido a la manera tradicional cuyo diapasón no cuenta con los trastes característicos de este tipo de instrumentos.

Aparecido a mediados de los sesenta y popularizado sobre todo por el bajista Jaco Pastorius, el bajo sin trastes es hoy muy popular entre los músicos de jazz, funk y R&B que aprecian sus particulares características de sonido, su similitud con el contrabajo tradicional y sus mayores posibilidades de expresión frente al bajo eléctrico tradicional.

Características

El bajo "fretless" no está limitado, como el bajo eléctrico tradicional, al uso de la escala cromática de doce tonos temperados característica de la música occidental, lo que le proporciona por un lado mayores posibilidades expresivas, y por otro, aumenta la dificultad de su ejecución. Frente al bajo eléctrico tradicional, el bajo fretless brinda un sonido más suave y natural, con un ataque mucho menos definido, pues la cuerda transmite su vibración directamente a la madera del diapasón, en lugar de a un traste metálico, y los dedos del ejecutante pueden transmitir el vibrato con mucha mayor naturalidad.

Precisamente por estos motivos, la ejecución del bajo fretless requiere mucha mayor atención y entrenamiento, pues la necesidad de pulsar la cuerda en el lugar exacto aumenta notablemente la dificultad de afinación. Como ocurre con los instrumentos de cuerda clásicos (violín, viola, cello y contrabajo), el ejecutante del bajo fretless debe desarrollar especialmente su oído, que será quien dicte la posición exacta de los dedos sobre el diapasón. Para facilitar esta tarea, existen diversos modelos de bajos "fretless" que cuentan con marcas sobre el diapasón allí donde normalmente se encontrarían los trastes, una variedad denominada en inglés "lined fretless basses".

En la construcción de un bajo "fretless" se emplean normalmente maderas duras, como el ébano, y cuerdas planas, con el objetivo de reducir al mínimo el abrasamiento del diapasón al contacto continuo con la cuerda. Frecuentemente además, se usan revestimientos con materiales plásticos —tipo epoxy— en el diapasón, con el mismo objetivo.

Excepto por la ausencia de trastes, y las características de las maderas del diapasón, un bajo "fretless" no se diferencia en absoluto de un bajo eléctrico estándar o "fretted bass" (véase bajo eléctrico).

Other Languages