Bagrat IV de Georgia

Bagrat IV
Rey de Georgia
Bagrat IV of Georgia (coin).jpg
Información personal
Reinado 16 de agosto de 1027 - 24 de noviembre de 1072
Predecesor Jorge I de Georgia
Sucesor Jorge II de Georgia
Familia
Dinastía Bagrátida
Padre Jorge I de Georgia
Madre Mariam de Vaspurakan
Heredero Gourandoukht ( 1027- 1054)
Giorgi de Georgia ( 1054- 1072)

BagrationCOA.JPG
Escudo de Bagrat IV

[ editar datos en Wikidata]

Bagrat IV (en georgiano: ბაგრატ IV; Bagrat' IV; 1018- 1072) fue uno de los reyes de Georgia de la dinastía Bagrationi que reinó de 1027 a 1072. Fue coronado tras la súbita muerte de su padre, el rey Jorge I cuando solo tenía ocho años.

Durante su largo reinado, Bagrat trató de reprimir a la gran nobleza y de asegurar la soberanía de Georgia de los imperios bizantino y selyúcida. Tras una serie de conflictos, Bagrat logró derrotar a sus vasallos y rivales más poderosos de la familia Liparítida, con lo cual alcanzó el control de varios enclaves feudales y redujo al vasallaje a los reyes de Lorri y Kajetia, así como al emir de Tbilisi. Como muchos gobernantes medievales del Caúcaso, tomó prestado varios títulos bizantinos, en particular, los de nobelissimos, curopalates y sebastos.

Primeros años

Bagrat IV fue el hijo del rey Jorge I (r. 1014-1027) y de su primera esposa Mariam de Vaspurakan, hija del rey de Ani. A la edad de tres años, Bagrat fue entregado por su padre como rehén del emperador bizantino Basilio II (r. 976-1025) como recompensa por la derrota de Jorge en la guerra contra los bizantinos en 1022. Bagrat pasó los siguientes tres años en la capital imperial de Constantinopla y fue liberado en 1025. Todavía estaba dentro de las posesiones bizantinas cuando Basilio falleció y fue sucedido por su hermano Constantino VIII. Constantino ordenó que el príncipe volviera, pero el correo imperial no pudo alcanzar a Bagrat, quien ya había llegado al reino de Georgia.[1]

Cuando Jorge I falleció en 1027, Bagrat, de ocho años, lo sucedió en el trono. La princesa madre Mariam se convirtió entonces en regente de su hijo menor de edad. Compartió la regencia con los nobles, en particular, Liparito IV, duque de Trialeti y con Iván Abazasdze, duque de Kartli.

Un fragmento del fresco de la Iglesia Ateni Sioni, que representa a Bagrat IV.

Para cuando Bagrat se convirtió en rey, el impulso de los Bagrátidas para completar la unificación de todas las tierras georgianas había llegado a un punto irreversible. Los reyes de Georgia, establecidos en Kutaisi al oeste de Georgia, gobernaban todo lo que había sido el Reino de Abjasia, mientras que una gran porción de Iberia caucásica/ Kartli; Tao/ Tayk había sido ganada por los bizantinos. Por otra parte, un emir musulmán permanecía en Tiflis y los reyes de Kajetia defendían obstinadamente su autonomía en la región más oriental de Georgia. Durante la minoría de edad de Bagrat, la regencia había avanzado posiciones con respecto a la alta nobleza, cuya influencia Bagrat intentó limitar cuando asumió el poder de gobierno total.

Simultáneamente, la Corona georgiana fue confrontada por dos importantes enemigos externos: el Imperio bizantino y los turcos selyúcidas, si bien el Imperio bizantino y Georgia habían mantenido lazos centenarios culturales y religiosos y los selyúcidas suponían una amenaza sustancial al propio Imperio. La agresividad de Constantinopla hacia la escena política del Cáucaso contribuyó a una atmósfera de desconfianza y recriminación, lo que impidió que las dos naciones cristianas cooperaran efectivamente contra la amenaza común. La afirmación de la hegemonía Bagrátida georgiana en el Cáucaso fue la piedra angular del reinado de Bagrat, por lo que su política puede ser entendida como un intento por enfrentar a los selyúcidas y a los bizantinos entre sí.[1]

Other Languages
Deutsch: Bagrat IV.
suomi: Bagrat IV
Nederlands: Bagrat IV
polski: Bagrat IV
русский: Баграт IV
srpskohrvatski / српскохрватски: Bagrat IV od Gruzije
slovenščina: Bagrat IV. Gruzijski
Türkçe: IV. Bagrat