Autor

El autor es la persona que crea una obra, sea artística, literaria o científica.

En la literatura, el autor es una noción que pertenece al sistema literario, así como las nociones de lector, editor y obra literaria.

Para Michel Foucault, el autor es una función presente en algunos discursos, es representado por el nombre propio (del autor), separado del sujeto empírico; y siendo una función del discurso, "permite reagrupar un determinado número de textos, delimitarlos, excluir algunos, oponerlos a otros".[1]

La noción de autor se ha transformado a lo largo del tiempo debido a las diferentes prácticas históricas y a la crítica literaria y teoría literaria;[2]​ la concepción que tenemos de ella en la actualidad; tiene sus orígenes en el Renacimiento; y está relacionada con términos de originalidad, autoridad, y propiedad moral o intelectual y económica.

El término proviene del latín auctor, -ōris, "aumentador, productor, creador, autor, padre, abuelo, antepasado, fundador".[3]

Antecedentes

Antigüedad

Como la noción de autor es propia de la cultura de Occidente, encuentra sus antecedentes en la Antigüedad clásica; durante este periodo existen diferentes nociones sobre la causa de los textos.

Albert Lord advierte la conciencia anacrónica que se puede tener sobre un autor de la Antigüedad clásica, sobre todo, si se hace énfasis en que la poesía en esa época era principalmente transmitida mediante la oralidad. Por consiguiente, Lord afirma que la realización de la poesía, en el momento de la recitación, era tradicional e individual. El poeta heredaba las formas lingüísticas, los temas y las técnicas de la tradición. Y cada realización equivalía a una composición nueva, en tanto que era única.[4]

Por su parte, Gregory Nagy asegura que cada cantor, era a la vez, co-autor del poema: cada cantor iba aportándole algo nuevo a la composición. Los poetas, al tiempo que se alejaban del momento de creación, mitificaban a los poetas "originales"; y, de esta forma, la identidad del poeta (inventor) era absorbido por la mitificación que se hacía sobre él, y esta mitificación a la vez legitimaba los poemas y a los poetas (cantores) de una tradición. Homero sería, entonces, el nombre que utilizaría la tradición Homeridai para autorizarse a sí misma; y el nombre del autor sería la imitación de su figura. El resultado de esta acción fue que, si el autor no existía, la sociedad lo inventa por necesidad de creer en un origen unitivo.[5]

Para Nagy, en la Grecia preclásica, el poeta o cantor era sinónimo de vidente. Mientras que en la Grecia clásica hay una ruptura distintiva: el poeta se convierte en un artesano de las palabras mientras que el cantante sigue siendo el vidente con inspiración divina. Y en la etapa posclásica de la cultura griega se pensaba en el poeta como alguien que tenía acceso a la inspiración divina, por una lado, y como un artesano quien tenía poder sobre las palabras, la historia y la retórica, por el otro. El poeta, iluminado por lo divino, quedaba fuera de la sociedad, era despreciado o incomprendido por el público. Esta concepción de hombre de letras "iluminado" y alejado del mundo sobreviviría en el inconsciente de la cultura occidental, y resurgiría en el Romanticismo.[6]

Platón hace consideraciones sobre el poeta en los diálogos Ion, Fedro y Lysis. Como la poesía era la expresión de las musas o lo divino, el poeta estaba fuera de sí, y no utilizaba su razón, ni siquiera tenía acceso al conocimiento verdadero (episteme), sino que apenas podía poseer una opinión verdadera (eudaxia).[10]

Gérard Genette habla de las obras líricas no miméticas, en las que el autor se expresaba a sí mismo. Composiciones en verso, claramente diferenciadas por su forma de otros usos de la lengua, como el habla común.[11]

Edad Media

San Jerónimo caracterizó al autor como un cierto nivel constante de valor, como un cierto campo de coherencia conceptual o teórica, como unidad estilística, y como un momento histórico definido y punto de confluencia de un cierto número de acontecimientos.[12]

El monje franciscano Buenaventura de Fidanza enlistó cuatro papeles que el sujeto podía adoptar al escribir un libro. El scriptor era el copista que no agregaba ni cambiaba nada; el compilator recopilaba pasajes cuya autoría no le pertenecía; después, el commentator podía agregar comentarios a textos que no eran propios; y, finalmente, estaba el auctor el cual escribía, en primer lugar, sus palabras y, en segundo lugar, las de otros, las cuales eran útiles para confirmar las suyas. Buenaventura grada el hecho de copiar, por un lado, y escribir (inventando), por el otro, sin establecer oposición en las acciones, como las concebiríamos actualmente.[13]

A.J. Minnis considera otra acepción para el auctor medieval: el autor, por haberse especializado profundamente, tenía una identidad privilegiada: tenía autoridad (auctoritas) y honor, su autoridad podría llegar a considerarse divina. No obstante, estas dignidades no se les atribuían a los contemporáneos, sino a los autores de la Antigüedad clásica, por ser los fundadores de disciplinas de conocimiento. En esta acepción, autor no era para quien escribía, sino para quien se debía leer.[14]

Los escritores vernáculos comenzaron a desear ser reconocidos como autores. Para serlo debieron demostrar gran elocuencia, y, por lo tanto, fueron leídos como herederos de una tradición. Para el siglo XIV, con el propósito de que su individualidad fuera reconocida, los escritores comenzaron a nombrar sus obras, a llamarse a sí mismos poetas y a asumir responsabilidades por las historias que contaban. Andrew Bennett ve los primeros vestigios de la concepción de autoría en Geoffrey Chaucer.[15]

Other Languages
Afrikaans: Outeur (skrywer)
Alemannisch: Autor
አማርኛ: ደራሲ
العربية: مؤلف
azərbaycanca: Müəllif
Boarisch: Autor
беларуская: Аўтар
беларуская (тарашкевіца)‎: Аўтар
български: Автор
Bahasa Banjar: Panulis
català: Autor
čeština: Autor
Чӑвашла: Автор
Cymraeg: Awdur
dansk: Forfatter
Deutsch: Autor
English: Author
Esperanto: Aŭtoro
eesti: Autor
فارسی: پدیدآور
føroyskt: Rithøvundur
galego: Autor
ગુજરાતી: સર્જક
עברית: מחבר
Հայերեն: Հեղինակ
Bahasa Indonesia: Penulis
Ido: Autoro
italiano: Autore
日本語: 作家
ქართული: ავტორი
қазақша: Автор
ಕನ್ನಡ: ಲೇಖಕ
한국어: 작가
Кыргызча: Автор
Limburgs: Autäör
latviešu: Autors
монгол: Зохиолч
Nederlands: Auteur
norsk nynorsk: Forfattar
norsk: Forfatter
ਪੰਜਾਬੀ: ਲੇਖਕ
polski: Autor
português: Autor
română: Autor
русский: Автор
русиньскый: Автор
Scots: Author
srpskohrvatski / српскохрватски: Autor
Simple English: Author
slovenčina: Autor
slovenščina: Avtor
shqip: Autori
српски / srpski: Аутор
svenska: Författare
тоҷикӣ: Муаллиф
українська: Автор
oʻzbekcha/ўзбекча: Muallif
West-Vlams: Schryver
walon: Scrijheu
Yorùbá: Olùkọ̀wé
中文: 作者
粵語: 作者