Backmasking

El Backmasking, popularmente conocido como mensajes al revés y cuya traducción literal sería "enmascaramiento hacia atrás", es una técnica sonora en la cual, los sonidos son grabados a la inversa sobre una pista musical planeada para ser tocada hacia adelante. El backmasking es un proceso premeditado, siendo así, causa de muchas controversias, especialmente relacionadas con mensajes subliminales en la música rock y pop.

Prolegómenos

La práctica de manipular música grabada comenzó a finales de la década de 1950 con la llegada de la música concreta. Esta forma vanguardista de música electrónica, implicaba la edición conjunta de fragmentos de sonidos naturales y automáticos.

Los Beatles, quienes incorporaron las técnicas de la música concreta dentro de sus grabaciones, fueron los responsables de popularizar el concepto de backmasking. John Lennon experimentó con la cinta de "Tomorrow Never Knows", canción de Revolver, vuelta al revés. Lennon, que en aquellos tiempos estuvo habituado al uso de cannabis, le agradó el sonido de la canción siendo tocada al revés y compartió los resultados con los demás miembros de la banda al siguiente día.[1] Después escribió "Rain", con la intención de que la pieza fuese grabada completamente a la inversa; pero George Martin (quien afirmaba que fue él quien descubrió el efecto invertido) rechazó esto y solamente el verso final quedó al revés.

Los efectos invertidos (voz y otros efectos sonoros en reversa) son a menudo utilizados por los productores.[2]

Other Languages
العربية: باك ماسكينغ
čeština: Backmasking
English: Backmasking
français: Backmasking
Bahasa Indonesia: Backmasking
italiano: Backmasking
한국어: 백마스킹
lietuvių: Backmasking
polski: Backmasking
português: Backmasking
Simple English: Backmasking
slovenčina: Backmasking
Türkçe: Backmasking