Autosugestión

La autosugestión es un proceso mediante el cual un individuo autodirecciona a su subconsciente para llegar a creer algo, o fijar determinadas asociaciones mentales, generalmente con un propósito específico.

Cuando es con un propósito específico, puede llevarse a cabo a través de métodos de autohipnosis o autoafirmaciones constantes y repetitivas, y puede ser visto como una forma de lavado de cerebro autoinducido. El éxito está típicamente correlacionado con la persistencia de su uso y su duración temporal. La autosugestión también se puede considerar como una especie de rezo, autoexhortación, meditación, palabras de ánimo que el individuo se da a sí mismo, u otras actividades análogas. Un ejemplo trivial de autosugestión consiste en aquellos propósitos que uno se plantea a sí mismo ante el inicio del nuevo año. Casos más graves se muestran en pacientes alienados

La autosugestión se lleva a cabo generalmente bombardeando la mente de uno mismo con pensamientos repetitivos (positivos o negativos) hasta que permanecen en el subconsciente. Los que realizan esta práctica lo hacen típicamente con la esperanza de convertir pensamientos en creencias, e incluso en realidades. Como procedimientos típicos para influenciar la propia mente a través de la autosugestión repetitiva, tenemos que visualizar las manifestaciones de una creencia, afirmarla en voz alta o con la «voz interna». Véase el artículo entrenamiento autógeno.

Normalmente el término «autosugestión» se refiere a un proceso mental deliberado para conseguir un objetivo, pero también puede referirse a un proceso inintencionado.

Other Languages
français: Méthode Coué
italiano: Autosuggestione
lietuvių: Savitaiga
Nederlands: Autosuggestie
polski: Autosugestia
português: Autossugestão
slovenščina: Avtosugestija
српски / srpski: Аутосугестија
Tiếng Việt: Tự kỷ ám thị