Aventura gráfica

La aventura gráfica, subgénero de videojuegos, es el género del mundo de los videojuegos interactivos cuyo antecedente más inmediato son las aventuras conversacionales de los años 1980 y cuya edad puede establecerse en la primera mitad de la década de 1990. La dinámica de este tipo de experiencia consiste en ir avanzando por el mismo a través de la resolución de diversos rompecabezas, planteados como situaciones que se suceden en la historia, interactuando con personajes y objetos a través de un menú de acciones o interfaz similar, utilizando un cursor para mover al personaje y realizar las distintas acciones. El concepto clásico de aventura gráfica incluía la visión de los personajes en tercera persona la mayor parte del juego, aunque algunas de las aventuras gráficas más importantes se planteasen en primera persona.

Los antecedentes

Mystery House para el ordenador Apple II fue la primera aventura conversacional que utilizó gráficos en los comienzos de la era de la computación doméstica.

Con la aparición del ordenador personal de 8 bits en la década de 1980 se instauraba en los hogares un nuevo abanico de entretenimiento y ocio. Entre los nuevos juegos que salían para dichos ordenadores aparecieron unos que distaban mucho de la acción pura característica de los comecocos y las plataformas, las aventuras conversacionales.

En dichos juegos la acción se desarrollaba en primera persona y bajo la pantalla gráfica había un cuadro de texto, utilizado para moverse, usar objetos e interactuar con el entorno y los personajes del videojuego mediante sencillas frases del tipo "hablar con el anciano", "usar fuego" o indicando puntos cardinales para ir de un sitio a otro, como por ejemplo "norte" o "sur".

Clásicos de este género fueron, El hobbit, La Aventura Original o Don Quijote, por citar algunos ejemplos. Hay que tener en cuenta que los anglosajones no diferenciaban entre aventuras conversacionales y aventuras gráficas, sino entre aventuras de texto y aventuras gráficas, englobando en estas últimas las aventuras conversacionales con gráficos. Por esta clasificación, que no coincide con la que realiza el ámbito hispano, para ellos Mistery House sería la primera aventura gráfica de la historia, a pesar de que para los hispanoablantes este título entraría dentro de las aventuras conversacionales.

Other Languages