Autopistas del mar

Las autopistas del mar son un concepto en la política de transportes de la Unión Europea, destacando la importancia del transporte marítimo. El término designa la unión marítima de varios puertos para disminuir el impacto ambiental del tráfico rodado, evitar el colapso de las carreteras y ofrecer un modo de transporte eficiente. En este contexto, el transporte marítimo y el transporte por vía navegable se presentan como alternativas competitivas al transporte por carretera.

En inglés se conocen como Short sea shipping y, con frecuencia, por sus inicales, SSS; refleja el hecho de que el tramo de transporte que se realiza en barco (mar o río) no es transoceánico, sino de corta distancia.

Otra alternativa para reducir el transporte por carretera es el ferroutage, también llamado «autopistas ferroviarias».

Terminal de una autopista del mar en Civitavecchia, cerca de Roma ( Italia).
El buque Ro-Ro La Surprise es uno de los que realizan la ruta de la Autopista del mar entre las ciudades de Vigo y Nantes- Saint Nazaire.

Historia

El concepto de autopistas del mar apareció por primera vez en el Libro Blanco de Transporte presentado por la Comisión Europea el 12 de septiembre de 2001.[2]

En el año 2004 se establece un marco legal de ayudas para fomentar el concepto de autopistas del mar, que se constituyen como un eje prioritario de desarrollo y que deben estar puestas en marcha para el año 2010. (Ver “TEN-T” – Diario Oficial L 167, 30/04/2004 P.0001 - 0038, COM(2004)0884)

Other Languages