Autovía Cantabria-Meseta

A-67
España
VdtoMontabliz310108.jpg
Viaducto de Montabliz en la Autovía de la Meseta.
A-67.svg
Datos de la ruta
Nombre coloquial Autovía Cantabria-Meseta
Identificador   A-67Spain.png 
Tipo Autovía
Longitud 205,4 km
Titular Ministerio de Fomento
Red Red de Carreteras del Estado
Orientación
 • Sur A-62
 • Norte S-10
Lugares
Lugares que atraviesa Venta de Baños (inicio), Palencia, Frómista, Aguilar de Campoo, Torrelavega, Santander (final)
[ editar datos en Wikidata]

La A-67 o autovía Cantabria-Meseta, también conocida como autovía de la Meseta, es una vía terrestre de doble calzada y sentido que comunica la comunidad autónoma española de Cantabria con la meseta norte, es decir con Castilla y León, en concreto con la provincia de Palencia. Su recorrido atraviesa la cordillera Cantábrica, siendo esta vía de vital importancia para la comunidad autónoma cántabra debido a que es el principal y único acceso de gran capacidad que tiene a la meseta castellanoleonesa y por extensión, al centro de la península Ibérica. Asimismo, es fundamental para el comercio en el Puerto de Santander y para los frecuentes desplazamientos que se efectúan desde Cantabria hacia cualquier parte de España que tengan que pasar por Valladolid, o por Madrid, centro del sistema radial de autopistas y autovías.

Historia

La A-67 quedó terminada el 28 de julio de 2009, tras abrirse los últimos tramos pendientes entre Frómista- Osorno la Mayor- Aguilar de Campoo. Anteriormente, se había completado la autovía en sus tramos de Cantabria, en concreto fue el 31 de enero de 2008, siendo inaugurados por el Presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla y la ministra de Fomento Magdalena Álvarez.

Cantabria fue durante muchos años, la única comunidad autónoma de la España peninsular que no tuvo conexión por autovía con el centro de la península y por tanto con la capital, Madrid. Antes de que se construyera esta autovía, la comunicación entre Cantabria y la Meseta se hacía a través de dos carreteras nacionales que atravesaban dos puertos bastante peligrosos, como son las Hoces de Bárcena y el Puerto del Escudo.

Debido a que atraviesa de norte a sur la Cordillera Cantábrica, esta vía de comunicación tiene trayectos de gran complejidad técnica, incluyendo cinco viaductos, entre ellos el Viaducto de Montabliz, que se convirtió el día de su inauguración en el puente más alto de España y el sexto de Europa, siendo la obra más costosa de toda la autovía. El viaducto cruza el cauce del río Bisueña a 145 metros por encima del suelo.[1] El coste por kilómetro de la autovía cuadruplicó la media de las autovías en España.

La inauguración definitiva[2] la hizo el ministro de Fomento José Blanco, en el tramo de 38 kilómetros que discurre entre los municipios de Alar del Rey y Osorno la Mayor, permitiendo así que los 205 kilómetros de distancia que hay entre Venta de Baños y Santander se puedan recorrer en una hora y cincuenta minutos.

La autovía se empezó en Bezana en 1984, siendo ministro de Obras Públicas Javier Sáenz de Cosculluela. Seis años más tarde se habían terminado los 23 kilómetros que separaban a la capital cántabra de Torrelavega. Las obras estuvieron paradas 6 años, hasta que bajo el mandato del ministro Francisco Álvarez-Cascos se reemprendieron en los tramos Torrelavega- Los Corrales de Buelna, Reinosa- Mataporquera, y Frómista- Palencia, abiertos en 2004.

Con la apertura de los últimos tramos de la A-67, Cantabria quedó comunicada directamente por autovía con Madrid, y con Andalucía a través de su conexión con la autovía Ruta de la Plata.

En el momento de su conclusión la autovía presentaba los tramos de mayor coste por kilómetro de carretera de España (13,8 millones de euros el tramo Los Corrales de Buelna - Molledo y 14,4 millones de euros el de Molledo - Pesquera, ambos en la vertiente cántabra). En estos dos tramos, de unos 11 km cada uno y en los que se atraviesa de norte a sur toda la cordillera Cantábrica, supusieron una gran dificultad técnica que planteó su construcción para poder mantener un trazado, los cuales atraviesan terreno muy accidentado, queda reflejado en el hecho de que en torno al 50 % de la longitud de estos discurren por túneles y viaductos, lo que supuso para el Ministerio de Fomento invertir del orden de tres veces más por kilómetro que en cualquier otro tramo normal de autovía en España.[3]

Construcción del Viaducto de Montabliz en el tramo Molledo- Pesquera ( Cantabria).
Other Languages