BDSM en el cine

A lo largo de su historia, el cine siempre ha tratado de reflejar los aspectos más extremos de la sexualidad humana, bien con ánimo moralizante, bien como escueto testimonio. También ha reflejado, por tanto, la práctica del BDSM (acrónimo de bondage- disciplina- dominación-sumisión- sadismo- masoquismo).

Imágenes de Mercado de esclavas y otras (1908), de Johann Schwarzer.

Generalidades

El BDSM es un concepto que abarca el SM o sadomasoquismo, la DS o relaciones de dominación erótica, el fetichismo sexual, la disciplina inglesa o flagelación erótica y el bondage. Como tal, se ha visto reflejado en la filmografía de dos formas bien distintas, tanto en el orden cronológico como en el contextual:

  • Reproduciendo exclusivamente algunos de los conceptos o prácticas englobadas en el acrónomino BDSM. Muy especialmente el sadomasoquismo, pero también la Flagelación. Históricamente, esta forma de relatar sobre el BDSM comienza ya en los albores del Cine, a partir de 1920, y llega hasta principios de los años 90. Un buen ejemplo de ese periodo y de esa forma de escenificar, son películas como Martha, Sufrimiento y Dolor, del director alemán Rainer Werner Fassbinder (1974) o Belle de jour, dirigida por Luis Buñuel (1967).
  • Desde los años 90, con la difusión del concepto BDSM como elemento integrador de la cultura del sexo no convencional, aparecen películas que relatan escenarios generalizadores y de síntesis, empleando una visión del BDSM como filosofía de vida, como modelo de actuación personal que trasciende lo meramente sexual. Un ejemplo de esta filmografía lo encontramos en 24/7 - The Passion of Life, dirigida por Roland Reber en 2005.
Other Languages