Autogolpe en Perú de 1992

Autogolpe del 5 de abril de 1992
Contexto del acontecimiento
Fecha 5 de abril de 1992
Sitio Flag of Peru.svg Perú
Impulsores Alberto Fujimori y las Fuerzas Armadas
Motivos Crisis política, social y económica. Cierre del Congreso, desgobierno por conflicto Interno.
Influencias ideológicas de los impulsores Autarquía
Gobierno previo
Gobernante Alberto Fujimori (Presidente)
Forma de gobierno Democracia, elegido en 1990
Gobierno resultante
Gobernante Alberto Fujimori
Forma de gobierno Gobierno de Emergencia y Reconstrucción Nacional
[ editar datos en Wikidata]

El autogolpe en Perú de 1992 fue un golpe de Estado propiciado el domingo 5 de abril por el entonces presidente de la República, Alberto Fujimori, con el respaldo de las Fuerzas Armadas. En este se disolvió el Congreso de la República, se intervino el Poder Judicial y además hubo persecución de algunos miembros de la oposición. Sin embargo el 82% de la población, según encuestas de la época, apoyó esta medida por el desprestigio del parlamento.[1]

Antecedentes

Tras ganar las elecciones de 1990, Cambio 90 el partido oficialista, no obtuvo mayoría en el Congreso de la RepúblicaCámara de Diputados y Senado— frente a las mayorías relativas del Partido Aprista Peruano y el Fredemo; sin embargo, ambas cámaras le habían delegado tres períodos sucesivos (180 días cada uno) de facultades legislativas con la finalidad de permitir las reformas económicas propuestas. Mientras tanto, el congreso de la República se centró en aumentar su presupuesto y extender las cédulas vivas a los ex congresistas; sin embargo, para temas frontales de la lucha antiterrorista no llegaban a mayoría y muchas de las sesiones claves no contaban con el quorúm suficiente para las aprobaciones respectivas. Al mismo tiempo, la oposición que revisaba exhaustivamente el paquete de decretos legislativos expedidos por el Ejecutivo, se sintió ofendida porque el presidente había observado más de diez autógrafas de ley dados por el Legislativo.[3]

Ante la negativa del Congreso para concederle amplios poderes para legislar sin fiscalización, Fujimori decidió el domingo 5 de abril de 1992 disolver el Congreso de la República. El martes 7 de abril se publicó la Ley de Bases del Gobierno de Emergencia y Reconstrucción Nacional.

Cabe resaltar que la Organización de Estados Americanos participó durante este cierre arbitrario, como consta en los documentos publicados en el diario El Peruano de aquella época. Además, se identificó que una de las capturadas cabecillas principales con Abimael Guzmán, era Meche Sambrano Padilla, que fue liberada por el Poder Judicial que funcionaba antes del 5 de abril. Uno de los motivos para reestructurarlo (Mensaje a la Nación posterior al 05 de abril)

Así pues, el propio Fujimori en su discurso el día domingo 5 de abril de 1992, da algunos ejemplos de por qué se llega a esta decisión:

La actitud irresponsable y negativa de los parlamentarios no respeta, tampoco, los mandatos constitucionales, los cuales son violados conscientemente. Tal es el caso de la promulgación de la Ley N° 25397, denominada Ley de Control Parlamentario sobre los actos normativos del Presidente de la República que pretende maniatar a éste, recortándole atribuciones elementales para gobernar.
Esto en aspectos tan importantes como la política económica o la lucha antiterrorista, cuando se niega al Presidente la facultad de señalar cuáles son las zonas de emergencia.
Incurriendo en un acto que arremete y ofende a un país que vive grandes dificultades económicas, el Congreso ha elevado, groseramente, su presupuesto y extendido, indebidamente, las cédulas vivas a ex parlamentarios. Esta actitud demuestra la total indiferencia del Parlamento ante el reclamo de austeridad, eficacia y seriedad en el trabajo legislativo, que ha hecho innumerables veces el ciudadano común y corriente.
Son muchas las sesiones parlamentarias que se han frustrado porque el Hemiciclo no contaba con quórum. Así, muchos proyectos de ley, importantes para la marcha del país, quedan encarpetados por irresponsabilidad, desidia, holgazanería de los mal llamados “Padres de la Patria”.[4]

Alberto Fujimori Fujimori,
5 de abril de 1992.
Other Languages