Bacillus Calmette-Guérin

Muestra de BCG usada en Japón.

Bacillus de Calmette y Guérin, más conocida por su sigla BCG, es la vacuna contra la tuberculosis. Esta vacuna se prepara a partir de extracto atenuado de Mycobacterium bovis que ha perdido su virulencia en cultivos artificiales, manteniendo su poder antigénico.

El bacilo de Calmette-Guérin también se emplea como tratamiento inmunoterápico contra el cáncer ya que actúa como modificante de la respuesta biológica. Los modificantes de la respuesta biológicas son sustancias que no tienen ningún efecto antitumoral directo, pero pueden accionar el sistema inmune para atacar los tumores. El Bacilo Calmette-Guerin (BCG) estimula una inmunorespuesta y causa la inflamación de la pared de la vejiga que, alternadamente, destruye las células de cáncer dentro de la vejiga.

Historia

En 1925, las experiencias en el Instituto Pasteur del microbiólogo Albert León Charles Calmette y del veterinario Camile Guérin dan como resultado una sustancia que se puede considerar como la primera vacuna del siglo XX. Partieron de la base en 1906 de que la inmunidad contra la tuberculosis sólo era posible cuando había en el organismo bacilos tuberculosos. Al principio la vacuna fue experimentada en animales, y en 1921 se hizo la primera aplicación en el ser humano. Inicialmente aplicada por vía digestiva a los niños en los primeros días de la vida con 1 centígramo de cultivo vivo emulsionada en una solución de glicerina. La vacuna BCG fue incorporada en 1974 en el programa de inmunizaciones de la OMS para países subdesarrollados, actualmente se aplica de forma rutinaria en la mayoría de los países del mundo en donde la tuberculosis es endémica, como parte del programa ampliado de inmunizaciones recomendado por la OMS.

Other Languages