Avia (automóviles)

No confundir con Avia, fabricante checo de aviones y automóviles.

Avia fue la marca de los vehículos comerciales construidos por Aeronáutica Industrial ( AISA), una compañía del sector aeronáutico español ubicada en Cuatrovientos en Madrid. AISA, que se había dedicado principalmente a la construcción de aviones ligeros, comenzó a finales de la década de 1950 a fabricar furgonetas ligeras, camiones y autobuses, empleando motores diésel Perkins Hispania.[1]

Historia

Avia 4000L (año 1972)
Furgoneta Avia. Este modelo, vendido con los nombres 1000, 1250 y 2000, era idéntico a las Ebro F260, F275 y F350.
Camión Avia L35. Este modelo era idéntico a los Ebro de las series L y M.

En 1923 Jorge Loring Martínez creó en Carabanchel Alto ( Madrid) la compañía Talleres J. Loring para la fabricación de material aeronáutico.[1]

En 1957, aprovechando el auge de la fabricación de vehículos de dos, tres y cuatro ruedas, comienza la producción de vehículos industriales que llevarán el nombre comercial de AVIA,[4] aunque sin abandonar nunca la rama aeronáutica.

El primer vehículo comercial fue el motocarro Avia 200, que iba equipado con el motor Hispano Villiers de 197 c.c. de 8,4 CV, frenos hidráulicos traseros y hasta 500 kg de capacidad de carga. Estuvo en producción hasta 1963 en multitud de versiones, en función de su cometido.[4]

En 1960 presentó en la Feria de Muestras de Barcelona el prototipo de su primer camión ligero: el Avia 2500, que entró en producción en 1961 con un motor Perkins de 61 CV. Para este proyecto AISA contó con el asesoramiento del Departamento Técnico de ENASA-Pegaso, pues el INI tenía un 33% de participación en AISA.[3]

En 1962 siguió el Avia 3500 con motor Perkins de 68 CV y 4192cc[4]

A mediados de los setenta, sin dejar la construcción de camiones, el interés de AISA se centra en la mejora de sus autobuses, llegando a construirlos de 40 plazas. Para ello se asocia con Motor Ibérica,[1] fabricante de los vehículos comerciales Ebro, su principal competidor y gradualmente se fue convirtiendo en una simple segunda marca de Ebro. Cuando Nissan Motors compró Motor Ibérica en los años 80, la marca Avia desapareció.

Una de las aplicaciones más interesantes de los camiones Avia fue el camión de bomberos Avia-Deutz fabricado por la subsidiaria española de Klöckner Humbolt Deutz. Basado en un chasis Avia 3500L, tenía un motor Deutz refrigerado por aire y equipamiento anti-incendios Magirus.

El interés despertado en 1962 por el Avia 3500 y, posteriormente, el 6500, que llevaba motor Perkins, llevó a la empresa a la fabricación de autocares más cómodos y de mayor capacidad. Existe una segunda marca europea llamada Avia Camiones, con motor Cummins, perteneciente al Grupo Hinduja. En España, la comercialización se lleva a cabo a través de Avia-Trucks Ibérica.

Other Languages