Autogestión obrera

La autogestión obrera es una forma de socialización de los medios de producción o colectivización a través del control obrero, mediante la cual clase obrera organizada en una corporación (un sindicato, gremio, consejo obrero, etc) que los aglutina y representa, toma el control de la administración política (el golpe de estado en el curso de la revolución proletaria) y de los medios de producción (la expropiación de capitales productivos) de una sociedad determinada. Formalmente, fue el modelo económico oficial de la República Federal Socialista de Yugoslavia, conocido como socialismo de autogestión, desde donde se difundió el término y la idea en la década de 1960 hasta finalmente perder su influencia al dar inicio las Guerras Yugoslavas.[1]

La autogestión o colectivización obrera fue una propuesta presentada con anterioridad por algunas corrientes de izquierda radical que nacen principalmente de la tradición del sindicalismo revolucionario originado a finales del siglo XIX en Francia inspirado en la obra de los marxistas antimaterialistas Antonio Labriola y Georges Sorel[6]

Otras tendencias y organizaciones que abrazaron ideas similares fueron el socialismo corporativo británico de principios del siglo XX. Industrial Workers of the World desde su fundación en los Estados Unidos en 1905, por la Confederación Nacional del Trabajo creada en 1910 y la AIT/IWA ( Asociación Internacional de Trabajadores) fundada en 1922.

La palabra “autogestión” para referirse a la colectivización obrera de los medios de producción sólo aparece en el vocabulario político occidental en Francia los años 1960 primero para referirse al sistema de socialismo autogestionario de Yugoslavia y tras el 1968,[9]

Algunos experimentos de autogestión obrera

Other Languages
italiano: Autogestione
polski: Samorząd
українська: Самоврядування