Autoridad Provisional de la Coalición

سلطة الائتلاف الموحدة
sultat alaitilaf almuaqqata
Autoridad Provisional de la Coalición

Flag of Iraq (1991-2004).svg

2003-2004

Flag of Iraq.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de Irak
Capital Bagdad
33°20′N 44°23′E / 33.333, 33°20′N 44°23′E / 44.383
Idioma oficial Árabe
Religión Islam
Gobierno Gobierno de transición
Gobernante administrador
 • 2003 - 2004 Paul Bremer
Historia
 • creada para deponer el gobierno de Saddam Hussein 21 de abril de  2003
 • disolución 28 de junio de  2004
Superficie
 • n/d 203 km²
Miembro de: Ninguna Organización

La Autoridad Provisional de la Coalición (CPA) (en árabe: سلطة الائتلاف الموحدة) fue el gobierno provisional establecido por Estados Unidos, Reino Unido y otros miembros de la coalición multinacional tras la invasión de Irak en 2003. Fue creado en sustitución del gobierno de Saddam Hussein en 2003. Citando la Resolución 1483 de 2003 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y las Leyes de la Guerra, la CPA se invistió a sí misma con autoridad ejecutiva, legislativa y judicial por encima del gobierno iraquí desde su nacimiento el 21 de abril de 2003 hasta su disolución, el 28 de junio de 2004.

Historia de la CPA

El Ministerio para la reconstrucción y ayuda humanitaria (ORHA), fundado por el gobierno de Estados Unidos tras la invasión de Irak en 2003, pretendía actuar como administración provisional en Irak hasta la creación de un gobierno elegido por los civiles democráticamente.

El teniente general jubilado del Ejército de Estados Unidos Jay Garner fue nombrado director del ORHA en enero de 2003. Tras la disolución del OHRA y la creación de la CPA, se convirtió en el primer jefe ejecutivo de esta última. Su elección vino motivada en gran parte por su pasado militar en Irak durante la Operación Tormenta del Desierto en 1991 y sus esfuerzos de reconstrucción del norte de Irak en la Operación Provide Comfort, además de sus credenciales y sus estrechos lazos con el Secretario de Defensa estadounidense Donald Rumsfeld. Su mandato, sin embargo, solo duró desde el 21 de abril de 2003 hasta un mes después, cuando fue reemplazado repentinamente por L. Paul Bremer, el 11 de mayo de 2003.

El rápido cese de Garner por las autoridades estadounidenses fue recibido como una sorpresa en muchos sectores de la CPA. En una entrevista en el programa de la BBC Newsnight, Garner constató públicamente que su intención era dar el poder a los ciudadanos iraquíes tan pronto como fuera posible y hacerlo mediante algún método electoral. En privado, el gobierno estadounidense presionaba para eliminar a los miembros del Partido Ba'ath de sus puestos en el gobierno de Irak y en el Ejército. El rechazo de Garner a poner en marcha esta "de-Ba'atificación" de la sociedad iraquí enfureció a algunos altos cargos del gobierno de Estados Unidos, y provocó de forma directa su cese.

Tras tomar posesión del cargo en mayo de 2003, L. Paul Bremer también asumió el título de Enviado presidencial y Administrador de Irak, y numerosos medios de comunicación e incluso la Casa Blanca le llamaron en repetidas ocasiones Gobernador. Sin embargo, este cargo de gobernador nunca fue confirmado por el Senado de Estados Unidos, y nunca fue presentado oficialmente como tal al gobierno iraquí, al no haber ninguna misión diplomática estadounidense presente en Irak en ese momento.

La CPA fue creada y fundada como una división del Departamento de Defensa de Estados Unidos, y como Administrador, Bremer reportaba directamente al Secretario de Defensa estadounidense. Aunque las tropas de varios países miembros de la coalición estaban presentes en Irak en este momento, el Mando Central de Estados Unidos (USCENTCOM) era el aparato militar principal encargado de ofrecer apoyo a la CPA en el combate directo, con el objetivo de reforzar su autoridad durante la ocupación de Irak.

Mientras muchos de los vistosos palacios de Saddam Hussein eran saqueados en los días siguientes a la invasión, la mayoría de las estructuras sobrevivieron relativamente intactas. Fue en uno de estos numerosos palacios situados a lo largo de todo el país donde la CPA decidió establecer su sede de gobierno. El gobierno estadounidense conservó algunos de estos palacios incluso después de la transición del poder al pueblo iraquí.

La CPA fue también responsable de la gestión del Fondo de Desarrollo para Irak durante el año siguiente a la invasión. Este fondo reemplazó al anterior programa de Naciones Unidas Oil-for-Food (n. de t.: petróleo por alimentos), y obtuvo fondos para el programa de compra de trigo, el programa de cambio monetario, los programas para las infraestructuras eléctricas y petrolíferas, equipamiento para las fuerzas de seguridad iraquíes, salarios para los funcionarios iraquíes y las operaciones de los varios ministerios gubernamentales.

El 22 de julio de 2003, la CPA formó el Consejo de Gobierno Iraquí y nombró a sus miembros, mayormente expatriados iraquíes que abandonaron el país durante el mandato de Saddam Hussein, así como disidentes declarados que habían sido perseguidos por el régimen previo.

Aunque subordinado a la CPA, el Consejo de Gobierno Iraquí tenía varias responsabilidades clave, que consistían en el nombramiento de representantes para Naciones Unidas, de ministros políticos internos para los cargos vacantes y la elaboración de una constitución temporal, conocida como la Ley Administrativa de Transición (TAL), que se utilizaría en la administración de Iraq hasta que se redactara una constitución permanente y fuera aprobada por el electorado general.

En la tarde del 14 de diciembre de 2003, la CPA anunció a través de una conferencia de prensa en el centro de convenciones Forum de Irak, en la zona verde de Bagdad, la captura del anterior presidente iraquí Saddam Hussein, hallado la noche anterior en un zulo cerca de Tikrit, localidad natal de Saddam. En la conferencia de prensa estuvo presente el Teniente General del Ejército de Estados Unidos Ricardo Sánchez, el gobernador Bremer, miembros de las agencias de inteligencia inglesa y estadounidense, varios miembros del Consejo de Gobierno Iraquí y una multitud de periodistas representantes de medios de comunicación de todo el mundo.

Con el fin de evitar cualquier tentativa de insurgencia, la CPA transfirió el poder al recientemente nombrado Gobierno Interno Iraquí el 28 de junio de 2004. Con la CPA así disuelta, L. Paul Bremer dejó Irak ese mismo día.

Other Languages